Inicio » Opinión » Análisis » El secularismo también es una corriente del judaísmo

El secularismo también es una corriente del judaísmo

Enlace Judío México – “Sin judíos seculares no existe el Estado de Israel ni el pueblo judío”.

MERAV MICHAELI

Shalom amigas y amigos,

Es como si quisieras decir – no lo entiendo. ¿No lo entienden? El Estado nación del pueblo judío. El pueblo judío, no la religión judía. Todo el pueblo judío. ¿No lo entienden? Para eso construimos este país; Para eso vinimos aquí. Para que todo el pueblo judío tenga un hogar, un lugar seguro. Es el país de TODOS nosotros; no es sólo para ustedes. ¿Qué es lo que no está claro?

Durante toda una semana, el país entero enfureció por la crisis en torno a las conversiones y el Muro Occidental. ¿Cuándo fue la última vez que hablamos toda una semana sobre judíos ortodoxos, reformistas, conservadores, y seculares, sobre la conversión y el Kotel? Porque esta vez, Netanyahu y los ultra-ortodoxos realmente se pasaron. ¿Cancelar el acuerdo del Kotel, que ya era un mal arreglo que permitió que se convierta en una sinagoga ultra-ortodoxa? ¿Y anular todas las conversiones que no son supervisadas por el Rabinato?¿Decir que no hay entrada a nuestro pueblo si no es a través de los jueces rabínicos ultra-ortodoxos del siglo XV? Realmente se pasaron.

Toda esa semana se habló de los aproximadamente cinco millones de judías y judíos no ortodoxos en Estados Unidos, y cómo el gobierno de Israel les escupió en la cara al tomar decisiones básicamente diciéndoles que vayan a buscar a sus amigos.

Pero no hemos hablado suficiente de nosotros. De nosotros, las judías y los judíos seculares, que también somos una corriente del judaísmo. Y en Israel, de hecho somos la corriente más grande y más importante y la Torá nos pertenece tanto a nosotros como a ellos, al igual que el Kotel; Y cuando digo judías y judíos seculares, no significa que no crean en D-os, o no ayunen en Yom Kipur, o no vayan a la sinagoga o no se pongan tefilín si así lo desean. Me refiero a aquellas y aquellos que deciden por sí mismas y por sí mismos cómo vivir sus vidas, y cómo practicar y experimentar nuestro judaísmo.

Pero el establishment ultra-ortodoxo no piensa de esa manera. Para ellos, que no sólo no permiten a las mujeres rezar en el Kotel y que no están dispuestos a que se postulen para la Knesset a través de sus partidos, nosotros somos un accidente histórico, algo descompuesto.

Recientemente se publicó un informe que examinó más de cien libros de texto del sistema educativo ultraortodoxo israelí. En pocas palabras, la función de las mujeres es servir a los hombres, el movimiento de la Ilustración y los movimientos sionistas son un pecado. Herzl es un malvado, los padres fundadores del Estado de Israel son judíos asimilados cuyo propósito es destruir el judaísmo y el judaísmo secular de hoy es vacío, superficial y traicionero, y pronto pasará de este mundo. Por eso probablemente también intentan imponer contenido religioso en nuestras escuelas primarias y preescolares, como si nosotros no fuésemos judías y judíos. Francamente, lo siento por ellos.

Esto es exactamente lo que llamarían “bebés capturados”. Han sido capturados, y no reconocen a Albert Einstein, Sigmund Freud, Barbara Streisand, Karl Marx, Ben Gurión, Woody Allen, Bob Dylan, Golda Meir, Jabotinsky, Paul Simon, Heinrich Heine, Mark Zuckerberg ni a los fundadores de Google. Puedo seguir nombrando a las grandes judías y los grandes judíos célebres que nos dieron el nombre del “pueblo más ilustre del mundo”. Somos los que revivimos el hebreo, nuestra maravillosa lengua – Eliezer Ben-Yehuda y Lea Goldberg y todos nuestras grandes escritoras y escritores, poetizas y poetas. El mismo hebreo que hoy hablan Litzman, Gafni y sus seguidores.

¿Saben ustedes cuál es la esencia de la Ilustración y el secularismo judío? Que en 150 años, pasamos de ser un pueblo perseguido, débil y exiliado a una nación fuerte, avanzada, democrática y solidaria. Sí, solidaria. Toda judía y todo judío del mundo tiene un hogar con la puerta abierta para ellos. Quiero decir, aún la tienen si no permitimos que Netanyahu se las cierre.

Netanyahu, sí, Netanyahu. Porque el problema definitivamente no es el público ultra-ortodoxo. El problema son los políticos seculares que nos venden a la política ultra-ortodoxa. Nos venden por “Nezid Adashim”, por un asiento.

Lo que podemos aprender de los últimos acontecimientos es que debemos levantar la cabeza en alto. Nosotros cedemos por el bien de todos. Pero es hora de que nuestras escuelas comiencen a enseñar sobre los vínculos entre el movimiento de la Ilustración judía y el movimiento sionista, para que no se pueda enseñar que el sionismo sólo se define por el retorno a la tierra que D-os dio a Abraham y a Naftali Bennett.

Es hora de comprender que el judaísmo secular es la corriente más grande y más exitosa del judaísmo, y no dejaremos que nadie nos quite eso, de la misma manera que no dejaremos que nadie nos quite el judaísmo. Porque el mundo judío no es un Shtetl polaco del siglo 15, el mundo judío incluye a todos los que se definen como judías y judíos, y todas las maneras de ser judía y judío. Sin todo esto, no hay un Estado de Israel y no hay un pueblo judío. Y nosotros no dejaremos que nadie destruya al pueblo judío y al Estado de Israel por política barata.

Merav Michaeli es miembro de la Knesset por el Partido Laborista, ex periodista, presentadora de televisión, locutora de radio y activista.

Fuente: The Times of Israel / Reproducción autorizada con la mención siguiente: © EnlaceJudíoMéxico

2 Comments

  1. Yeg dice:

    Exelente… cuanta discriminación..aun dentro del mismo Israel…

  2. luis rostran dice:

    Un lamento sin un proyecto de acción, ni siquiera es una queja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *