Inicio » Opinión » Literatura » Tercera ley de Newton

Tercera ley de Newton

Enlace Judío México –  En el siglo XVII, Newton enunció las leyes de la gravitación universal. La tercera de estas leyes establece que a toda acción le corresponde una reacción de igual fuerza y en sentido contrario.

MICHAEL MOSCONA YOSIFOVA EN EXCLUSIVA PARA ENLACE JUDÍO

2018

“Me siento 75% español y 25% mexicano”, manifiesta “el primo de un amigo” nacido en México de padres emigrados, educado aquí.

En el siglo XVII, Newton enunció las leyes de la gravitación universal.

La tercera de estas leyes establece que a toda acción le corresponde una reacción de igual fuerza y en sentido contrario.

1949

Alberto y Gabriel visitaron Israel junto con sus esposas Rebeca y Raquel para conocer la recién constituida nación. Ahí conocieron a Lydia y León, sus primos que habían quedado años atrás en Bulgaria, su tierra natal desde hacía muchas generaciones y ahora, recién emigrados para reunirse con sus familias, León se ocupó como tenedor de libros y ella continuó su carrera como cantante de ópera en el teatro Habima de Tel Aviv. Al presenciar la puesta en escena de Los cuentos de Hoffman de Offenbach con Lydia en un papel protagónico, Rebeca quedó resuelta en invitar a México a sus primos.

1951

Lydia y León emigran a México para establecerse definitivamente. Él se dedica al comercio y ella a cuidar a su hijo recién nacido, además forma parte del grupo Nahalal de la WIZO y por años es Lydia la cantante de los himnos de México e Israel en la ceremonia de apertura del Bazar.

1954 a 1957

¿Qué tendría esta tierra para que León y Lydia invitaran a sus padres y hermano Emilio con familia a hacer “Las Américas”, además de procrear a su hija Myriam y establecer su negocio?

¿Sería el mole poblano que nunca faltó en sus mesas, combinado con las delicias mediterráneas? O ¿Sería por tanto cantar el himno nacional? O ¿sería por visitar Cuernavaca cada fin de semana y recordar un paraje en Tres Marías que se asemejaba a Jerusalén? Estos y muchos otros sucesos marcaron sus raíces en México, por ejemplo este otro:

1975

Emilio toma una llamada de Presidencia, felicitándolo por su labor en la industria del anodizado.

Le pidió el Presidente Echeverría cómo podría compensarlo a lo que él responde:

“Quiero ser mexicano”.

1988 y 2013

Myriam gana los Premios Aguascalientes de poesía por su libro Las Visitantes y Xavier Villaurrutia por Tela de Sevoya.

Toda mi formación y educación las viví uniendo dos mundos ya no tan distantes:

México es mi país, mi tierra, mi gente, mis costumbres, idioma, donde crecí y tuve familia.

Por otro lado, mis antepasados me enriquecen con una serie de costumbres, palabras, platillos, música y conocimiento.

Nuestros padres no nos enseñaron a mi hermana y a mí el búlgaro, ya que era un idioma sólo para ellos. La comida, las costumbres y el idioma fueron los locales. México fue siempre para mis padres tema de orgullo, de agradecimiento y sobre todo de paz y oportunidades. ¡Y de mucha fiesta y color!

Mis documentos establecen que soy mexicano por naturalización.

Mi corazón no.


Las opiniones, creencias y puntos de vista expresados por el autor o la autora en los artículos de opinión, y los comentarios en los mismos, no reflejan necesariamente la postura o línea editorial de Enlace Judío.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudíoMéxico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Suscríbete al boletín diario
Para recibir las noticias más relevantes del día
Suscríbete ahora
Suscríbete a nuestro newsletter semanal
Para recibir las noticias más relevantes de la semana
Suscríbete ahora
Enlace Judío
Suscríbete a nuestro newsletter para estar enterado de nuestras noticias más relevantes
Información es poder
Semanal
Todos los días
Enlace Judío
Información es poder
Suscríbete a nuestro newsletter para estar enterado de nuestras noticias más relevantes
Todos los días
Semanal

Send this to friend