Inicio » Judaísmo » Festividades Judías » Desde el Talmud, historias de Tu Bishvat

Desde el Talmud, historias de Tu Bishvat

Enlace Judío México – Este domingo empieza la festividad de Tu Bishvat, en ella celebramos “el año nuevo de los árboles”. En la antigüedad implicaba que el conteo de los años para los árboles había vuelto a empezar, y en base a esta fecha se determinaba si la fruta podía ser comida, vendida o no. Últimamente se ha vuelto usual festejar esta fecha y celebrar las bondades que traen los árboles para la humanidad. Los siguientes midashim fueron tomados de la Guemará y nos hablan sobre la creación de los árboles en los primeros días y la importancia de la tierra de Israel para el pueblo judío. Esperamos lo disfruten.

La creación de los árboles

Rab. Assi señaló una aparente contradicción entre dos versos. Refiriéndose al tercer día de a creación, un verso dice: “Y la tierra produjo pasto” (Gen 1:12), mientras que al hablar del sexto día, otro verso dice: “No había planta del campo en la tierra aún” (Gen 2:15).

La aparente contradicción entre los dos versos nos enseña que las plantas empezaron a crecer en el tercer día, sin embargo pararon su crecimiento justo cuando iban a salir de la tierra, para que Adán llegara [en el sexto día] y pidiera compasión por ellas; cuando la lluvia cayó pudieron crecer libremente.

La importancia de conservar árboles

Desde el inicio de la Creación, el Santo Bendito es estuvo concentrado en la plantación de árboles, como nos enseña el verso: “El Señor, D-os, primero sembró un jardín en el Edén” (Gen 2:8). Tu también cuando entres a la Tierra en lo primero que debes ocuparte es en plantar árboles, como está dicho “Cuando entres a la Tierra debes plantar… árboles” (Lev 19:23)

La tierra de Israel

Rab. Simón bar Yojai dijo: El Santo Bendito es dio a Israel tres regalos preciosos, cada uno [lo obtendría] a través del sufrimiento: La Torá, la Tierra de Israel, y el mundo venidero. ¿Cuál es la prueba con respecto a la Torá? “Alegre es el hombre al que castigas, O Señor, pues así le enseñas Tu Torá” (Salmo 94:12). ¿Y sobre la Tierra de Israel? “Como el hombre castiga a su hijo, así el Señor tu D-os te castiga” (Deut 8:5) que es seguido por “El Señor tu D-os te trajo a una buena Tierra” (Deut 8:7). ¿Y sobre el mundo venidero? “El mandamiento es una lámpara, la enseñanza una luz, y las correcciones del sufrimiento son el camino a la vida” (Prov. 6:23)

Fuente: Sefer Ha-Agadá

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Send this to friend