avatar_default
Enlace Judío México e Israel –  Hay una frase hermosa con la que podremos cambiar nuestra perspectiva de vida y dice así: “Dependiendo de cómo tú te preocupes por los demás, así Dios va a preocuparse por ti”.
Dijo Rab Matitiahu Solomon algo hermoso y muy fuerte a la vez: “Dios dice: Si de ése al que no quieres ayudar dices que no es tu hermano, entonces yo no soy tu Padre”.
No seas tacaño con tus palabras. ¿Por qué torturar a las personas con tu silencio, cuando puedes bendecirlas con palabras de ánimo?
En el judaísmo no existen las pequeñeces. Todos los actos pequeños (según nuestro entender) que hacemos son muy grandes en el Olam Habá.
Una palabra para alegrar al compañero, un consejo, una palmada de aliento, etc., valen mucho en el Cielo.

Las opiniones, creencias y puntos de vista expresados por el autor o la autora en los artículos de opinión, y los comentarios en los mismos, no reflejan necesariamente la postura o línea editorial de Enlace Judío.

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo