Inicio » Opinión » Análisis » ¿Es mi generación la que de verdad va a cambiar las cosas entre judíos y musulmanes? ¡No! Y me doy cuenta de eso día a día

¿Es mi generación la que de verdad va a cambiar las cosas entre judíos y musulmanes? ¡No! Y me doy cuenta de eso día a día

Enlace Judío México e Israel.- He vivido poco más de dos años en Ámsterdam, una ciudad con una de las sociedades más multiculturales del mundo y un gran spot turístico. Y con esto se esperaría que fuera uno de los lugares donde las dos comunidades conviven sin problema alguno. Pero no te tomará mucho tiempo darte cuenta que aquí en Holanda y, sobre todo, en Ámsterdam y Rotterdam, hay un malestar constante entre ambos grupos.

HELENA GATELL EN EXCLUSIVA PARA ENLACE JUDÍO MÉXICO.

Todo empezó en los 60’s cuando los holandeses dieron visas de trabajo a marroquíes y turcos. Esta es una situación curiosa, porque originalmente era para un plazo de entre seis meses y un año; pero el gobierno se dio cuenta de que eran mano de obra barata, porque solo les pagaban el salario mínimo. Ellos solían vivir seis personas en un apartamento pequeño, y enviaban la mayoría de su salario a sus familias. Sus visas fueron renovadas sistemáticamente hasta que ellos exigieron el derecho de traer a sus familias, que primero fueron padres, hermanos, esposas e hijos.

Estos inmigrantes trabajaban en el campo y en las fábricas (básicamente los trabajos que ningún holandés quería hacer). Consigo trajeron el islam y los primeros problemas de multiculturalismo. Como por ejemplo, el hecho de que todavía hay gente que ha vivido más de 30 años en Holanda, y aun así no hablan holandés; los hijos y nietos de los primeros migrantes, hoy en día hablan mejor el marroquí que el holandés. Las comunidades musulmanas se han separado casi completamente del resto de la sociedad, y aunque son una minoría, actualmente son la causa de los principales problemas sociales.

En las épocas en las que comenzó esta migración, la comunidad judía seguía recuperándose de la Segunda Guerra Mundial, y no empezó a tener los primeros problemas con estos grupos sino hasta la primera generación nacida aquí, pues fue entonces cuando turcos y marroquíes comenzaron a participar en todos los sectores de la sociedad. Ambos grupos se concentraron en diferentes zonas de Ámsterdam, siendo el oeste y el sureste las zonas donde hay mayor concentración de musulmanes hasta la fecha. Las zonas con mayor presencia judía son el viejo sur junto con los alrededores del parque más importante —el Vondelpark— y el centro.

Los primeros problemas se presentaron en las escuelas, por el alto porcentaje de alumnos musulmanes. Fue a partir de ese momento que las familias judías comenzaron a protegerse optando por dos alternativas radicales: dejar de identificarse públicamente como judíos, o meter a sus hijos en escuelas judías para evitarles problemas.

La próxima semana podrás leer tips de cómo sobrevivir en una escuela holandesa pública siendo judío y que no te maten…

 

 

Las opiniones, creencias y puntos de vista expresados por el autor o la autora en los artículos de opinión, y los comentarios en los mismos, no reflejan necesariamente la postura o línea editorial de Enlace Judío.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Send this to friend