avatar_default

(JTA) – En los últimos dos años, al menos cinco desfiles con representaciones ofensivas de judíos han tenido lugar en países miembros de la UE.

CNAAN LIPHSHIZ

El primero sucedió en la ciudad belga de Aalst, cuyo famoso carnaval en 2019 presentaba efigies de judíos sonrientes con bolsas de dinero. Una de las figuras tenía una rata en su hombro.

La UNESCO calificó la exhibición de antisemita y eliminó el Carnaval de Aalst, un evento con miles de participantes y cerca de 100,000 espectadores, de su lista de eventos del patrimonio mundial.

El desfile de este año el 23 de febrero fue aún más lejos, se parecía a una escena de la película satírica “Borat” en el proceso: los juerguistas usaban narices y disfraces que comparaban a los judíos ortodoxos haredi con los insectos.

El mismo día, dos municipios en España realizaron desfiles donde docenas de artistas yuxtapusieron judíos y nazis con carrozas que evocaban campos de exterminio y trenes. El de Badajoz, a unas 200 millas al oeste de Madrid, tenía participantes que vestían uniformes que eran parte SS y parte prisioneros del campo de concentración mientras sostenían carteles que decían “lo mismo”.

En abril pasado, los aldeanos polacos en una procesión de Pascua golpearon y quemaron la efigie de un judío haredi o ultraortodoxo.

Cada uno de estos eventos provocó condenas apasionadas, incluso por parte de críticos que los vieron como evidencia de una tendencia emergente. El Centro Simon Wiesenthal en una declaración del 26 de febrero calificó las exposiciones como “un reflejo de los niveles crecientes de antisemitismo que se hacen evidentes en todos los rincones de Europa”.

Un desfile flotante en el Carnaval de Aalst en Belgica con caricaturas de judios ortodoxos encima de bolsas de dinero, 3 de marzo de 2019. (Cortesia de FJO, vía JTA)

Sin embargo, para los historiadores familiarizados con el registro antisemita de los carnavales de Europa, la aparición de este tema en las procesiones modernas es una continuación orgánica de una tradición centenaria de antisemitismo en estos eventos, particularmente el Carnaval religioso que celebra la Cuaresma, el período de 40 días que precede a la Pascua.

Una expresión de alegría por la llegada de la primavera, presentaba disfraces, máscaras y comedia desde el principio. Pero en la Edad Media, Venecia y Roma, cuyos carnavales eran la comedia más grande del mundo, significaba burlarse de los judíos.

“Estas imágenes no son una expresión de algo nuevo. Es la manifestación de un elemento que casi siempre ha sido un elemento de carnaval, y nunca se fue realmente ”, dijo Bart Wallet, autor e historiador de la Universidad de Amsterdam que estudia la judería europea.

Los carnavales antisemitas de antaño

En Roma específicamente, la Iglesia Católica bajo el Papa Pablo II revivió una costumbre en 1466 en la que los judíos se veían obligados a correr desnudos por las calles.

“Antes de que se les obligara a correr, los judíos eran ricamente alimentados, para hacerles la carrera más difícil y al mismo tiempo más divertida para los espectadores”, escribió un testigo sobre el evento, según el libro de 2001 de David Kertzer “Los Papas contra los judíos: el papel del Vaticano en el surgimiento del antisemitismo moderno”.

Los judíos corrían “en medio de los chillidos y las carcajadas burlonas de Roma, mientras el Santo Padre se paraba en un balcón ricamente ornamentado y se reía de buena gana”, escribió el testigo.

Los historiadores no tienen una gran riqueza de registros de carnavales medievales, según el historiador David Nirenberg, decano de la escuela de teología de la Universidad de Chicago.

“Pero el material que tenemos sugiere que era muy central”, dijo.

En esos eventos y otros dramas religiosos medievales, los judíos casi siempre fueron retratados negativamente, como “algo que hay que superar”, agregó. En algunas obras, los judíos fueron expulsados de la ciudad ​​junto con las prostitutas.

Esta pintura que representa un carnaval en Roma, alrededor de 1650, se encuentra en la coleccion del Museo de Historia del Arte de Viena. (Imagenes de bellas artes / Imagenes de patrimonio / Imagenes de Getty)

A lo largo de los siglos XVIII y XIX, los rabinos del gueto en Roma se vieron obligados a marchar por las calles de la ciudad con atuendos de payasos, abucheados y acribillados por la multitud. Después de que se abolió la Inquisición en 1834, la comunidad judía de Roma solicitó al Vaticano que pusiera fin a la costumbre. En 1836, el papa Gregorio XVI respondió.

“No es oportuno hacer ninguna innovación”, dijo.

La costumbre fue abolida en el siglo XIX, pero a los judíos todavía se les obligaba a pagar el Carnaval mediante un impuesto especial.

En el gran Carnaval de Venecia, los participantes usaban máscaras “judías”, completas con narices de gancho y expresiones grotescas, según James Johnson, autor del libro de 2011 “Venice Incognito: Masks in the Serene Republic”. (Incógnito Venecia: Máscaras en la República Serena)

Este tipo de imágenes ha sobrevivido hasta el día de hoy en Elche, donde los actores presentan cada año lo que Nirenberg dice que es el drama más antiguo de Europa, “El misterio de Elche”. Retratando judíos ruidosos, los actores se reúnen alrededor de una iglesia donde se está preparando a la Virgen María para el entierro. Luchan contra los apóstoles del cristianismo hasta que son vencidos y aceptan convertirse.

Transición a hoy

A partir del siglo XIX, los carnavales se convirtieron gradualmente en eventos seculares. Pero el vilipendio y la burla de los judíos persistieron, según el historiador Wallet.

La única interrupción en esta tradición se produjo en las tres décadas que siguieron al Holocausto, “donde tal vez hubo una medida de autocensura”.

Hombres vestidos con traje de judios haredi con el abdomen y las piernas de una hormiga en la procesion anual del carnaval en Aalst, Belgica, el 23 de febrero de 2020. (Cnaan Liphshiz)

“Pero ahora estamos viendo carnavales que regresan a esos orígenes”, dijo Wallet.

Emile Schrijver, director del Museo Histórico Judío y del Barrio Cultural Judío de Amsterdam, también cree que los carnavales modernos están “jugando con algunos temas antisemitas antiguos”.

Esa fue sin duda la impresión de muchos críticos de la carroza de Aalst con judíos sonrientes con bolsas de dinero.

En Aalst este año, también hubo textos alusivos a los estereotipos de los judíos. Uno de los grupos que usaban narices falsas con ganchos y disfraces haredi tenía un letrero en su carro que decía “regulaciones para el comité del partido judío” e incluía “No te burles de los judíos” y “Ciertamente no digas la verdad sobre el judío”.

En los dos festivales de Aalst, los organizadores negaron que las representaciones de los judíos fueran antisemitas, atribuyéndolos a la atmósfera sin restricciones de la sátira y el ridículo característicos del evento.

Los carnavales españoles no incluían este tipo de ridículo de judíos, pero su tratamiento del asesinato de judíos en el Holocausto fue menos que reverente, con participantes bailando mientras los nazis y los judíos bailaban juntos al ritmo de un tren que aceleraba.

Participantes del carnaval en Badajoz, España, el 23 de febrero de 2020. (Canal de Extremadura)

Los organizadores de esos eventos se disculparon por mostrar insensibilidad rechazando cualquier acusación de antisemitismo. Los defensores de las carrozas del Holocausto de ambos carnavales españoles este año también los defendieron como un intento de conmemorar a las víctimas.

España, Bélgica y Polonia ocuparon tres de los primeros lugares en un índice de antisemitismo europeo compilado por la Liga Anti-Difamación en 2019.

Schrijver, el director del museo, señaló que los eventos españoles ocurrieron en el contexto del 75 aniversario de la derrota de la Alemania nazi, así como la naturaleza competitiva común en los carnavales contemporáneos.

“Las personas que compiten en los carnavales siempre buscan una declaración oportuna”, dijo. “Y están compitiendo entre sí sobre quién hace la carroza más impactante. No es apropiado que elijan el Holocausto, pero no es sorprendente”.

De la traducción (c)Enlace Judío México
Prohibida su reproducción

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí