Inicio » Judaísmo » ¿Qué son las Haamenteschen u Orejas de Hamán?

¿Qué son las Haamenteschen u Orejas de Hamán?

Enlace Judío México / Danielle Feinberg – ¿Quién sino los judíos pueden hacer del peligro constante al aniquilamiento cultural una galleta con forma de oreja? Hamentaschen en yidish o Oznei Haman en hebreo son unas galletitas triangulares que se comen en la festividad de Purim, durante la cual se lee el Libro de Esther y los judíos celebran el triunfo del bien (Esther) sobre el mal (Hamán, quién quería aniquilarlos).

Para formar las Hamentaschen, se cortan círculos delgados de una masa previamente enrollada; se le doblan los lado formando un triángulo y dejando un espacio en el centro para el relleno. La pasta puede ser crujiente si se hace con aceite o suave si se hace con mantequilla o queso crema. Se puede rellenar de casi cualquier cosa: fruta, chocolate, queso, Nutella, mermelada o cualquier otro ingrediente agradable. Tradicionalmente solía usarse semillas de amapola que representaban o el soborno que dio Hamán al rey Asuero o la comida de Esther en el palacio del rey.

La galleta misma tiene una gran carga simbólica; la interpretación más popular es que se parece al sombrero triangular que usaba Hamán. En hebreo se llaman “Ozney Haman” que quiere decir “las orejas de Haman” y puede referirse a la costumbre de cortarle las orejas a los criminales antes de ejecutarlos. Un tercer análisis sugiere que cada esquina del Hamantaschen representa a uno de los patriarcas del judaísmo (Abraham, Isaac y Jacobo) cuyo poder debilitó a Hamán y le dio fuerza a Esther para salvar a los judíos (curiosamente “tash” en hebreo significa “debilitar”). Un último pensamiento es que la palabra “tasche” significa “bolso” o “bolsillo” en alemán las galletas significan los bolsillos de Hamán y el dinero que le ofreció al rey para conseguir el permiso de exterminar a los judíos.

No queda de más agregar que las galletas rellenas de amapola existieron en Europa desde mediados de la Edad Media (y las MohnTaschen o bolsillos de amapola alemanas aparecieron poco después); es posible que los judíos asquenacitas hubieran adaptado la historia de Purim a las galletas ya populares y cuyo nombre sonaba convenientemente parecido al de Haman (mohn).

Fuente: My Jewish Learning

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Send this to friend