avatar_default

Enlace Judío México e Israel – El partido Kajol Laván, liderado por Benny Gantz, solicitó hoy al fiscal general Avichai Mendelblit que el primer ministro Benjamín Netanyahu abandone inmediatamente todos sus cargos ministeriales, informó Haaretz.

Mendelblit anunció ayer su decisión de acusar a Netanyahu por soborno, fraude y abuso de confianza en tres casos de corrupción.

En su petición, Kajol Laván enfatizó que “la Corte Suprema de Justicia ha determinado que un ministro contra el cual se presenta una acusación, no puede continuar desempeñando su cargo, y por lo tanto usted [Netanyahu] está obligado a dejar inmediatamente sus diversos cargos ministeriales en el gobierno”.

En una conferencia de prensa el jueves por la noche, Mendelblit dijo que tomó la decisión de acusar al primer ministro “con gran pesar, pero de manera sincera”, y enfatizó que no se trata de una cuestión de política de izquierda o de derecha y que la aplicación de la ley no es una elección.

Tras el anuncio del fiscal general, Netanyahu calificó los cargos en su contra de “un intento de golpe” contra un primer ministro en funciones.

Alegó que el “proceso de investigación sucio y tendencioso” en su contra se alimenta de historias falsas. “Este proceso, que ha culminado hoy, es espantoso. No soy el único que está horrorizado. Muchos de los ciudadanos de Israel también lo están, y no sólo de la derecha”, acusó.

El miércoles, el líder de Kajol Laván, Benny Gantz, hizo oficial su fracaso para intentar formar una coalición de gobierno, horas antes de la expiración del mandato legal que recibió del presidente Reuven Rivlin el mes pasado.

Al devolver el mandato para formar una coalición, Gantz ha sumido a la esfera política de Israel en una mayor incertidumbre, lo que ha aumentado los riesgos de un tercer ciclo electoral en un año.

El presidente de Avodá-Guesher, Amir Peretz, dijo ayer tras el anuncio de Mendelblit que su partido solicitará a la Corte Suprema de Justicia ordene al primer ministro tomar licencia.

“Avodá-Guesher argumentará que dado que el primer ministro encabeza un gobierno de transición, que no se ganó la confianza de la Knéset, debe tomar licencia como requiere la ley de los ministros del gobierno”, señaló Peretz en un comunicado.

Mientras tanto, el ministro de Exteriores Israel Katz externó su apoyo a Netanyahu. “Nuestros rivales políticos deberían comprender que no hay un impedimento legal para que Netanyahu sirva como primer ministro, y que sólo el público y sus representantes en la Knéset serán los que decidan democráticamente quién dirigirá a Israel durante estos tiempos difíciles”, apuntó.

El partido ultraortodoxo Yahadut Hatorá dijo en un comunicado que “el primer ministro es inocente hasta que se demuestre lo contrario, y de acuerdo con la ley, se le debe permitir mantener su posición hasta el veredicto final”.

Ayelet Shaked, de Hayamin Hajadash, expresó su confianza en el fiscal general. “Mendelblit es un hombre honesto que toma sus decisiones de manera independiente y de acuerdo con las pruebas que se le presentan”, aseveró.

“Aunque no estemos de acuerdo en algunas de sus decisiones, cabe señalar que sus motivos son estrictamente profesionales”, afirmó en referencia a las observaciones de Netanyahu, de que Mendelblit cedió a la presión del fiscal del Estado Shai Nitzan y sus colegas.

Reproducción autorizada con la mención: © EnlaceJudíoMéxico

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí