Juntos venceremos
martes 16 de julio de 2024

Diario perdido de “converso” mexicano torturado se exhibe en exposición sobre los primeros judíos estadounidenses

PENNY SCHWARTZ / El manuscrito de Luis de Carvajal estuvo desaparecido durante 75 años hasta que fue descubierto por un coleccionista de ojos agudos. Ahora se une a otros que están en exhibición en la Sociedad Histórica de Nueva York

SILVIA SCHNESSEL PARA AGENCIA DE NOTICIAS ENLACE JUDÍO MÉXICO – En los últimos años del siglo XVI, cuando la Santa Inquisición cruzó el océano hacia territorios españoles y portugueses, Luis de Carvajal el Joven fue juzgado por la Inquisición Mexicana, sospechoso de ser judío. El español de Carvajal (1567-1596) procedía de una familia de judíos conversos que se habían convertido al catolicismo. Vivía en México, donde su tío era gobernador de León.

Bajo tortura, de Carvajal traicionó a más de 120 personas que continuaban practicando su fe en secreto. Él y muchos de su familia fueron quemados en la hoguera.

Durante mucho tiempo un nombre familiar para los eruditos, de Carvajal guardó un diario meticulosamente escrito, oculto bajo del seudónimo Joseph Lumbroso. Aunque hubo algunas transcripciones, el diario original desapareció en 1939 del Archivo Nacional de México.

A principios de este año, sin embargo, un avieso coleccionista vio el diario de Carvajal en una subasta y ayudó a orquestar su regreso.

Ahora, por primera vez en más de 75 años, la memoria recién recuperada – que mide sólo cuatro por tres pulgadas – junto con otros manuscritos religiosos de Carvajal, se exhiben como parte de “Los primeros judíos americanos: libertad y cultura en el Nuevo Mundo”, una impresionante y reveladora exhibición que se extenderá hasta el 26 de febrero de 2017 en la Sociedad Histórica de Nueva York.

La exposición, que cuenta con más de 170 objetos, entre ellos raros retratos tempranos, dibujos, pinturas, mapas, libros, documentos y objetos rituales, traza la llegada de los judíos al Nuevo Mundo y arroja luz sobre las formas en que los judíos fueron influenciados por, y a su vez dejaron, una marca duradera en la nación emergente. Se cree que un trío de libros escritos a mano de Carvajal son los primeros manuscritos judíos existentes de las Américas.

Hay una idea errónea de que la historia de los judíos estadounidenses es una historia de mediados del siglo XIX y comienzos del siglo XX, dice Debra Schmidt Bach, la curadora de las artes decorativas de la sociedad histórica.

“Pero hay una historia muy rica de asentamiento americano y comunidad judía en el período colonial. Hicieron incursiones muy importantes que allanaron el camino, “para las generaciones posteriores, Bach dijo a The Times de Israel.

Gran parte del material de la exposición proviene de la colección de Leonard L. Milberg, alumno de la Universidad de Princeton en 1953. Actualmente, el alma mater de Milberg alberga una gran parte de su colección. La primavera pasada, el Museo de Arte de la Universidad de Princeton montó una exposición similar y publicó “By Dawn’s Early Light”, el rico catálogo de ensayos con 75 ilustraciones a todo color que acompaña al programa actual.

Basándose en su extensa colección junto con otras fuentes, la Sociedad Histórica de Nueva York presenta una fascinante narrativa histórica visual sobre este período poco conocido pero influyente en el surgimiento de la vida judía en América.

El asombroso hallazgo de Milberg

Apenas unos meses antes de que se abriera la exposición a finales de octubre, Milberg, un erudito y experto coleccionista de la ciudad de Nueva York, observó los elementos de Carvajal enumerados en un catálogo de Swann Auction Galleries.

“Era demasiado bueno para ser cierto. Deben ser copias o falsificaciones”, recordó haber pensado en ese momento. Se dirigió a la galería para ver los manuscritos de cerca. “Pensé que eran extraordinarios”, recordó en una conversación telefónica con The Times of Israel.

La galería eliminó los artículos de su subasta y durante los próximos días y semanas los estudiosos examinaron los manuscritos y los autenticaron como los originales que habían desaparecido. A través de canales diplomáticos, Milberg arregló la repatriación del diario de Carvajal a los Archivos Nacionales Mexicanos, los cuales acordaron prestar los manuscritos a la NYHS para la exhibición.

La recuperación del diario de Milberg fue notable, señaló Bach. “Fue un hallazgo increíble”, dijo.

El departamento de conservación del museo digitalizó los frágiles documentos y donó copias del folio al gobierno mexicano, la Universidad de Princeton y la Universidad de Brown.

Vida judía del Caribe a Nueva Amsterdam

La primera sección de la exposición se abre con el mundo de la vida judía en las colonias del Caribe. Incluso a finales del siglo XVIII, había más judíos en Curazao, Suriname y Jamaica que en toda América del Norte, de acuerdo con los textos en la pared que acompañan a los documentos. Un mapa de 1718 muestra el asentamiento judío de Suriname, fundado en 1667. Una carta rabínica de 1767 certifica como kosher un cargamento de comida de Filadelfia a Barbados.

Varios documentos revelan las formas en que los judíos se encontraron a ambos lados en la cuestión de la esclavitud, desde Barbados hasta Nueva York.

En la sección sobre América del Norte, la exposición se centra en la vida colonial judía en Nueva York, Filadelfia y Charleston, hogar de la mayor comunidad judía en América del Norte hasta la década de 1830.

Varios artículos se refieren a la Congregación Shearith Israel de Nueva York, la primera congregación judía en la América colonial del Norte, incluyendo un rollo grande de Torá, uno de los dos quemados por soldados británicos durante la Guerra Revolucionaria y una ketubá bellamente ilustrado. Myer Myers, uno de los plateros más importantes de la América colonial, hizo un conjunto delicadamente elaborado de Torá con remates de plata (1775-1776) para la sinagoga, que sirvió como presidente de la congregación.

En la sección sobre Filadelfia, hay un exquisito retrato de Thomas Sully de Rebecca Gratz (1831), que llama la atención sobre esta influyente judía nacida en Filadelfia, pensadora innovadora que inició la creación de escuelas dominicales judías y la sociedad benévola para mujeres judías.

Las mujeres, entre ellas Penina Moise (1797-1880), poeta de Charleston que dejó su huella en los círculos seculares y judíos, desempeñaron un papel importante en la reforma de la práctica religiosa adaptada a los judíos nacidos en Estados Unidos. Su libro de himnos para Beth Elohim de Charleston está en exhibición, al igual que su retrato de Theodore Sidney Moise (1808-1885), su sobrino.

Una pintura al óleo del interior de Kahal Kadosh Beth Elohim por el contemporáneo de Moise, Solomon Nunes Carvalho (1815-1897), fue hecha por el artista basada enteramente en la memoria de su sinagoga de la niñez después de arder en 1838 en el devastador incendio de la ciudad.

Carvalho fue un fotógrafo pionero de daguerreotipos que acompañó al explorador John Fremont en su quinta expedición en 1853 hacia el oeste por los Rockies. Su más vendida crónica sobre la expedición se exhibe junto con otras pinturas relacionadas con el viaje.

Un nuevo documental, “El viaje de Carvalho”, de Steven Rivo, narra la historia poco conocida. Una pintura más última, “Abraham Lincoln y Diógenes” (1865), propiedad del museo de arte de Rose en la universidad de Brandeis, es una presencia rara.

La sección de cierre describe una época de experimentación en la expresión intelectual y artística de los judíos estadounidenses que incluye una gran cantidad de obras de teatro, poesía, textos religiosos y composiciones musicales, gran parte de la colección de Milberg. Hay también un retrato grande de Uriah Phillips Levy, que subió al grado de comodoro en la marina de guerra de los EEUU, junto con su espada y vaina. Se le atribuye a Levy persuadir al Congreso para que ponga fin a la práctica de la flagelación en la Marina.

Hay dos pinturas de la famosa artista del siglo XIX Camille Pissarro. La artista impresionista, cuya madre era judía, nació en St. Thomas. Ambas pinturas representan escenas de su isla caribeña nativa.

Por su parte, Milberg dijo que espera que la exposición traiga a la luz las formas en que los judíos fueron parte de América desde sus inicios.

“Quise demostrar que los judíos fueran una parte importante del tejido de América”, dijo.

Fuente: The Times of Israel – Traducción: Silvia Schnessel – © EnlaceJudíoMéxico

Comunidad Enlace Judío

¿Nuestro periodismo es importante para ti?
¿Confías en Enlace Judío para una cobertura precisa y oportuna en este momento?
En ese caso, únete a la comunidad Enlace.
A partir de $100.00 MXN al mes, podrás:

  • Apoyar a nuestros periodistas independientes que trabajan las veinticuatro horas del día
  • Ser reconocido como parte de nuestra comunidad una bendición semanal
  • Acceso a contenido exclusivo
  • Acceso a eventos exclusivos, en caso de haberlos
  • Servicio de noticias instantáneas sobre Israel y el mundo judío a tu celular, así como a nuestras transmisiones en vivo.

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈