Enlace Judío México – La visita de tres días del príncipe Guillermo fue la primera que de manera oficial realizó algún miembro de la familia Real británica al Estado de Israel desde 1948.

Concluyendo una histórica visita de tres días a Israel y los territorios palestinos, el príncipe Guillermo acudió este jueves a la Ciudad Vieja de Jerusalén.

Su trayecto comenzó en el Monte de los Olivos, donde visitó la tumba de su bisabuela, la princesa Alicia de Battenberg, que salvó a judíos en el Holocausto y cuyo último deseo fue ser enterrada en la Iglesia de Santa María Magdalena, sobre el jardín de Getsemaní.

El príncipe se detuvo solemnemente junto a la tumba de su bisabuela, acompañado por un clérigo ortodoxo ruso, que después le otorgó algunos obsequios, incluido un ramo de flores y una cruz.

Luego se dirigió al Monte del Templo, donde visitó la Mezquita de Al-Aqsa y el Domo de la Roca con las autoridades religiosas musulmanas, y oró por un momento en el Muro de las Lamentaciones, portando una kipá negra, y colocando uno de los tradicionales mensajes escritos en papel dentro de las grietas del Muro. Firmó el libro de visitas con el siguiente pasaje: “Que el Dios de la paz, bendiga paz esta región y todo el mundo”.

“Hoy vivimos un momento de la historia que vivirá mucho tiempo en la memoria de los judíos de todo el mundo”, dijo el Gran Rabino de Reino Unido, Ephraim Mirvis, quien acompañó al príncipe en su visita. “El Muro Occidental se encuentra en el epicentro de nuestra fe. Ver al futuro monarca venir a presentar sus respetos fue un notable gesto de amistad y un signo del respeto del Duque por la santidad de Jerusalén”.

Una multitud de curiosos siguió cada uno de sus movimientos cuando el príncipe se dirigió a la Iglesia del Santo Sepulcro poco después.

El duque de Cambridge voló de regreso a Londres desde el Aeropuerto Ben-Gurion en la ciudad de Lod en la tarde de este jueves (tiempo local). “Muchas gracias, fue un verdadero placer haber estado aquí”, respondió el miembro de la familia Real británica al controlador aéreo que lo despidió antes de su vuelo.

Su gira comenzó el martes con una visita a Yad Vashem, después se reunió con el primer ministro Benjamín Netanyahu y el presidente Reuven Rivlin en sus respectivas residencias en Jerusalén. Durante su encuentro con Rivlin, este le pidió al Príncipe que transmitiera al presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, “un mensaje de paz”.

Después se dirigió al área de Tel Aviv, donde se reunió con niños judíos y árabes en un evento a favor de la coexistencia organizado por las fundaciones The Equalizer y el Centro Peres para la Paz. En la playa de la ciudad se reunió con el alcalde de la ciudad, Ron Huldai, conversó con surfistas e incluso tuvo un acercamiento con los transeúntes y curiosos que acudieron a ver al segundo en línea de la Corona británica en las arenas de la urbe.

Y finalmente, con lo que culminó su primer día en el país, se presentó a una recepción en la embajada de Reino Unido en Israel, en la vecina localidad de Ramat Gan, donde otorgó algunas palabras a los presentes, entre los que se encontraban el primer ministro israelí y la actriz Bar Refaeli.

Ayer miércoles fue recibido por Abbas, en la ciudad palestina de Ramallah en Cisjordania. “Estoy muy contento de que nuestros dos países trabajen juntos y hayan tenido historias de éxito con la educación y el trabajo de socorro en el pasado, así que, ojalá eso continúe”, dijo Guillermo al mandatario palestino. “Mis sentimientos son los mismos que los de usted al esperar que haya una paz duradera en la región”, agregó.

“El lado palestino está comprometido con el proceso de paz con los israelíes, por lo que ambos Estados podrían vivir en paz juntos dentro de las fronteras de 1967”, dijo Abbas.

El embajador de Reino Unido en Israel, David Quarrey, dijo al noticiero israelí Hadashot que la visita del príncipe Guillermo tenía dos objetivos primordiales: rendir homenaje a las víctimas del Holocausto y conocer a los jóvenes del país para escuchar sus objetivos y aspiraciones para el futuro., así como celebrar las relaciones entre Israel y el Reino Unido.

Fuente: The Times of Israel / Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudíoMéxico