Inicio » Opinión » Nuestros Columnistas » Tipos de paisanos que van al Shul, Templo o Knis

Tipos de paisanos que van al Shul, Templo o Knis

LA MEIDELE

Las chismosas: Las fiestas son su época favorita, pues aprovechan para enterarse de todo lo que pasó el año pasado con los miembros de la comunidad. Les gusta sentarse hasta atrás para poderlo observar todo, hasta van fila por fila del templo viendo quién se les fue de las manos de sus chismes. ¿Les suena?

Los ligadores: Van a “rezar” pero en realidad están más atentos a las posibles candidatas para novia. Qué mejor lugar para ligar que cuando te ves arreglado en el shul, aparte, seguro les vas a caer bien a los papás de la novia. Pues a los paisanos casi no nos gusta que nuestros hijos salgan con gente de la mismita comunidad que nosotros. LShana Haba llegan con novia seguro.

Las fashionistas: ¿Fashionably late? Más bien late pero muy fashion. Estas chavas paisanas suelen llegar 15 minutos antes de que termine el rezo, así el 100% de la gente del shul las verá llegar. Se nota cómo año con año calculan cada centímetro de su outfit. ¿Pero a poco no se ven bien guapas?

El regañón: ¿Cuántas veces no escuchan “Shhhhhhhh” durante el rezo? ¿Será culpa de las chismosas? En todos y cada uno de los templos paisanos podemos encontrar a un señor que el papel del regañón del shul le queda como anillo al dedo.

Las Yentales: Como en absolutamente todos los lugares que hay paisanos, las fiestas se encuentran llenas de casamenteras. ¡Novia que te vean! Estas señoras se la pasan buscando posibles matrimonios en el shul, no se cansan de preguntar si fulanita tiene novio, si menganito ya se divorció, si ya viste al primo de perenganito que llegó a vivir de Monterrey, etc. Ya se la saben.

Los religiosos por un día del año: Estas personas son muy poco observadoras de la religión durante el resto del año pero en Rosh Hashana y Yom Kipur a-ga-rren-se que ya llegaron los más religiosos de todos. Llegan caminando, no usan piel en Kipur, las mujeres hasta se tapan el pelo y todo el show. Pero para noviembre, que acaban las fiestas, regresan a la vida normal.

Los golpeadores de pecho: Gente súper, pero súper, metida en el rezo que parecen estar en otra dimensión. Hasta coreografía parece que traen para cada rezo del Majzor, golpes de pecho y toda la cosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *