Inicio » Judaísmo » Festividades Judías » ¿Por qué Sheminí Atzeret y Simjat Torá ocurren en el mismo día? ¿Cuál es la diferencia entre ambas?

¿Por qué Sheminí Atzeret y Simjat Torá ocurren en el mismo día? ¿Cuál es la diferencia entre ambas?

Enlace Judío México / Yehonasan Gefen – Aunque ocurren en el mismo día, existe una enorme diferencia entre Simjat Torá y Sheminí Atzeret. Sheminí Atzeret es una festividad ordenada por la Torá que ocurre en el octavo día de Sucot, es una festividad aparte que tiene sus propias reglas, significado y tradiciones. Se considera la culminación del ciclo de las Altas Fiestas que se celebra durante el mes de tishrei.

En cuanto a Simjat Torá, es la celebración instituida por los sabios del Talmud que ocurre a la par y en el mismo día que Sheminí Atzeret. Los sabios del Talmud dividieron la Torá en 54 porciones de tal manera que pudiera ser leída y estudiada semanalmente; el ciclo se completa a lo largo de un año. De esa forma se aseguraron que año con año toda la Torá fuera leída y estudiada en su plenitud por el pueblo judío. Escogieron la fecha de Sheminí Atzeret para empezar y concluir la lectura; además instituyeron una nueva celebración a la cual llamaron Simjat Torá que tuviera lugar en ese mismo día. De tal manera que aunque ocurran en el mismo día son dos eventos distintos, uno es Sheminí Atzeret que es una festividad ordenada por la Torá y la otra es Simjat Torá que es una celebración instituida por los sabios del Talmud. Una festeja la cercanía con D-os a través de la santidad del día; a través del kidush y de la abstención de ciertos trabajos y la otra lo hace a través del goce de la Torá; a través de bailar con los rollos de Torá.

Los comentaristas se preguntan ¿por qué Jazal (los sabios del Talmud) instituyeron que Simjat Torá coincidiera con Sheminí Atzeret?, ¿por qué no hacerlo en otras festividades o instituir una festividad propia del momento? Para dar una respuesta a esta pregunta es importante entender la esencia de Sheminí Atzeret y la diferencia que existe entre Sucot y esta festividad.

Sucot es una época de alegría natural, porque es cuando juntamos la cosecha del campo y la traemos a nuestras casas. D-os nos pide que dirijamos esa dicha natural a un terreno espiritual proveyéndonos de distintas mitzvot (mandatos) como habitar en la sucá, sostener las cuatro especies y demás. Al hacer acciones físicas dedicadas a D-os, dirigimos la alegría que sentimos naturalmente hacia la conexión con Él. Sin embargo, en Sheminí Atzeret no existe ninguna mitzvá particular como las cuatro especies o la sucá, puesto que estas “herramientas” no son necesarias para acercarnos a D-os, la conexión que sentimos hacia Él es intrínseca. Después de los días sagrados de Rosh Hashaná, Yom Kipur y los siete días de Sucot, la persona supuestamente está tan cerca de D-os que no necesita nada externo a ella para acrecentar esa conexión.

Por eso no son necesarias mitzvot especiales en este día. La festividad nos enseña que D-os está constantemente en nuestras vidas y no necesitamos nada externo para tener una relación con Él y que Él desea que nos acerquemos.

Sin embargo, hay una única herramienta que sí necesitamos para estar en contacto continuo con Él – la Torá. Es el elemento principal que tenemos para establecer una relación con D-os; ya que es la forma en que D-os se comunica con nosotros. Con la Torá podemos entender lo que D-os quiere de nosotros y la forma en que Él ve el mundo. Bajo esta luz podemos entender porque Jazal vio propicio celebrar la conclusión del estudio de Torá en este día. Sheminí Atzeret nos enseña que nunca hay una separación de D-os. Podemos estar conectados con Él de forma constante, sin embargo, no podemos olvidar que eso es únicamente posible a través de la Torá. Por eso en este día expresamos la alegría que sentimos de estar en contacto con ella y se nos recuerda que a través de su estudio podemos cobijarnos en ella durante los días de invierno.

Una vez que hemos entendido la importancia de la Torá para este día, sólo queda preguntar ¿por qué se hace tanto énfasis en expresar nuestra alegría a través del baile con los rollos de Torá? ¿No sería más lógico pasar el día envueltos en el estudio de Torá? De aquí aprendemos que es más importante el goce en el estudio de Torá que el estudio mismo. Si uno no goza de la Torá, por más que la estudie uno no puede apreciarla, ni relacionarse correctamente con ella.

Fuente: Hidabroot

Se realizaron cambios editoriales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *