Inicio » Judaísmo » El Éxodo de Egipto ¿Por qué D-s nos hizo libres? Perashá de Bo

El Éxodo de Egipto ¿Por qué D-s nos hizo libres? Perashá de Bo

La perashá porción de Torá que se lee esta semana es la perashá de Bo. En ella se narra las últimas tres plagas que azotan a Egipto, los primeros mandamientos que recibe de D-os el pueblo de Israel y su salida. Es una de las perashyot más importantes para la historia del pueblo judío, porque narra el momento en que deja de ser un pueblo esclavo para convertirse en un pueblo libre. Sin embargo, en qué radica esta libertad se pregunta Rab Shlomo Katz. En la capacidad de apreciar la belleza de D-s, de tener ideales duraderos y aprender a distinguir lo sagrado de lo profano. En el siguiente ensayo nos explica el proceso de transformación que vivieron los judíos al salir de Egipto y aceptar la Torá.

¿Qué es libertad? Rab. Shlomo Katz

R’ Joseph B. Soloveitchik z’’l (1903 -1933) observó: El suceso más impresionante del Éxodo de Egipto, más grande incluso que las señales y milagros es la transformación que ocurrió en una nación de esclavos. Los esclavos, usualmente no entienden la importancia de obedecer leyes sin ser amenazados por un capataz. Por ello es sorprendente que una nación de esclavos obedecieran las leyes de matzá (pan ázimo) o corban (sacrificio) de Pesaj tal cual aparecen en nuestra perashá (fragmento de Torá); leyes como “No debes romper un solo hueso del carnero”, o “No puedes dejar ni un pedazo para la mañana” ¿Por qué obedecieron este tipo de leyes particularmente si no había un capataz amezandolos?

Los Sabios usaron el siguiente verso para referirse a la generación del Éxodo (Ezequiel 16:7) “Creciste y te hiciste grande… pero estas desnuda y descubierta”. El midrash explica estos versos como que dicha generación estaba desnuda de mandamientos. Rab Sloveitchik agrega: Su vida estaba desnuda, controlada por ambiciones y deseos; entonces ocurrió el milagro más grande de todos: “Los Hijos de Israel salieron e hicieron justo como D-os había ordenado a Aarón y Moisés.” Los esclavos repentinamente sintieron la necesidad de los mandamientos, el poder de una vida dedicada a ideales y metas elevadas.

Entendieron que significa poseer ideales espirituales y que significa hacer un pacto con el Todopoderoso. Repentinamente se convirtieron en “rosales”, [un término que los Sabios usan para referirse a las leyes de pureza familiar. Estas leyes se mantienen de forma privada y ni una autoridad puede hacerlas cumplir a la fuerza. Estas leyes son un contraste directo a la vida llevada a través del deseo de una persona que no reconoce las leyes.] Nadie los amenazó con bastones, ni un capataz corrió atrás de ellos gritándoles. Pudieron haberlo abandonado y pisoteado todo, las rosas y el rosal glorioso. Sin embargo, de forma repentina fueron capaces de apreciar el poder y la belleza de las rosas. Esta transformación fue un milagro oculto de gran importancia. Los judíos fueron capaces de distinguir entre lo sagrado y lo profano.

Fuente: torah.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Suscríbete al boletín diario
Para recibir las noticias más relevantes del día
Suscríbete ahora
Suscríbete a nuestro newsletter semanal
Para recibir las noticias más relevantes de la semana
Suscríbete ahora
Enlace Judío
Suscríbete a nuestro newsletter para estar enterado de nuestras noticias más relevantes
Información es poder
Semanal
Todos los días
Enlace Judío
Información es poder
Suscríbete a nuestro newsletter para estar enterado de nuestras noticias más relevantes
Todos los días
Semanal

Send this to friend