avatar_default

Enlace Judío México e Israel – El diputado Yair Lapid arremetió hoy contra el primer ministro de Israel Benjamín Netanyahu tras la revelación de que durante las negociaciones para formar una coalición el mes pasado, aceptó una demanda de un partido ultraortodoxo para permitir la segregación por género en los espacios públicos.

JACOB MAGID

Un borrador del acuerdo entre el Likud y el partido Yahadut Hatorá, que se filtró el lunes a la emisora pública de Kan, indica que “en un plazo de 90 días, el gobierno enmendará la ley de tal manera que permitirá la separación entre hombres y mujeres durante servicios, sesiones de estudio y otros eventos públicos. Esta separación no constituirá discriminación según la ley”.

Lapid, co-líder del partido Kajol Lávan y activista contra la coerción religiosa en Israel, aseveró que la disposición de Netanyahu a aceptar tales condiciones es incomprensible.

“El hecho de que Bibi cediera a las demandas de Yahadut Hatorá para introducir una ley sobre la segregación por género en espacios públicos es una locura”, tuiteó Lapid.

“El hombre que ha estado hablando en contra de Irán por 20 años ahora quiere importarlo”, dijo, refiriéndose a la estricta teocracia islámica de Teherán.

Según el informe, el acuerdo también habría prohibido denuncias civiles contra organizadores municipales de eventos por motivos de discriminación de género.

Grupos ultraortodoxos han presionado en el pasado hacia la separación de hombres y mujeres en eventos, en instalaciones y en el transporte público, pero dichas iniciativas han los movimientos han sido desestimadas por los tribunales, que dictaminaron que constituye una discriminación.

El primer ministro Benjamín Netanyahu conversa con el entonces ministro de Salud Yaakov Litzman, presidente del partido Yahadut Hatorá, en la Knéset el 28 de marzo de 2016. (Yonatan Sindel / Flash90 / Archivo)

En respuesta al informe, el partido Likud del primer ministro emitió un comunicado en el que afirma que el acuerdo sobre el asunto no se había finalizado y que Netanyahu pretendía suavizar las demandas de Shas, Yahadut Hatorá y la Unión de Partidos de Derecha en temas de religión y Estado.

El partido Israel Beitenu de Avigdor Lieberman, que se negó a unirse a la coalición de Netanyahu, dijo que el informe de Kan es una prueba más de que el líder del Likud había “cedido a todas las demandas de los partidos ultraortodoxos durante las negociaciones de coalición”.

“La cancelación de la prohibición de la segregación por género es otro eslabón en el proceso de transformar al Estado de Israel en un Estado gobernado por la halajá (ley religiosa judía)”, agregó el comunicado.

El informe se produjo pocas horas después de que Netanyahu rechazara los comentarios de su aliado político de línea dura y aspirante a ministro de Justicia Bezalel Smotrich, quien sugirió que el sistema de justicia israelí debe adherirse a la ley religiosa judía.

“El Estado de Israel no será un Estado gobernado por la halajá”, tuiteó Netanyahu, en medio de una polémica por los comentarios de Smotrich.

Fuente: The Times of Israel / Reproducción autorizada con la mención: © EnlaceJudíoMéxico

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí