Enlace Judío México e Israel- Shabat es el día más sagrado para el judaísmo. En él nos abstenemos de 39 trabajos que fueron realizados para la construcción del Tabernáculo y dedicamos el día entero a la relación con D-os. Esto lo hacemos a través del descanso, de rezos y comidas con pan y vino en las que santificamos el día. Se hace todas las semanas y respetarlo es uno de los mandatos más importantes dentro del judaísmo.

Como es de esperarse, es un día el cual requiere preparación tanto espiritual como física. Dado que en él no se pueden realizar numerosas acciones prohibidas como prender luces y cocinar, las cosas que derivan de esas acciones deben dejarse preparadas un día antes. A continuación damos una lista extensa de las preparaciones generales que se requieren para el festejo de este día y cómo llevarlas a cabo.

1) Arreglar la casa y adornarla

Lo primero que hace cualquier familia antes de que empiece Shabat es dejar toda la casa en perfecto orden y limpieza. Esto es así por varias razones, en primer lugar, Shabat es un día en el que uno busca tener invitados en su casa. Le pide a la familia que venga, a los amigos cercanos a colegas que le gustaría conocer o a alguien que pasaría Shabat solo; es un gran mérito tener invitados en la mesa de Shabat y como cualquier día que hay invitados en la casa uno quiere que ésta luzca perfecta y se vea lo mejor posible.

Además no sólo recogemos la casa por los invitados que vendrán, sino también es una obligación hacer el espacio agradable para recibir en él al Shabat mismo. Muchas personas jueves en la tarde o viernes en la mañana suelen adornar sus casas con flores u otros elementos para promover el ambiente festivo. También es recomendable no dejar nada fuera de su lugar ya que no está permitido acomodar objetos y recoger los espacios durante Shabat y si por alguna razón uno se queda sin luz eléctrica no se puede volver a encender.

2) Preparar las luces de la casa

Antes de encender las velas y empezar propiamente Shabat existe una mitzvá (mandato) de encender todas las luces que sean necesarias para la paz en el hogar y la comodidad de la casa. Mucha gente deja prendidas las luces del comedor, la cocina, el baño y otras áreas comunes. Así se puede disfrutar de la cena de Shabat con comodidad y se tienen espacios en donde uno pueda leer o estudiar en la noche si gusta.

Para no gastar luz extra hay muchas técnicas que se pueden usar como poner un timer en la casa de tal forma que a determinada hora se apaguen las luces; el timer se debe programar antes de que empiece Shabat. También existen luces que son fotosensibles a luz del sol, cuando es de día se apagan y cuando es de noche se encienden, se pueden conectar a un interruptor en cada espacio. Dentro de los cuartos, también he visto lámparas especiales que encierran la luz de un foco de led dentro de un cilindro plástico, el cilindro tiene un hoyo con una puerta corrediza para dejar salir la luz cuando sea necesario y encerrarla cuando así se requiera.

Pese a que existan luces como éstas, también es recomendable antes de que empiece Shabat preparar las cosas que se van a necesitar y dejarlas a la mano para no tropezarse en caso de que no funcionen. Si uno tiene luces que se prenden con el movimiento en su casa debe de desconectarlas, para no prenderlas accidentalmente durante Shabat. Lo mismo ocurre con la luz del refrigerador, si uno desea usar su refrigerador debe desconectar el foco que se prende automáticamente al abrirlo.

3) Comprar las velas y acomodarlas

Antes de Shabat se deben comprar las velas o el aceite que será usado para prender el fuego con el que recibimos Shabat. Se acomodan sobre un candelabro en un lugar agradable y propicio de la casa, para que la dueña de la misma pueda decir la bendición sobre ellas y prenderlas.

4) Preparar la comida y la mesa

Como no se puede cocinar en Shabat, todos los alimentos que serán consumidos durante este día se deben comprar y preparar con anticipación. Lo primero que uno hace es revisar si hay suficiente vino o jugo de uva para el kidush (santificación) de la noche y la mañana. Después cocina el pan o lo compra. En cuanto a la cena suele acostumbrarse comer pollo o carne en recuerdo a los sacrificios que se llevaban al Tabernáculo. Cuando uno prepara la comida también debe pensar en la forma que usará para calentarla ya que está prohibido prender un fuego durante Shabat.

Muchas mujeres suelen terminar de hornear el pan de Shabat el mismo viernes para que el horno se mantenga caliente en la noche una vez apagado y se pueda usar para calentar la cena. Otras dejan una lumbre baja prendida durante toda la noche y el día sobre la cual colocan una plancha de metal que trasmite el calor. También existen planchas eléctricas que se pueden programar con un timer. Si no se cuenta con ninguna de estas herramientas, uno siempre puede comer frío.

5) Preparar pañuelos desechables y servilletas

Durante Shabat está prohibido cortar servilletas de rollo y pañuelos desechables ya que no se puede cortar ninguna tela o papel con forma definida. Por eso desde viernes en la mañana uno debe cortar las servilletas y pañuelos que vaya usar o comprarlos en su versión ya cortados.


Contenido original de Enlace Judío // Reproducción autorizada con la mención: ©EnlaceJudíoMéxico