Inicio » Mujer Judía » Conoce a la mujer judía cuyos descubrimientos salvaron miles de embarazos

Conoce a la mujer judía cuyos descubrimientos salvaron miles de embarazos

Enlace Judío México / Lior Zaltzman – Probablemente nunca hayas escuchado de Liane B. Russell (conocida como Lee) sin embargo, esta increíble madre judía y sobreviviente del nazismo ha influido significativamente en tu vida: Hizo que el embarazo fuera más seguro para el todas las mujeres en el mundo.

Siendo genetista, Lee, quien murió de 95 años el julio pasado, descubrió que la radiación de los rayos X tiene efectos severos en los fetos.

Liane Brauj (Lee) nació de una familia judía adinerada en Viena. Hasta la edad de 14 años vivió una vida de ensueño; su padre era un químico exitoso, su madre, maestra. Entonces ocurrió el Anschluss, la anexión de Austria a la Alemania Nazi y Austria se convirtió en un ambiente peligroso y hostil para los judíos.

Los Brauj pudieron hacer un trato – el padre renunció a su negocio y su casa para poder partir a Londrés. La familia más adelante inmigraría a Nueva York.

Los Brauj querían que sus hijas recibieran educación, pues esperaban un gran desarrollo académico de su parte. Lee originalmente quería ser doctora, pero eso cambió mientras estudiaba en el Colegio Hunter al asistir a un programa de verano impartido por el zoologista Bill L. Rusell, su futuro esposo. Afirmó que su fascinación por la genética empezó cuando vio el óvulo fertilizado de un ratón.

Más adelante realizaría una maestría en la universidad de Chicago, asistiendo al mismo programa que su esposo 13 años atrás.

Junto con su esposo ayudaría a construir la “casa del ratón” en Oak Ridge Tennessee; uno de los laboratorios de ratones más grandes del mundo; tenía más de 200,000 ratones. El laboratorio fue una de las sedes del proyecto Manhattan que ayudó a desarrollar la primera bomba atómica estadounidense.

Después del bombardeo en Nagasaki e Hiroshima y con la amenaza inminente de la Guerra Fría, Lee observó que había presión de la Comisión de Energía Atómica de los Estados Unidos para “investigar los efectos hereditarios de la radiación; puesto que el país había sufrido parte de los efectos radiactivos al probar las armas atómicas.” En efecto, los Russell descubrieron que la radiación ocasiona defectos de nacimiento, especialmente cuando los embriones están expuestos a ella durante las primeras etapas del desarrollo.

Gracias a su descubrimiento, hoy sabemos que no debemos exponer a rayos X a las mujeres embarazadas. Por eso en cualquier consulta médica antes de recibir rayos X, se le pregunta a las pacientes si están embarazadas o planean estarlo próximamente.

La pareja también hizo más descubrimientos sorprendentes. Por ejemplo, Lee descubrió que los ratones con el cromosoma Y son machos y los ratones con el cromosoma X son hembras.

Este descubrimiento hizo que recibiera numerosos premios. En 1973 fue la primer mujer en recibir la medalla internacional Roentgen. También en 1994 ganó el premio Enrico Fermi, uno de los mayores honores que el Departamento de Energía otorga.

En su tiempo libre, los Russell también eran grandes activistas ecológicos. En Junio de 1965, los Russell fueron a un viaje de remo que cambió su vida. Se enamoraron del río Obed en Tennessee y cuando se enteraron que se iba a construir una presa en el lugar, decidieron luchar contra el proyecto y compraron 69 hectáreas de la tierra que rodea al río para evitar la construcción.

Por dos décadas, lucharon para hacer el río una reserva Nacional bajo la protección y cuidado del servicio público y lo lograron.

La pareja tuvo dos hijos, además Lee fue la madrastra de tres hijos que William tenía en un matrimonio previo. Juntos tuvieron cuatro nietos.

Fuente: Kveller

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *