Inicio » Noticias » Internacional » Nuevo gobierno de Quebec prohibiría uso de kipá a servidores públicos

Nuevo gobierno de Quebec prohibiría uso de kipá a servidores públicos

(JTA) — El gobierno entrante de Quebec quiere prohibir que algunos funcionarios públicos usen símbolos religiosos para trabajar, lo que estimula las preocupaciones de grupos judíos.

La prohibición propuesta por el gobierno de la Coalición Avenir Québec es aparentemente para hacer que las instituciones públicas de Quebec sean más seculares y “neutrales” religiosamente. Impediría que policías, guardias de prisiones, maestros de escuelas públicas y algunos otros usen kipás, turbantes, hiyabs y crucifijos visibles bajo la posible pena de despido por incumplimiento.

Los críticos dicen que el plan contraviene las cartas de Derechos Humanos canadienses y consiente el sentimiento populista intolerante que se explota cada vez más en otros países. También se dice que el plan es hipócrita, ya que el nuevo gobierno, que oficialmente asume el poder el 18 de octubre, se niega por razones de “patrimonio” a derribar un gran crucifijo que cuelga en la legislatura de Quebec desde 1936.

La mayoría de los nativos de Quebec son católicos romanos caducados.

“La prohibición de los símbolos religiosos y el posible despido de empleados públicos que expresan libremente sus creencias religiosas es un asalto a los derechos y libertades fundamentales”, dijo Murray Levine, del B’nai Brith Canadá.

El rabino Reuben Poupko, del Centro para Israel y Asuntos Judíos, dijo: “[Nosotros] reiteramos nuestra posición de larga data de que se debe imponer la neutralidad religiosa en las instituciones públicas, no en las personas”.

La prohibición propuesta fue una promesa de campaña electoral de la Coalición, un partido populista de centro derecha liderado por el empresario François Legault, ahora el primer ministro electo. Legault y su partido ganaron 75 de los 125 escaños en las elecciones del 1 de octubre y le dieron al nuevo gobierno el poder de aprobar leyes sin preocuparse de ser expulsados ​​en un voto de no confianza.

La elección de la Coalición también relegó al Partido Liberal a los rangos de la oposición después de casi 15 años consecutivos en el poder.

Un plan similar propuesto en 2013 por el gobierno separatista Parti-Québécois que habría afectado a todos los empleados públicos nunca llegó a buen término.

De la traducción (c)Enlace Judío México
Prohibida su reproducción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Send this to friend