Inicio » Comunidad » Pésaj, de lo técnico a lo trascendental

Pésaj, de lo técnico a lo trascendental

Enlace Judío México e Israel – El rabino Moisés Chicurel dio una plática en la sede de la Comunidad Sefaradí, para preparar el Séder de Pésaj paso a paso. Ahí sugirió que hay que pasar de lo técnico a lo trascendental pero, dijo, para llegar a lo trascendental hay que dominar lo técnico. 

 

La noche del martes 9 de abril se llevó a cabo la explicación del Pésaj “paso a paso” por parte del Rabino Moisés Chicurel, quien dijo que hay que  “salir de lo técnico hacia lo trascendental, pero  para que lo trascendental funcione hay que saber lo técnico”.

Ante una audiencia de aproximadamente de 40 personas, el rabino Chicurel contó con la participación especial del rabino Jonathan Gilbert, de Menahel Moisés Hilu y de los Abrejim del Kolet.

A diferencia de las otras fiestas del calendario hebreo, Pésaj da pie a entablar un diálogo alrededor de la mesa.

“Esta fiesta invita a todos: al sabio, al ignorante, al creyente y al hereje a sentarse en el seno familiar para dialogar ante la mesa del Séder de Pésaj, para contar y discutir una vez más “La salida de Egipto” que sucedió hace aproximadamente 3500 años”, reza un folleto que le fue entregado a los asistentes para completar la sesión educativa.

El rabino Chicurel explicó los elementos que se ordenan en el plato del Séder y el significado que tienen, todo enfocado hacia la historia y el sentimiento del pueblo judío durante el Exodo del antiguo Egipto.

Sobre la importancia del Séder para perpetuar el sentimiento de pertenencia al pueblo judío, Chicurel aseguró que “si nosotros lo disfrutamos, probablemente nuestros hijos, nuestros nietos también, ese sabor, ese olor, esa alegría, esa convivencia, (…) pero el ingrediente más importante que no puede faltar es disfrutar el Séder”, enfatizó.

Por su parte, el rabino Jonathan Gilbert afirmó que “si una persona quiere apuntar hacia la redención, tiene que saber que no hay nada más completo que un corazón un poquito roto, quien no esté un poquito roto no tiene la capacidad de desear algún plan o algo diferente.”

En el folleto que se distribuyó a los asistentes, se habla sobre la historia y el significado del Séder de Pésaj, fiesta fundacional del pueblo judío:

Año tras año quemamos el Jametz y comemos Matzá, el pan ázimo. Este hecho es el principio de los cuestionamientos que nos hacemos y que da lugar a una controversia importante. Hay gente que dice: ¿Después de tanto tiempo, todavía tiene caso celebrar esta fiesta? ¿Qué sentido tiene la salida de Egipto para nuestros días? Y por otro lado, otras personas se sienten muy cercanas a estas leyes y costumbres y viven con mucho fervor días de Pésaj, identificándose con las salida de Egipto aún después del paso de los años.

El diálogo se da, unos opinan que debemos preservar las costumbres y otros pretenden cosas diferentes; el caso es que todos estamos alrededor de la mesa comiendo la Matzá y el Jaroset tradicional.

Esta es nuestra realidad, la que a pesar de las diferencias ideológicas, de pensamientos opuestos, nos podemos sentar ante la misma mesa, que representan al pueblo judío y platicar acerca de nuestro pueblo y de los lazos que se formaron y se siguen formando entre nosotros y nuestra historia. Nuestro pueblo milenario, enriquecido con su propia pluralidad, con su forma de ser y también con su peculiaridad ante los demás pueblos.

Así pues, cada generación va formando su propio eslabón en el judaísmo, que a su vez lo distingue de otras generaciones, ya que tiene su propia forma de ver los conceptos como parte de la cadena milenaria del pueblo judío.

Los cuatro hijos son aceptables: el sabio, el malo, el ingenuo y el que no sabe preguntar; el que nos preocupa es el quinto hijo, aquel que no está en la mesa, aquel que no forma parte de este pueblo ya que no quiere comer con nosotros las hierbas amargas. Es por él quien nosotros comemos el huevo símbolo de luto, tristeza y fin.

 

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudíoMéxico

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Send this to friend