Inicio » Comunidad » Desde Monterrey con cariño / Purim en el Shul

Desde Monterrey con cariño / Purim en el Shul

Este año, como debe de ser, se leyó la Meguilat Esther en el Shul. Los niños, emocionados y disfrazados. Pero tuvimos una variante: el Rabino Roe Shalom colocó una pantalla al frente en la cual se proyectaba lo que iba leyendo. Los niños iban viendo las escenas de la Meguila y los mayores podían ir siguiendo sin problemas la lectura.

Las niñas, disfrazadas de reinas, se sentían las protagonistas de la historia al sentirse identificadas con la reina Esther, y aquellos niños que venían disfrazados de Mordejai fueron los héroes de esa noche.

Una forma muy especial de vivir y leer la Meguilá. Todos estaban muy contentos y realmente fue muy original y creativa la forma de convertirla en parte de todos los que asistimos a escucharla.

El Sábado, como siempre, se ofreció un Kidush después del rezo y, como debe de ser, se leyó la Meguilá. Todas las Mitzvot se cumplieron.

En la carnicería, la Sra. Reyna Podolsky se dio a la labor de preparar Mishloaj Manot cuidando que todos los productos utilizados fueran Kosher para que la comunidad los entregara a sus familiares y amistades haciendo de la fiesta una alegría. Los Homen Tashn, como siempre, deliciosos, fueron preparados por la Sra. Leiche Pipco y todos de una u otra manera tuvimos la manera de disfrutarlos.

Las familias que trataron de complementar la educación que les dieron a sus hijos en el colegio, salieron a dar ayuda o caridad a la gente necesitada. Matanot La Evionim, una de las Mitzvot de la fiesta de Purim.

Y así, este día fue celebrado con la alegría que es parte de la fiesta y que nos recuerda que HaShem está con el pueblo judío a través de muchos canales y que todos debemos estar atentos… ya que jamás sabemos cuál es el camino que tomará para llegar a salvar al pueblo.

Purim, para mí, es un ejemplo muy especial: una bella mujer convence al Rey Asuero, quien reinaba sobre una gran parte del mundo conocido, que le dé la oportunidad a su familia, a su gente, a sus congéneres de luchar por su vida y su continuidad.

Una llamada de atención para todos nosotros que formamos parte de este pueblo que ha sufrido masacres y persecuciones, pero que nunca ha perdido la fe en D-s.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Send this to friend