avatar_default

Enlace Judío México – Esta semana es el estreno en EEUU del filme Menashe, totalmente hablada en yidish, con la que seguimos los retos y las dificultades que enfrenta un padre jasídico viudo al interior de su comunidad para poder ser feliz al lado de su hijo.

La película nos adentra en la vida del judío jasídico Menashe, quien ha perdido a su esposa Lea debido a una enfermedad y trabaja como empleado en una pequeña tienda kosher en Brooklyn.

A Menashe solo le queda su único hijo que procreó con Lea, Rieven, quien quedó desolado por la muerte súbita de su madre.

Una crisis surgirá cuando Aizek, el hermano de la difunta Lea, trate de quedarse con la patria potestad de Rieven debido a las tradiciones religiosas de parentesco de la comunidad y por considerar no apto a Menashe para el cuidado del jovencito.

Menashe comenzará una lucha propia para demostrarle a la familia de su esposa y a su comunidad de que él mismo puede encargarse de su querido hijo.

El director de la película, Joshua Weinstein, es un judío no observante que nació y creció en Brooklyn, quien se había dedicado a filmar documentales hasta Menashe.

En 2014 le surgió la idea de conocer más a fondo a la enorme pero desconocida para él comunidad jasídica que vivía a unos pasos de su propio hogar.

“Me encantaba que había una sociedad entera justo a la vuelta de la esquina de la cual yo no sabía nada. Por ansia de conocimiento, me sentía muy curioso por ellos”.

Fue así que se dedicó a seguir de lleno a conocer de cerca la vida cotidiana entre la comunidad jasídica en el barrio de Borough Park. El resultado es su primer obra cinematográfica que se ha exhibido ya en el Festival de Cine de Sundance y en el Festival de Cine Internacional de Berlín, recibiendo aclamaciones del público y de los críticos.

El filme está en su totalidad hablado en yidish (probablemente la primera película norteamericana hablada en la mama loshen desde los filmes “The Dybbuk” y “Tevye” de la década de los 30) y se basa parcialmente en la vida del propio judío que da vida al protagonista del filme: Menashe Lustig, de la comunidad jasídica de Skver.

El también tendero en la vida real, perdió la patria potestad de su hijo en 2008 tras la muerte de su esposa, debido a los obstáculos que le representaba el ser encargado de una tienda y no poder atender bien a su pequeño hijo.

Lustig ha mencionado que durante su actuación trató de no revivir sus propias experiencias y enmarcarlas en el cuadro, pero que cuando vio la película le fue imposible no sentir los sentimientos malos y de ansiedad que sintió hace casi una década.

Para el propio Weinstein, Menashe es “un filme sobre judíos, no sobre judaísmo“, quien buscó más retratar la relación de un padre con su hijo y los retos de su vida diaria, que al jasidismo como tal.

“Quería hacer una película sobre un padre que tiene que hacer una decisión que parece muy complicada y difícil, y que le causaría daño, para ayudar a su hijo” ha dicho Weinstein sobre su obra, quien dice haberse inspirado en el clásico del neorrealismo italiano “Los Ladrones de Bicicletas” del director Vittoria De Sica.

Fuente: The Jewish Media Group, Jewish Journal, Cleveland Jewish News

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí