Inicio » Judaísmo » ¿A qué vino el judío a este mundo?

¿A qué vino el judío a este mundo?

Enlace Judío México.- Desde los tiempos de la creación del mundo en que vivimos (mundo de Asía). Según la Torá, el hombre fue creado el sexto día a imagen y semejanza de D-os; D-os insufló en sus narices un Aliento de Vida y le dio en ese soplo de vida una parte de Él mismo y con ese soplo le dio Sus cualidades, atributos divinos que quedaron impregnados en el alma del hombre.

ELÍAS NAHMAD

Adam y Java fueron los representantes humanos más perfectos y puros que hubo en la tierra, eran buenos, justos bellos; ellos representaron la perfección y la pureza, tanto era esto cierto que todos los días hablaban con D-os y su cercanía con el Creador era muy estrecha. No conocían el mal, hasta que se presentó (porque D-os mismo así lo quiso) la serpiente (una representación del mal para azuzar a la mujer y convencerla de comer de el fruto del árbol del bien y del mal que D-os habría prohibido. Este hecho fue lo que provocó que D-os se alejara del hombre quedando ellos (Adam y Java) fuera del paraíso (fuera de la presencia divina). El mundo se hundió en el Galut, perdió la luz de la Shejiná.

Desde entonces fueron libres de elegir sus actos y acciones (libre albedrío) D-os se había retirado parcialmente del mundo para que los hombres labraran su destino y aprendieran a valorar lo bueno y lo malo a través de su ir por el camino de la existencia. Solos, con su libre elección, fueron por muchas generaciones subiendo y bajando en su grado de valores, caminaron por la vida en el tiempo a ciegas como los niños que crecen experimentando una y otra cosa hasta que aprenden y van recuperando su esencia. La conciencia de volver a ser como el primer hombre y la primera mujer (la perfección).

Para que sucediera esto han pasado muchas generaciones que se vieron arrasadas por sus errores, por sus vicios, por excesos, por envidias, por poder, por ambiciones, por mentiras, por vanidad, por egocentrismo, por falsedad, por ignorancia. Por maldad y muchos otros aspectos que deformaron la idea del hombre verdadero, el Adam.

De Adam a Nohaj pasaron 10 generaciones que fueron degradando la condición humana a niveles muy bajos de lo verdadero; se mataban unos a otros, había robo, violencia, corrupción, idolatría y toda clase de maldad reinaba en el mundo por lo que D-os quiso borrar de la tierra a esos pueblos purificando la tierra con un gran diluvio que duró 40 días con sus noches, los únicos que salvó el Eterno fueron Noaj y su familia y las especies animales y vegetales que existen hasta el día de hoy. Otras especies animales y vegetales desaparecieron de la faz de la tierra incluyendo a todos los pueblos que había en ella.

Pasado el diluvio, ya purificados los seres, volvieron a poblar el mundo. De la descendencia de Noaj surgieron 70 naciones quienes siguieron experimentando su libre albedrío y como todos hablaban la misma lengua con el relato de la torre de Babel. D-os quiso confundir sus lenguas y esas naciones (70) hablaron desde entonces lenguas diferentes y forjaron costumbres diferentes avanzando en su grado de cultura y civilización, es decir fueron mejorando día con día pero aún así seguían subiendo y bajando en la mejora de la calidad humana. Por lo que al pasar otras 10 generaciones, con muchísimos acontecimientos que se relatan en la Torá (Biblia-Antiguo Testamento).

Es así como D-os quiso formar un pueblo que lo representara: el pueblo Judío, que llevara cada uno de sus integrantes una conducta y un mensaje al mundo entero para dar ejemplo a las demás naciones y a ese mismo pueblo, diciéndoles como debían conducirse y como debían volver a la integridad del primer Hombre (Adam).Por lo que escogió a un hombre llamado Abram, del pueblo de Ur de Caldea para, en primer lugar, desterrar del mundo la IDOLATRÍA. D-os deseó que los hombres lo recocieran a Él como D-os único creador del mundo y del universo. Él quién hacía vivir y mover el mundo y el universo desde la cosa mas pequeña hasta las grandes galaxias y todo lo que existe.

Abraham, quien tuvo varias revelaciones de D-os, fue asignado para difundir al mundo la idea del D-os único. Salió de su tierra y recorrió los pueblos de aquel entonces revelando la luz del creador, destruyó los ídolos de casa de su padre Teraj y se fue pasando por muchas naciones instruyéndolos a cerca de D-os Único. Pasó por 10 pruebas muy difíciles entre ellas el sacrificio de su hijo Itzak. D-os lo premió agregando a su nombre la letra He (partiendo del nombre de D-os) y desde entonces se llamó Abraham de este hombre nacerían Ismael hijo que tuvo de la sierva de Sara. Y de su legitima esposa Sara, nacería Itzak. Ismael se hizo el padre de todos los pueblos árabes. E Itzak y su descendencia crearon el pueblo de Israel.

Al pueblo judío atreves de sus patriarcas, D-os le asignó la tarea de reparar el pecado de Adam y recuperar al Hombre como un Ben Adam. Para esto al pasar otras siete generaciones, designó al patriarca Moshé, le entregó las tablas de la ley y los cinco libros que se escribieron en pergamino, La Torá, el pentateuco que contiene los preceptos y leyes que un judío debe cumplir, 613 mandamientos llamadas Mitzuot (son bendiciones a todo lo creado y que sirven para mantener el mundo en existencia (como la cuerda de un reloj), plantas, animales, la tierra y los planetas, este es el mundo de Asía que es el mundo que conocemos. Estas Mitzvot (bendiciones, preceptos y leyes) son como una guía de vida para todo el pueblo judío y que son un ejemplo a seguir para todos los demás pueblos. Así lo declara D-os a los patriarcas Abraham, Itzac, Jacob y Moshé.

D-os dijo a los patriarcas: “En ustedes se beneficiarán todas las naciones del mundo para hacer retornar la Sheijná” (la luz de D-os al mundo material como originalmente estaba en el paraíso) el deseo del Creador es revelarse y tener una morada en el mundo material junto a todas sus creaciones. D-os lo podría solucionar en un segundo pero no lo hace pues el sentido de la vida no tendría valor alguno. Por esto el judío debe trabajar con estas obligaciones. Las Mitzvot para perfeccionar al mundo y bajar la luz de D-os a este mundo y repararlo.

Algunos judíos que no entendimos la gran responsabilidad que nos fue asignada por D-os, haciéndonos el pueblo elegido con más responsabilidades y trabajo diario con 613 mandamientos al día para perfeccionarnos y reparar este mundo. Nos asignó ser ejemplo para los demás pueblos y para lograrlo debemos alejarnos de muchos males que destruyen al hombre verdadero, por lo que mencionaré algunos aspectos que degradan a la persona debemos desterrar de nuestro ser; la avaricia, la gula, el honor, la hipocresía, el orgullo, la envidia, la mentira, la falsedad, la presunción, el odio, el enojo y muchos otros vicios que deforman al verdadero ser humano.

Por el contrario, cultivar en nuestra persona la bondad, ser dadivosos, comer con moderación, la humildad, la sencillez, ser auténticos, enteros, ser verdaderos, cultivar el amor al prójimo y a las criaturas, plantas y animales, ser felices. Reconocer lo limpio, lo auténtico, lo verdadero y actuar cada momento con todas las personas y criaturas con estos principios. Hasta llegar a ser un hombre completo, puro y verdadero tanto con uno mismo como con los demás. Quiero decir que el judío tiene la gran responsabilidad de hacer día con día en la práctica todo lo concerniente al bien para si mismo y para los demás, traer la presencia de D-os a este mundo material, éste es el deseo de D-os y el trabajo del judío.

Cuando cada persona judía comprenda y actué como un verdadero Adam, los demás pueblos entenderán y valorarán el sentido y la misión del judío en el mundo, que es recuperar la bondad y la justicia, revelar todos los atributos de D-os que nos entregó de sí mismo al crearnos*.

Por todo esto concluyo que el judaísmo en esencia debería ser en la práctica un verdadero humanismo, si el judío entendiera esto, no se atrevería a hacer ningún acto que no sea ético, todos debemos entender y practicar con todas las criaturas del mundo los atributos que nos fueron asignados por Hashem. Esta es la misión del JUDÍO VERDADERO. No deben ser solo palabras sino hechos.

1 La Finalidad de Hashem es morar con sus criaturas (en este mundo material, como un padre que desea estar con sus hijos).

*10 Sefirot (Atributos):

3 intelectuales:

Jojmá (Sabiduría)
Biná (entendimiento y desarrollo)
Daat (conocimiento)

7 emocionales:

Jased (Bondad) (Abraham)
Geburá (Justicia y Rijidez) (Itzjak)
Tiféret (Belleza) (Yaakob)
Netzaj (victoria y eternidad) (Moshé)
Hod (Gloria y Esplendor) (Aarón)
Yesob (Fundamento) (Josef)
Maljut (Reinado) (David)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Send this to friend