Inicio » Judaísmo » Festividades Judías » Selijot: a un paso de los Yamim Hanoraim (Las grandes fiestas del calendario judío)

Selijot: a un paso de los Yamim Hanoraim (Las grandes fiestas del calendario judío)

Enlace Judío México – Hay diferencias en la observancia de Selijot, rezos que se llevan a cabo antes de Rosh Hashaná y Yom Kipur, días de gran solemnidad. Antes del Año Nuevo y del Día del Perdón, las comunidades llevan a cabo rezos especiales conocidos como Selijot, literalmente, “disculpas”.

 

En la Comunidad Bet-El Selijot se lleva a cabo, primeramente, con el cambio de los vestidos de los Sifrei Torot, es decir de las fundas que contienen y protegen la Torá. Acto seguido hay un evento musical a cargo del Jazán Ari Litwak y el Coro Shirati.

Dentro del evento se llevan a cabo intervenciones que buscan, en conjunto, contribuir a ese ambiente de recogimiento, de meditación y reflexión, especialmente, sobre lo que ha sido nuestra vida en el año que concluye. Cabe resaltar que en el judaísmo se establece claramente que por las faltas cometidas contra D-os, se debe pedir perdón al Creador. Pero las faltas llevadas a cabo contra nuestros semejantes, nuestros prójimos, se está obligado a ir con ellos y pedirles perdón a ellos.

Así que estos momentos y los espacios de reflexión que uno mismo elabore, pueden ayudar a vencer las resistencias que se deben vencer para llegar a pedir el perdón necesario.

Sin embargo, cabe resaltar, que en Selijot de Bet El, también se abre un espacio para reconocer las Mitzvot (Buenas Acciones) que se realizaron durante el año que concluye. Acciones como controlar el enojo, como expresar una oración cuando se escucha una sirena de ambulancia, pidiendo por la salud de las personas que van ella.

Al concluir Selijot, se toca el shofar. En esta ocasión cuatro personas tocaron el shofar al mismo tiempo. Su sonido nos invita a pensar y desear “Kriat HaSatán!” (“¡Destruye al enemigo!”), que es una meditación cabalística. Qué D-os nos permita destruir la negatividad, primeramente en nosotros mismos.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *