Inicio » Noticias » Mundo judío y Diáspora » La mayor parte de los sefardíes que adquieran la nacionalidad no retornarán a España, según experto

La mayor parte de los sefardíes que adquieran la nacionalidad no retornarán a España, según experto

Enlace-Judio_topTEMP3

AGENCIA DE NOTICIAS ENLACE JUDÍO

Cientos de miles de judíos podrían estar interesados en adquirir la nacionalidad española cuando entre en vigor la Ley en materia de concesión de la nacionalidad a judíos sefardíes –que todavía debe superar la tramitación parlamentaria–, pero “la mayor parte” de ellos no retornará a España.

Cientos de miles de judíos podrían estar interesados en adquirir la nacionalidad española cuando entre en vigor la Ley en materia de concesión de la nacionalidad a judíos sefardíes –que todavía debe superar la tramitación parlamentaria–, pero “la mayor parte” de ellos no retornará a España.

Así lo afirma en declaraciones a Europa Press el director del Instituto de Estudios Sefardíes en la Universidad de Ben Gurion, Eliezer Papo, que ha indicado que los judíos sefardíes pueden estar interesados en la ciudadanía española por tres razones: porque lo consideran la rectificación de una injusticia, porque saben que es bueno tener un pasaporte adicional, o por vivir una experiencia más.

No obstante, ha indicado que cuando se pregunta a los interesados qué van a hacer cuando adquieran la doble nacionalidad, “te miran extrañados porque no van a hacer nada” pues “la mayor parte no buscan moverse” de Israel. “Los sefardíes hispanohablantes están integradísimos”, asegura.

Además, señala que trasladarse a España supondría “vivir en un país sin la infraestructura”. Así, pone el ejemplo de una pareja que obtuviera un pasaporte español y que al llegar a España tuviera que renunciar a vivir una vida familiar como la viven los israelíes, donde lo normal es casarse muy joven y a los 30 años tener ya cuatro o cinco hijos, según apunta el experto. “Entonces retornarían”, asegura.

Entre los judíos que ni siquiera están interesados en adquirir la nacionalidad española, se encuentra el israelí Amir Humberto De León, de 36 años y estudiante de Ciencias Políticas en la Universidad Hebrea de Jerusalén.

Este joven padre de familia nació en Puerto Rico con la ciudadanía americana con unos orígenes judíos “muy arraigados”. De hecho, cuenta que sus bisabuelos estuvieron en España, Marruecos, después en Cuba y posteriormente, en Puerto Rico. Amir es la primera generación de su familia que ha podido convertirse en ciudadano israelí.

“EL ANTISEMITISMO ES MUY PALPABLE”

Aunque dice que quizá podría demostrar sus orígenes, asegura que en su familia no están interesados en la ciudadanía española porque, a su juicio, el país no cuenta con la “infraestructura” necesaria y tampoco hay “tolerancia”. “En España el antisemitismo es muy palpable aunque callado”, precisa.

La última muestra de antisemitismo fue, según recuerda, la publicación de cientos de mensajes antisemitas en Twitter tras la victoria del equipo de baloncesto de Tel Aviv frente al Real Madrid, algo que, por otro lado, tampoco le sorprende pues está “acostumbrado”.

A su juicio, el Estado español, antes de facilitar a los judíos la concesión de la nacionalidad, debería “trabajar el tema del antisemitismo y educar al pueblo”. “Yo amo mucho mi cultura sefardita española, pero nada se compara a vivir en Israel”, afirma.

Allí, según precisa, puede salir a la calle con la kippa, leer la Torah todo el día, comer comida kosher y sentirse protegido. Sin embargo, afirma que en España “es muy difícil” ser judío porque aunque hay comunidades y aunque el gobierno les proteja, la infraestructura “no está desarrollada” y, sobre todo, “no hay tolerancia”.

Además, Amir considera que es “irreal” tratar de determinar que una persona tiene algún antepasado que salió de España en 1492. Concretamente, explica que en Latinoamérica ha sido “muy difícil” rastrear los orígenes genealógicos por las quemas de documentos o saqueos durante las guerras.

Fuente:lainformacion.com

1 Comment

  1. samuel dice:

    Creo que deberias analizar los grados de intolerancia que demuestras. Trabajar para al inclusion social es algo que se desarrolla con la practica cotidiana, justamente descubrimos al Otro como dice Buber justamente por su diversidad y porque se nos presenta como distinto con quien entramos en dialogo permanente desde que nacemos. Todos estamos predestinados a vivir bajo el mismo cielo. El proyecto tiene el sentido de Reparacion historica, no para despertar xenofobias – neoxenofobias o autoxenofobias. Es de caracter voluntario, no se obliga a nadie a iniciar tramitaciones si asi no lo hace, tampoco se pide certificados de ascendencia sanguinea justamente porque intenta reparar un daño luego de 522 años, ademas tampoco pide que se pertenezca a la religion simplemente que el que solicita nacionalidad o doblenacionaldad de acuerdo a cada caso tenga indicios de pertenecer al colectivo sefardi. Trata de derribar barreras de discriminacion religiosa y no de fortalecerlas. Queda a la discresionalidad no de la autoridad rabinica o de autoridad local dar aceptacion o rechazo sino mas bien a autoridad notarial Española. Cuestiones de epoca basadas en tratados internacionales de ddhh para posibilitar o intentar reparacion historica a quienes a causa de una medida erronea acarrea efectos no deseados hasta la fecha

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *