avatar_default

JONATHAN SCHANZER

Turquía está a una o dos reuniones de normalizar las relaciones con Israel, dijo el ministro de Asuntos Exteriores turco Mevlut Cavusoglu a los medios de comunicación el martes.

SILVIA SCHNESSEL PARA AGENCIA DE NOTICIAS ENLACE JUDÍO MÉXICO – Los lazos entre los dos países han sido fríos desde 2010, cuando Ankara patrocinó una flotilla a la Franja de Gaza, un territorio controlado por la organización terrorista Hamas, en un intento de romper el bloqueo internacional liderado por Israel. Comandos israelíes abordaron uno de los barcos, lo que llevó a una confrontación que dio lugar a diez muertes.

Hasta hoy Turquía insiste en que Israel debe levantar el bloqueo. El problema no es fácil de resolver, pero igual de espinoso es el tema del continuo apoyo de Turquía al grupo terrorista palestino. Durante años han circulado informes de que Turquía ofrece dinero en efectivo a Hamás. Pero dado que esta asistencia se proporciona en forma de dinero en efectivo, no es fácil para los israelíes documentarlo. Es por eso que Israel se centra en otra demanda: desmantelar la sede de Hamas en Estambul.

La sede central de Hamas en Turquía fue gran noticia en agosto de 2014, cuando el líder militar exiliado del grupo Saleh Arouri anunció que su grupo estaba detrás del secuestro y asesinato de tres adolescentes israelíes en Judea y Samaria. Esa operación condujo a la agotadora guerra de 51 días entre Israel y Hamas. Arouri hizo el anuncio en Estambul, frente a una gran multitud que incluía a altos funcionarios turcos.

Acentuando la atención en Arouri, incluida la preocupación por el hecho de que tuviera su sede en el corazón de un país de la OTAN, el Tesoro de Estados Unidos designó a Arouri como terrorista en septiembre de 2015. De acuerdo con informes de los medios, el líder de Hamas fue luego deportado en diciembre de 2015, aunque su salida de Turquía puede haber ocurrido mucho antes.

Si bien Arouri era el miembro más prominente de Hamas que encontró refugio en Estambul, muchos otros altos funcionarios de Hamas permanecen allí. Y su expulsión de Turquía parece estar en el centro de las demandas de Israel cuando las conversaciones de acercamiento rozan su fin.

Desfile de terroristas de Hamas
Desfile de terroristas de Hamas

Una de esas figuras en Bakri Hanifa, que es un agente financiero importante para Hamas, según el diario kuwaití Al-Seyassah. El documento en 2014 observó que Hanifa trasladó “decenas de millones de dólares” a Turquía desde Qatar antes de ser impulsado a las alas política y militar de Hamas. Según los informes, Hanifa gestionaba un negocio de cambio de dinero en Siria, donde Hamas tuvo su sede antes que la guerra civil en ese país llevara a Hamas a encontrar otras bases de operación. Hoy posee al menos una empresa en Estambul dedicada a metales preciosos, diamantes y gemas.

Otra importante figura de Hamas que todavía se encuentra en Estambul es Maher Ubeid. Ha sido miembro del politburó de Hamas desde 2010, según los informes, ahora a cargo del manejo de las relaciones internacionales de Hamas. Los informes sugieren que también es un importante agente financiero para el grupo. Según el sitio web de Hamas, Ubeid era uno de los 415 miembros de Hamas en el exilio en 1992. Ese grupo pasó a formar el núcleo de liderazgo de Hamas a su regreso. En los últimos años, Ubeid ha participado en delegaciones de alto nivel de Hamas a Irán y Malasia.

Y no se trata sólo de políticos y financieros de Hamas que han hecho su hogar en Estambul. Muchos tienen sangre en sus manos.

Mahmoud Attoun por ejemplo, fue encontrado culpable del secuestro y asesinato de Hamas de Nissim Toledano, de 29 años de edad, de Israel. Después de su detención, Attoun admitió su participación en otras operaciones terroristas. Fue puesto en libertad y enviado a Turquía como parte de un intercambio de prisioneros (por el capturado soldado israelí Gilad Shalit) en 2011. Desde su posición en Estambul, Attoun ya se ha convertido en una figura pública, dando discursos y haciendo apariciones en televisión que exaltan las virtudes de Hamas.

Guilad Shalit el día de su liberación
Guilad Shalit el día de su liberación

Majed Hassan Abu Ragheb Qteish es otro operativo de Hamas residente en Turquía que participó en el asesinato de Toledano. Fue exiliado a Turquía en 2011, con los otros y también se ha convertido en una personalidad pública.

Qteish y Attoun están unidos por Musa Muhammad Daud Akari, que también participó en el asesinato de Toledano. Se puede ver a Akari presumiendo de su papel en ese asesinato en un vídeo de YouTube.

También está Taysir Suleiman, que fue condenado a cadena perpetua por el asesinato en 1993 de un soldado israelí antes de conseguir su boleto de ida a Estambul en 2011.

Fahed al-Sabri Barhan Shaludi está acusado de pertenecer a la misma célula de Hamas que Taysir Suleiman. Ha aparecido en la televisión turca.

Turquía alberga también a un miembro fundador de las brigadas Qassam, Walid Zakariya Abd al-Hadi Aqel. Recibió 21 cadenas perpetuas en Israel por una amplia gama de actividades terroristas antes de ser exiliado a Turquía.

Harun Mansur Ya’aqub Nasser al-Din es otro miembro de las brigadas al-Qassam Izzeldine. Él admite abiertamente haber matado a soldados israelíes. En una entrevista después de su liberación, Nasser al-Din se jactó de que Turquía otorga a los prisioneros liberados plena libertad de ir y venir a su antojo.

Por último, está Ayman Muhammad Abd al-Rahim Abu Khalil, que fue condenado a tres cadenas perpetuas por varias actividades relacionadas con el terrorismo. Abu Khalil ahora parece ser un ciudadano turco naturalizado con pasaporte turco.

Estas son sólo diez figuras de Hamas que se cree que actualmente están en Turquía. Hay un puñado más que se puede identificar fácilmente en la prensa árabe y turca, casi todos mantienen perfiles en Facebook y Twitter, donde publican regularmente información actualizada sobre sus vidas en Turquía.

Miembros de Hamas en Turquía
Miembros de Hamas en Turquía

Es cierto que Hamas no ha sido proscrito como grupo terrorista en Turquía. Por otra parte, muchos de estos personajes fueron enviados a Turquía como parte de un intercambio de prisioneros. Pero eso no es justificación para que Turquía mirar hacia otro lado, mientras siguen participando en actividades de Hamas. De hecho, no es difícil ver por qué Israel ha hecho de su expulsión una de sus principales demandas. En tanto que esta célula de agentes de Hamas continúe operando allí a la luz del día, Israel ve a Turquía como estado patrocinador del terrorismo. Los países occidentales que mantienen la prohibición de Hamas también ven a Turquía en esta luz desfavorable.

En caso de que las dos partes resuelvan este problema, Ankara tiene una oportunidad para restaurar sus lazos con un actor poderoso regional. Más importante aún, Ankara puede restaurar su imagen internacional adoptando un paso que en gran medida es en su propio interés.

Jonathan Schanzer, ex analista de la financiación del terrorismo en el Departamento del Tesoro de los EE.UU., es vicepresidente de investigación en la Fundación para la Defensa de las Democracias. Él tuitea en @Jschanzer.

Fuente: Weekely Standard – Traducción: Silvia Schnessel – Reproducción autorizada con la mención: ©EnlaceJudíoMéxico

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí