avatar_default

Enlace Judío México e Israel – “Ichi” significa “camino” en mixteco. Así se llama la ONG fundada por un pequeño grupo de voluntarios judíos que realiza una labor social de alto impacto: donar bicicletas a los niños de comunidades oaxaqueñas marginadas, que de otra forma tendrían que caminar hasta cuatro horas para llegar a la escuela. Conversamos con tres de sus miembros. 

Para Luis Ehrenwald, Sandra Rapoport y Heidy Cemaj, el activismo social no es una ocurrencia, sino una labor de años. Sandra, por ejemplo, acudió con CADENA a la zona del Istmo, tras los terremotos de septiembre de 2017. En ese momento no se imaginaba cómo una cadena de eventos la llevaría a formar, junto con Heidy, Luis y otros miembros de la comunidad judía, una ONG que realizaría una labor altruista de gran impacto social.

El pequeño grupo de activistas, entre quienes también se encuentran Elvira Bessudo y su esposo, Rubén Bross, trabaja de la mano con el gobierno de Oaxaca y, particularmente, con la Subsecretaría de Inclusión Social, para regalar bicicletas a niños de comunidades aisladas para que puedan ir a la escuela.

De otra manera, estos niños tienen que caminar hasta cuatro horas para llegar desde sus comunidades, enclavadas en zonas serranas de difícil acceso, hasta sus centros escolares, lo que incide en un alto índice de deserción escolar.

El gobierno de Oaxaca ya había iniciado un programa para regalar bicicletas a los niños de la Mixteca. Cuando los miembros de lo que llegaría a ser Ichi supieron de él, entendieron que su capacidad de reunir y regalar bicicletas sería mucho mayor que la del estado, así que se pusieron manos a la obra.

Otro miembro del grupo, Isaac Sevilla, contactó a la fábrica de bicicletas Monk para pedirles que donaran el equipo. Al final, llegaron a un acuerdo: Monk donaría una bicicleta por cada bicicleta que el grupo comprara. Así comenzaron a recaudar dinero para comprar bicicletas y en poco tiempo ya habían conseguido superar por mucho las 20 bicicletas que el gobierno de Oaxaca había podido repartir en su programa original.

Hasta la fecha, Ichi ha entregado casi 400 bicicletas a igual número de niños, a quienes han podido conocer y escuchar para saber más sobre sus necesidades, sí, pero también sobre sus sueños. Los activistas aseguran que ninguno de los niños a quienes les han entregado las bicicletas ha desertado de la escuela.

Ichi espera que el número de bicicletas donadas alcance las 1,500 para el próximo año.

Te invitamos a ver la entrevista completa para que conozcas más de esta historia y, si puedes, te sumes a la causa de este grupo de personas que está haciendo algo por la educación de algunos de los niños más pobres de México.

 

Si deseas ponerte en contacto con Ichi, las siguientes son las cuentas de correo electrónico de algunos de sus miembros:

Rubén Bross
Sandra Rapoport
Luis Ehrenwald

 

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío, 

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí