avatar_default

Enlace Judío México e Israel – Un día como hoy pero en 1312 AEC (año hebreo 2449), Moisés bajó del Monte Sinaí con el segundo juego de Tablas, lo que indica que Dios había perdonado al pueblo judío por el pecado del Becerro de Oro.

Este día en adelante se convierte en Yom Kippur, el Día del Perdón, en el que el alma de una persona es purificada de transgresiones.

Yom Kipur es el día más sagrado del año, cuando estamos más cerca de Di-s y de la esencia de nuestras almas. Yom Kippur significa “Día del perdón”, como dice el versículo de Levítico 16:30; “Porque en este día Él te perdonará, para purificarte, para que seas limpiado de todos tus pecados ante Di-s”.

Por esto es que durante casi 26 horas “afligimos nuestras almas” y nos abstenemos de comer y beber, no nos lavamos ni nos aplicamos lociones o cremas, no usamos calzado de cuero y nos abstenemos de las relaciones maritales. En cambio, pasamos el día en la sinagoga, orando por perdón.

Esto comenzó apenas unos meses después de que el pueblo de Israel salió de Egipto en el año 2448 desde la creación, 1313 AEC, pecaron al adorar a un becerro de oro.

Moisés ascendió al monte Sinaí y oró a Di-s para que los perdonara. Después de dos períodos de 40 días en la montaña, se obtuvo el favor divino completo. El día que Moisés descendió de la montaña (el décimo de Tishrei) se conocería para siempre como el Día de la Expiación: Yom Kippur.

Ese año, la gente construyó el Tabernáculo, un hogar portátil para Di-s. El Tabernáculo era un centro de oraciones y sacrificios. El servicio en el Tabernáculo culminó en Yom Kipur, cuando el Sumo Sacerdote realizaría un servicio especialmente prescrito.

Lo más destacado de este servicio incluyó la ofrenda de incienso en el Lugar Santísimo (donde se encontraba el arca) y la lotería con dos machos cabríos, uno de los cuales fue traído como sacrificio y el otro enviado al desierto (Azazel).

Con información de Chabad.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo