avatar_default

“Mi relación con el pueblo judío se ha convertido en mi vínculo humano más fuerte”, escribió a David Ben-Gurion en 1952

Einstein en una conferencia en Viena en 1921. (Wikimedia)
Einstein en una conferencia en Viena en 1921. (Wikimedia)

AGENCIA DE NOTICIAS ENLACE JUDÍO MÉXICO – El miércoles 25 marcó el centenario de la teoría de la relatividad de Albert Einstein, un descubrimiento que revolucionó para siempre el estudio de la gravedad, el espacio y el tiempo. Mientras que el genio de Einstein estaba bien asentado en 1915, año en que se publicó la teoría (ideó la famosa ecuación E = mc 2 diez años antes), la relación del físico con el judaísmo y el sionismo seguía evolucionando.

He aquí ocho hechos sobre Einstein respecto a la religión, la Segunda Guerra Mundial e Israel.

1. Respetó la kashrut a los 12 años

El joven Einstein pasó por una fase de observador a los 12 años, a pesar de que sus padres eran judíos alemanes ashkenazíes seculares. Sin embargo, no permaneció interesado en el judaísmo el tiempo suficiente para hacer bar mitzvá. Un amigo de la familia judío y estudiante de medicina – llamado, irónicamente, Max Talmud – introdujo al creativo niño  en libros de divulgación científica, que Einstein vio como contradictorios con las enseñanzas religiosas.

2. Recaudó dinero para la Organización Sionista Mundial

En 1921, el presidente de OSM y colega científico Jaim Weizmann le pidió que recaudara fondos para la organización y para la Universidad Hebrea de Israel. Einstein estaba preocupado por que el proyecto sionista pudiera avivar el conflicto judeo-árabe, pero el antisemitismo que enfrentó en Europa, aun cuando publicó algunos de los trabajos científicos más importantes del mundo, lo convencieron de la necesidad de un estado judío. Aceptó hacer una gira para recaudar fondos en Estados Unidos en 1921, donde fue recibido como una celebridad. Más tarde dio una conferencia científica por primera vez en la Universidad Hebrea, una escuela que ayudó a conceptualizar en 1923.

3. Visitó judíos en Palestina, pero nunca Israel

En 1922, al regresar de un viaje a Asia, Einstein paró durante 12 días en lo que entonces era el Mandato Británico de Palestina. Aunque fue recibido como un dignatario visitante y le dijo a una multitud que estaba orgulloso de cómo los judíos se estaban convirtiendo en “una fuerza en el mundo”, nunca regresó.

La fotografía de Albert Einstein y los líderes de la Organización Sionista Mundial publicados en los EE.UU. en 1921. Albert Einstein con su esposa Elsa Einstein, y los líderes sionistas Menachem Ussishkin, Chaim Weizmann, Vera Weizmann y Ben-Zion Mossinson a su llegada a Nueva York de 1921. (Wikipedia / dominio público)
Fotografía de Albert Einstein y los líderes de la Organización Sionista Mundial publicada en EE.UU. en 1921. Albert Einstein con su esposa Elsa Einstein, y los líderes sionistas Menachem Ussishkin, Chaim Weizmann, Vera Weizmann y Ben-Zion Mossinson a su llegada a Nueva York de 1921. (Wikipedia / dominio público)

4. Estaba en el extranjero cuando Hitler llegó al poder y nunca regresó a Alemania

Einstein se alojaba en el Instituto de Tecnología de California en Pasadena, California, en febrero de 1933, cuando Adolf Hitler fue nombrado nuevo canciller de Alemania. Cuando Einstein y su esposa Elsa Einstein llegaron a Bélgica en su camino de regreso a Europa en marzo, su casa de campo alemán había sido allanada por los nazis. El físico renunció a su ciudadanía alemana en el consulado alemán de Bélgica y regresó a EE.UU.. Nunca más puso un pie en Alemania.

5. Le ofrecieron ser el segundo presidente de Israel

Cuando Chaim Weizmann, el primer presidente de Israel, murió en 1952, el primer ministro David Ben-Gurion ofreció el cargo a Einstein, que no había estado en Medio Oriente en 30 años. Einstein se negó con un peso en el corazón, diciendo:

“Estoy profundamente conmovido por la oferta de nuestro Estado de Israel, y a la vez triste y avergonzado de no poder aceptarlo. Toda mi vida he tratado con elementos objetivos, de ahí que me falte tanto la aptitud natural como la experiencia para lidiar adecuadamente con las personas y el ejercicio de funciones oficiales … estoy más angustiado por estas circunstancias, porque mi relación con el pueblo judío se ha convertido en mi vínculo humano más fuerte, desde que tomé plena conciencia de nuestra precaria situación entre las naciones del mundo”.

6. Creía en un dios “panteísta” según lo descrito por el filósofo judío Baruch Spinoza

Einstein comentó abiertamente sobre la relación entre ciencia y religión durante toda su vida, pero sus creencias personales no satisfarían ni a ateos, ni a religiosos devotos. Alineaba sus creencias religiosas con las de Spinoza, un pensador holandés excomulgado por la comunidad judía de Amsterdam en el siglo 17 por sus filosofías “racionalistas”. Einstein no creía en la concepción antropomórfica comúnmente aceptada de Dios. “Creo en el Dios de Spinoza que se revela en la armonía de todo ser, no en un Dios que se preocupa por el destino y las acciones de los hombres”, le escribió a un rabino en 1929.

7. Escribió un discurso para el séptimo Día de la Independencia de Israel en su lecho de muerte

En 1955, Einstein tenía previsto pronunciar un discurso que marcara el séptimo día de la independencia de Israel en las redes estadounidenses ABC, NBC y CBS. El 17 de abril, nueve días antes del discurso, experimentó una hemorragia interna que lo llevó al hospital. Según los informes, se llevó un borrador del discurso al hospital, pero murió al día siguiente, después de rechazar una cirugía de emergencia. El Archivo del Estado de Israel publicó los borradores del discurso en 2013.

“[E]l establecimiento de Israel es un evento que involucra activamente la conciencia de esta generación”, escribió Einstein en el brrador. “Es, por lo tanto, una amarga paradoja encontrar que un Estado que estaba destinado a ser refugio para un pueblo martirizado esté amenazado por graves peligros para su propia seguridad. La conciencia universal no puede ser indiferente a tal peligro”.

8. Visitó las imprentas JTA

Einstein era un conocido partidario del telegráfico de la Agencia Judía, para la que ayudó a recaudar fondos en los años 1930 y 1940. Al apelar a la ayuda pública, dijo que la “Agencia Telegráfica Judía realiza funciones vitales para toda [la] comunidad judía”, y en un momento fue fotografiado en la imprenta de JTA. En 2012, una serie de cartas entre Einstein y el fundador de JTA Jacob Landau (Einstein fue padrino de su hijo) se hicieron públicas y se vendieron en una subasta de Sotheby.

Fuente: The Times of Israel / Gabe Friedman

Traduce y edita: Silvia Schnessel para Enlace Judío México

https://www.enlacejudio.com/2015/11/26/8-datos-judios-de-einstein-en-el-100o-aniversario-de-la-relatividad/

Reproducción autorizada con la mención: © EnlaceJudíoMéxico

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí