avatar_default

Enlace Judío México e Israel – Enlace Judío entrevistó al vocero del Ministerio de Asuntos Exteriores de Israel, Lior Haiat, para conocer su experiencia personal frente a uno de los episodios que importantes para el Estado judío en la historia reciente: el acuerdo de paz con los Emiratos Árabes Unidos (EAU). El funcionario fue parte de la delegación israelí que visitó el país árabe hace más de una semana y nos relató sus vivencias.

¿Fue la primera vez que viajaste a los EAU?

Sí, fue la primera vez que fui a los EAU. Y la verdad es que llegue unos días antes de la delegación, con una adelantada para preparar ese evento histórico que fue la llegada del primer avión de El Al con un vuelo directo desde Israel a Abu Dabi, por primera vez volando sobre Arabia Saudita. Hay tantas cosas que son por primera vez, pero fue un momento histórico muy lindo. Fue mi primera vez y de verdad que llegó por una sorpresa.

Empezamos a hablar de esa delegación y un día me mandaron rápidamente a hacerme el examen de coronavirus y pregunté, “¿por qué?”, y me dijeron que porque viajaríamos mañana hacia EAU. La verdad es que no sabía qué era lo que podía esperar, pero desde el primer momento la bienvenida que hemos recibido ha sido espectacular; mucho más de lo que podía esperar o soñar y nos han recibido con el mensaje de, “aquí es su casa y pueden sentirse como en casa”, y nos han hecho sentir en casa.

Nos reunimos con representantes oficiales de la cancillería local para empezar a crear esos lazos, tanto para el evento de la llegada de la delegación, como también para el futuro. Porque de hecho lo que estuvimos haciendo en esos días en Abu Dabi fue construir la infraestructura de la paz entre Israel y los EAU. Es una infraestructura que ya habíamos trabajado en los EAU debajo del radar o detrás de las cortinas por muchos años, pero por primera vez nos invitaron a entrar por la puerta principal de la cancillería en Abu Dabi.

Creo que fuimos los primeros diplomáticos israelíes que han tenido una reunión oficial de forma abierta, una reunión en la cual podíamos sacar fotos y ponerlo en las redes sociales. El punto, por lo menos desde mi opinión, más emocionante fue esperar en el terminal del aeropuerto de Abu Dabi -se me pone la piel de gallina- al avión de El Al. Unos minutos antes de que llegara el avión subieron las banderas de Israel con las de los EAU y EE. UU. y toda la delegación esperaba ahí en la terminal como si fuera un sueño. Cuando llegó el avión la gente empezó a aplaudir. No podíamos imaginar una semana antes que eso podía pasar.

¿A qué personalidades conociste? ¿Qué fue lo que dialogaron?

Nosotros nos reunimos con los diplomáticos locales de distintos niveles, de distintos departamentos. En las reuniones que tuvimos había representantes de varios ministerios del gobierno emiratí y obviamente el canciller, que fue la persona que recibió a la delegación israelí, lo que demostró la importancia que los EAU dieron a esa delegación.

Creo que lo que yo aprendí en esos días ha sido que hay mucha curiosidad de parte de la población en Abu Dabi; por lo menos conocen a los israelíes, conocen a Israel, tienen muchas ganas de venir a visitarnos, tienen muchas ganas de hacer negocios con Israel. Es una oportunidad económica enorme para nosotros y para ellos y tienen muchos puntos de contacto, muchos puntos que unen a Israel y los EAU.

Somos países relativamente jóvenes, que ponen mucha importancia en la innovación, la tecnología y la ciencia, y por lo menos desde el punto de vista israelí hay muchos contactos que pueden ayudarnos a abrir mercados, tanto en el mundo árabe y también para el continente asiático, porque el hecho de que Abu Dabi está en el camino de Israel hacia Asia, puede abrirnos puertas y ayudarnos a hacer buenos negocios con este continente.

¿Fuiste como parte de una delegación de portavoces o porque eres especialista en Centroamérica y del Caribe?

Como portavoz. La delegación israelí tenía representantes de 8 ministerios israelíes, tanto de la Oficina del Primer Ministro, como del Ministerio de Turismo, de Ciencia, de Finanzas y otros. Estuvimos centrados en 7 grupos de trabajo, cada uno dedicado a otro tema. Otro puente que queríamos construir entre Israel y los EAU fue sobre la creación de relaciones diplomáticas, ya estamos pensando en abrir una embajada de Israel en Abu Dabi, tal vez también un consulado general en Dubai. Ellos están pensando abrir su embajada en Israel.
También estuvimos hablando de vuelos directos para que los israelíes puedan visitar Abu Dabi y Dubai, recibir los visados y también turismo del otro lado. Hay mucha curiosidad por parte de la población israelí en visitar esa ciudad. Pero también hay mucha curiosidad desde su punto de vista y creo que estamos esperando mucho turismo y muchos negocios viniendo de Abu Dabi y de Dubai a Israel.
Hasta que firmemos los acuerdos de paz, los israelíes no pueden visitar los EAU con su pasaporte israelí. Los israelíes tenían que visitar los EAU con pasaportes extranjeros, pero ese acuerdo, esa nueva relación va a abrir las puertas para los ciudadanos israelíes para visitar el país con sus pasaportes.

¿Qué se sabe sobre la embajada de EAU en Israel? ¿Dónde estará?

Nosotros nos reunimos con los diplomáticos locales de distintos niveles, de distintos departamentos. En las reuniones que tuvimos había representantes de varios ministerios del gobierno emiratí y obviamente el canciller, que fue la persona que recibió a la delegación israelí, lo que demostró la importancia que los EAU dieron a esa delegación.

Creo que lo que yo aprendí en esos días ha sido que hay mucha curiosidad de parte de la población en Abu Dabi; por lo menos conocen a los israelíes, conocen a Israel, tienen muchas ganas de venir a visitarnos, tienen muchas ganas de hacer negocios con Israel. Es una oportunidad económica enorme para nosotros y para ellos y tienen muchos puntos de contacto, muchos puntos que unen a Israel y los EAU.

Somos países relativamente jóvenes, que ponen mucha importancia en la innovación, la tecnología y la ciencia, y por lo menos desde el punto de vista israelí hay muchos contactos que pueden ayudarnos a abrir mercados, tanto en el mundo árabe y también para el continente asiático, porque el hecho de que Abu Dabi está en el camino de Israel hacia Asia, puede abrirnos puertas y ayudarnos a hacer buenos negocios con este continente.

¿Qué opinas sobre el hecho que Baréin y Arabia Saudita sostienen respecto a que harán la paz con Israel hasta que este la haga con los palestinos?

Nosotros queremos la paz con todos nuestros vecinos. Hablando de los palestinos creo que también es una oportunidad para ellos de entender que Medio Oriente está cambiando y ellos tienen que tomar una decisión: si están del lado de los países de paz o están del lado de los países del terrorismo cómo es Irán, Siria, o Hezbolá, y ese eje que promueve la violencia en la región.

Espero que los palestinos y el liderazgo palestino aprendan de esa nueva realidad y tomen esa decisión tan importante. No solamente para nosotros sino para su pueblo, también tomar el camino de paz. Nosotros esperamos que los palestinos vuelvan pronto a la mesa de negociaciones y estoy muy seguro que cuando ellos vengan a negociar la paz con nosotros van a encontrar el lado de Israel para caminar juntos en el camino de paz.

¿Hubo algún paso que hayan tomado desde este acuerdo en esta dirección?

Lamento decir que todavía no, pero como un buen judío tengo la esperanza fuerte y creo que tenemos que seguir esperando, porque la paz entre Israel y los palestinos es un desafío nuestro y un sueño nuestro también. Podemos llegar a la paz, pero depende mucho del liderazgo y creo que el buen liderazgo que piensa para el bien de su pueblo puede seguir con ese camino. Lo hemos visto con los EAU y espero verlo también con los palestinos y con otros países de la región.

¿Qué país será el siguiente en hacer la paz con Israel?

Puedo citar al director general de la cancillería que decía, “tenemos un menú con varias opciones y vamos a esperar que esos países tomen esa decisión”. Sin ninguna duda esos países están mirando hacia la nueva realidad y los nuevos pasos que estamos tomando. Por los EAU iban a tomar la decisión basándose en las relaciones bilaterales como también porque van a tomar esa decisión basándose en la reacción internacional. Así que tenemos muchos países en el mundo y muchos líderes en el mundo mandando un mensaje positivo de ese nuevo acuerdo de paz y esa nueva realidad en el Medio Oriente.

¿Qué fue lo que más te impactó en tu visita?

Creo que al salir de una de las reuniones sentíamos nuestro sueño de llegar a la paz. No es solamente una cosa que viene de Israel. Sentíamos que nuestras contrapartes, sentíamos que nuestros amigos de EAU, tienen el mismo sueño de vivir en paz con Israel. Nos sentábamos ahí después de una de las reuniones tomando un café y decían, “tengo un sueño de ir a visitarlos”, “tengo el sueño de ir a conocer Tel Aviv” y “tengo el sueño de venir a Jerusalén”, dijo uno de nuestros nuevos amigos. Creo que son mensaje que también no lo esperaba tan pronto en las negociaciones, pero creo que eso es realmente lo que significa la paz, no solamente no tener la guerra, sino tener un contacto de amistad.

¿Crees que tuvo que ver algo este acuerdo con las recientes decisiones de Serbia, Kosovo y Malaui?

Creo que el punto de contacto es el gobierno norteamericano, que está haciendo un esfuerzo increíble para ayudar a Israel a llegar a la paz con sus vecinos, a mejorar las relaciones de Israel con diferentes lugares del mundo. Creo que el esfuerzo que está haciendo la administración del presidente Trump es un esfuerzo que cambia realmente la posición estratégica de Israel en el mundo y el liderato que está demostrando esta administración nos liga hacia una nueva realidad.

Apreciamos mucho lo que está haciendo EE. UU. para Israel, creo que tanto esa decisión de Serbia como Kosovo, de construir sus embajadas en Jerusalén, acompañando las embajadas que ya existen aquí como la de EE. UU., de Guatemala y de otros países que van a hacerlo pronto, es otro mensaje hacia la importancia de la amistad que tenemos y la alianza que tenemos entre Israel y los EE. UU., nuestro mejor aliado. Y agradecemos mucho su apoyo a nivel político y a nivel estratégico también.

¿Es posible continuar con la normalización de lazos con el mundo árabe sin abandonar el deseo de anexión o el gobierno de Netanyahu tendrá que ceder en esta intención?

Creo que es una decisión política. Soy parte del Ministerio de Asuntos Exteriores y soy diplomático de carrera, esa es una decisión que tienen que tomar los líderes políticos. Lo que sí creo es que hemos cambiado mucho la forma de pensar en el Medio Oriente. Por muchos años todos pensaban que no podíamos avanzar en el camino de la paz sin terminar el conflicto con los palestinos.

Creo que esa posición ya está cambiada, porque el mundo árabe entendió o está entendiendo hoy, y la razón de no seguir en el camino de la paz con los palestinos no es por culpa de Israel, si no es por culpa del liderazgo palestino, y ellos mismos, los líderes árabes mandan mensajes hacia el liderazgo palestino que no van a estar apoyando esa política de negar el proceso de paz. Si ellos mismos no van a hacer el esfuerzo necesario para seguir, creo que es un cambio histórico en el Medio Oriente, uno muy positivo porque creo que ese cambio podía ser el esfuerzo necesario para presionar al liderazgo palestino de vuelta a la mesa de negociaciones.

No creo que el proyecto de anexión haya sido abandonado. No estamos a punto de hacerlo. Creo que el futuro de Judea y Samaria va a ser decidido por Israel y los palestinos y ojalá que sea decidido en forma de negociación, pero no podemos esperar para siempre al liderazgo palestino para tomar esas decisiones.

¿Cuándo se tiene previsto que este proceso de normalización culmine totalmente y que haya realmente una paz?

Estamos hablando de paz, no de normalización. El acuerdo que vamos a firmar es un acuerdo de paz y los puentes que estamos construyendo hoy son puentes de paz. Estamos hablando de una relación Pacífica, cómo tenemos con muchos países en el mundo dónde podemos visitar y ellos pueden visitar y podemos hacer negocios, podemos cooperar en temas o áreas de tecnología y de agricultura, de ciencia, de espacio y de tantas otras cosas. Creo que el beneficio de prosperidad va a ser para ambos pueblos.

¿Es verdad que Israel ha autorizado la venta de armas avanzadas a los EAU como parte del plan?

Creo que es muy claro que no voy a hablar temas de seguridad nacional del Estado de Israel en los medios de comunicación.  Es un tema que Israel tiene un diálogo muy abierto con nuestros aliados en EE. UU. y es un proceso que ellos tienen que tomar en cuenta en sus relaciones bilaterales con Israel por un lado y en sus relaciones con los EAU en el otro lado. EE. UU. entiende muy bien la necesidad de Israel de tener una capacidad militar superior en el Medio Oriente, porque es la única razón por la que hemos podido sobrevivir en esa región.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo