avatar_default

(JTA) — El comediante judío estadounidense Marc Maron advirtió a los escuchas al comienzo del último episodio de su podcast WTF el lunes: “Si no te gustan los judíos, se te van a desencadenar muchas cosas”.

Fue una adecuada advertencia, dado que su conversación de una hora con el actor judío canadiense Seth Rogen tocó casi todos los aspectos generales de la identidad judía moderna, desde el campamento de verano judío hasta el judaísmo cultural y la Shive.

Pero una segunda advertencia llegó durante el episodio, ya que la conversación pasó hacia Israel. “Vamos a hacer enojar a un montón de judíos”, dijo Maron.

Rogen, que creció asistiendo a escuelas judías y a un campamento judío en Vancouver, afirmó que fue “alimentado con una gran cantidad de mentiras sobre Israel” y se cuestionó sobre por qué debería existir el Estado. Maron, quien a menudo hace referencia a su judaísmo en sus shows de comedia de stand up, estuvo de acuerdo.

Rogen: Para mí solo parece un proceso de pensamiento anticuado. Si es por razones religiosas, no estoy de acuerdo, porque creo que la religión es una tontería. Si es realmente para la preservación del pueblo judío, no tiene sentido, porque una vez más, no mantienes algo que estás tratando de preservar en un solo lugar, especialmente cuando se demuestra que ese lugar es bastante volátil, ¿sabes? ‘Estoy tratando de mantener todas estas cosas a salvo, las pondré en mi licuadora y espero que ese sea el mejor lugar… eso lo hará’. No tiene sentido para mí. ¡Y también creo que, como judío, me alimentaron con una gran cantidad de mentiras sobre Israel toda mi vida! Nunca te dicen eso… ¡Oh por cierto! Había otra gente allí. ¡Hacen que parezca como si ahí hubiera estado siempre, como si la maldita puerta hubiera estado abierta! Se olvidan de decir este hecho a todos los jóvenes judíos.

Maron: Me asusta hablar de eso.

Rogen: ¡Tengo miedo de los judíos! Tengo 100% miedo de los judíos.

Toda la conversación fue lo que Maron llamó “la charla más judía” que ha tenido en su popular podcast, que ha emitido más de 1,100 episodios. Rogen estuvo en el programa para hablar sobre su próxima película An american pickle, sobre un inmigrante judío que cae en un tanque de encurtidos en Nueva York en 1919 y se despierta 100 años después.

Aquí más temas sobre los que discutieron:

Sobre los judíos “duros”:

Rogen: Mi abuelo era plomero. También vengo de una línea de trabajadores judíos muy duros. Mi abuelo jugaba al fútbol profesional en Canadá y era plomero… mi bisabuelo del otro lado era cartero, ¡y fueron duros! Y de ahí surgió la idea de la película. Simon Rich, el escritor, dijo: ‘Estaba mirando una vieja foto de mi abuelo cuando tenía mi edad, y no pude evitar pensar que si nos conociéramos, me aborrecería y probablemente me daría una paliza por la mierda que soy”… Y mi abuelo… fueron amables conmigo, pero se notaba, como si él pensara que yo era suave.

Maron: Siempre he tenido una teoría al respecto, que existe el tipo fornido de judío campesino proletario, y luego está el judío compositor, el judío matemático. Y definitivamente no soy un judío matemático, y creo que tú tampoco…

Sobre salir y casarse con otros judíos:

Rogen: Hubiera sido totalmente feliz si me hubiera casado con una persona no judía, es una coincidencia que [su esposa Lauren Miller sea] judía, y realmente le molesta cuando digo eso. Ella quiere que su judaísmo tenga algún valor para mí, a pesar de que no, de ninguna manera, forma o modo.

Maron: No sé si sabrías si eso es cierto. Apuesto a que no serías genial con un no judío.

Rogen: Sí, tal vez estaría bien.

Maron: Sí, probablemente estarías bien, pero no existe el ‘estuve casado con un judío y eso no funcionó, y luego estuve casado con un no judío y eso tampoco funcionó’…

Rogen: Creo que hay una familiaridad con eso… pero también, me encontré siendo una verdadera novedad para algunas de las mujeres no judías con las que salí, como si fuera ‘Oh wow’, como si nunca antes hubieran estado con una persona divertida en toda su vida… No soy más divertido que el tío de una persona judía promedio.

Sobre el poder de la Shive:

Rogen: A medida que envejezco, aprecio esa religión, ya sabes, específicamente en torno a la muerte, como que el judaísmo tiene mucho protocolo que es útil…

Maron: Lo de la Shive es realmente poderoso…

Rogen: Te pone en movimiento, y te obliga a hacer cosas, y te obliga a enfrentarlo, y te obliga a estar cerca de la gente, y hablar con la gente y…

Maron: Comer, te obliga a comer.

Rogen: Te obliga a comer y beber, y es religión. Fue una de esas cosas en las que pensé: ‘Oh, esto es como una herramienta muy útil que la religión ha creado en torno a algo muy doloroso y que le pensaron mucho en esto’… Así como el Arca de Noé es una tontería, esto no lo es, esto es realmente como un protocolo muy bien pensado y práctico para hacer después de que alguien muere, lo creas o no.

Sobre el antisemitismo:

Rogen: Recuerdo que mi papá me dijo francamente: ‘La gente odia a los judíos. Solo ten cuidado con eso. Simplemente lo hacen’. Y, sinceramente, es algo que me alegra que me hayan inculcado desde joven, porque si no fuera así, me sorprendería constantemente con la cantidad de hijos de puta que odian a los judíos, ¡porque lo hacen! Es omnipresente y frecuente, y para muchos judíos es tan confuso que no asumen que es verdad… He tratado de pensar mucho sobre por qué sucedió… La gente obviamente odia a las personas que no se parecen a ellos… Creo que las personas también tienen un miedo extraño a las personas que se parecen a ellas pero que no creen lo mismo que hacen fundamentalmente.

Sobre cómo surgió la película An american pickle:

Rogen: [Simon Rich] lo imaginó como una película conmigo… La primera vez que presenté “Saturday Night Live” fue su primer episodio como escritor en ‘Saturday Night Live’, y ambos éramos mucho más jóvenes que todos los que estaban allí en ese momento… Como que conectamos, y luego surgió la historia, y a mucha gente le gustó, pero creo que la gente lo vio y tal vez pensó que era demasiado extraño para ser una película. Pero hablé con él al respecto y me dijo: ‘Lo imagino como una película y lo imagino contigo, y te imagino interpretando a ambos personajes… y me llevó mucho tiempo entender si eso era una idea terrible o no… Fue una película difícil de descifrar, el tono es extraño y es algo en lo que quería pasar mucho tiempo asegurándome de que estábamos bien.

De la traducción (c)Enlace Judío México
Prohibida su reproducción

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo