Inicio » Opinión » Análisis » Corrupción entre los peces gordos de la Autoridad Palestina

Corrupción entre los peces gordos de la Autoridad Palestina

Enlace Judío México e Israel.- La calle palestina está hirviendo a raíz de un nuevo escándalo de corrupción descubierto entre los peces gordos de la Autoridad Palestina relacionado con los salarios del primer ministro y ministros del gobierno de la AP.

YONI BEN MENACHEM

El nuevo hecho de corrupción fue divulgado por un sitio anónimo de internet llamado “Contra la Ola” (Aks al-Tayyar en árabe). En junio del 2019, publicó muchos documentos mostrando que los salarios del entonces primer ministro palestino Rami Hamdallah y ministros del gobierno fueron aumentados dos años antes en 67%, lo que es contra la ley palestina.

Según fuentes importantes de Fatah, el presidente de la AP, Mahmoud Abbas, autorizó personalmente los aumentos de salarios para el primer ministro y sus ministros. El aumento fue autorizado en una sesión del gobierno de la AP, y el primer ministro no osaría aprobar esta resolución sin recibir la luz verde del presidente de la AP.

Según la resolución, los salarios del primer ministro y sus ministros aumentó en un fijo de u$s2, 000 mensuales.

La decisión tuvo también un efecto financiero sobre la pensión mensual recibida por el ex Primer Ministro Rami Hamdallah y sus ex ministros.

Cuando el nuevo primer ministro Muhammad Shtayyeh asumió su posición en marzo del 2019, no anuló la resolución, a pesar de su política declarada de “ajustar el cinturón” y hacer recortes a las instituciones del gobierno para lidiar con la seria crisis financiera en la Autoridad Palestina. Esta crisis fue causada por una reducción en la ayuda estadounidense y el rechazo de la AP a aceptar fondos de impuestos de Israel, lo que forma el 70% de su presupuesto. Abbas rechazó los pagos israelíes totales porque fueron reducidos por la suma otorgada a las familias de shahids (atacantes suicidas) y terroristas encarcelados cada mes.

La medida más asombrosa de Muhammad Shtayyeh fue aprobar una resolución de no adquirir coches nuevos para los ministros del gobierno.

Luego de la exposición de la corrupción, el enviado de la ONU, Nickolay Mladenov, criticó duramente a la Autoridad Palestina. El habló al primer ministro de la AP, Muhammad Shtayyeh, y le pidió cancele el aumento completamente y ordene una investigación del caso.

La agencia noticiosa palestina Maan informó el 7 de junio del 2019, que Shtayyeh dijo que su gobierno cambiaría la resolución que aumentaba el salario mensual de los ministros del gobierno en u$s2,000 mensuales.

Sin embargo, no se hizo nada. La tormenta de la calle palestina en la Margen Occidental y Gaza continúa. La cuestión se ha vuelto un tema diario de conversación, y está creciendo el enojo contra la corrupción del liderazgo de la Autoridad Palestina.

El gobierno de la AP cortó los salarios de los empleados de la AP en marzo del 2019 en 40%, mientras el primer ministro y sus ministros recibieron el aumento de u$s2,000 de sus propios salarios.

Importantes fuentes de Fatah dicen que Mahmoud Abbas no está molesto por la revelación del episodio. Él está confiando en Shtayyeh, quien es un economista de profesión, para barrer lejos el tema de forma astuta y sacarlo de la agenda pública.

Las fuentes de Fatah dicen que así es como Abbas y sus dos hijos han adquirido la lealtad de los altos funcionarios de Fatah y su silencio con respecto a su corrupción.

El Primer Ministro Shtayyeh dijo en junio del 2019 que la Autoridad Palestina necesitaba tomar préstamos bancarios para lidiar con su gran crisis financiera.

En una entrevista en The New York Times el 5 de junio del 2019, Shtayyeh dijo, “La Autoridad Palestina está colapsando debido a su crisis financiera y pronto comenzará a enviar a los hombres de seguridad a casa.”

La Autoridad Palestina quiere que los países árabes implementen las resoluciones de la cumbre árabe y le den una red de seguridad económica de u$s100 millones para manejar el “Acuerdo del Siglo” del Presidente Trump. Sin embargo, los países árabes no están apurados por poner en práctica esta resolución. Los servicios de inteligencia de estos países reconocen la corrupción y hedonismo de los funcionarios de la AP, y están preocupados que cualquier fondo provisto a la AP no sea realmente usado para ayudar a los residentes de la Margen Occidental y Gaza.

Lo que Shtayyeh necesitaba hacer era cancelar de inmediato el incremento generoso de u$s2,000 para cada miembro del gobierno de la AP y dar un ejemplo personal de “ajustar el cinturón” a los residentes de los territorios. Sin embargo, él está tardando y teme al conflicto con el presidente de la AP, Mahmoud Abbas, quien es responsable principal por lo que sucede con el liderazgo de la AP.

 

*Yoni Ben Menachem es un veterano comentarista en asuntos árabes y diplomáticos para Radio y Televisión de Israel, es analista principal de Medio Oriente para el Jerusalem Center. Se desempeñó como Director General y Editor Jefe de la Autoridad de Transmisión de Israel.

 

Fuente: Jerusalem Center for Public Affairs
Traducido por Marcela Lubczanski para Enlace Judío México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *