avatar_default

Enlace Judío México e Israel.- El miércoles, la Corte Penal Internacional cerró definitivamente el caso de las acusaciones de crímenes de guerra contra Israel en relación con el incidente del Mavi Marmara de 2010 en el que 10 ciudadanos turcos murieron durante un enfrentamiento con los comandos navales de las Fuerzas de Defensa de Israel, informó The Jerusalem Post.

YONAH JEREMY BOB

La decisión de la Sala de Cuestiones Preliminares de la CPI siguió a la decisión de la fiscal de la CPI de cerrar el caso por tercera vez en diciembre de 2019, así como a fallos anteriores del máximo órgano de la CPI, la cámara de apelaciones, que parecía socavar los intentos de forzar a la fiscal de la CPI para que siguiera adelante con el caso.

Es la primera vez que la Sala de Cuestiones Preliminares de la CPI tira la toalla después de las apelaciones presentadas contra la decisión de la fiscal de la CPI de cerrar el caso.

En su decisión de diciembre de 2019, la Fiscalía de la CPI hizo algunas de sus declaraciones más elogiosas respecto a las posiciones de las FDI e Israel sobre algunos asuntos de crímenes de guerra.

Desde una perspectiva técnica, la tercera decisión consecutiva de la Fiscal de la CPI Fatou Bensouda de cerrar su investigación preliminar de los presuntos crímenes de guerra no fue nada nuevo. Ella y la Sala de Cuestiones Preliminares de la CPI han estado en desacuerdo sobre el caso desde 2014.

La CPI la presionó tres veces para que abriera una investigación criminal completa y en todas las ocasiones ella dijo que no había base para continuar.

Pero esta vez era diferente. Dado que el último fallo de la CPI ordenó a Bensouda aceptar ciertos hechos, tuvo que analizar más profundamente el comportamiento de las FDI.

En sus dos últimas decisiones de cerrar el caso, simplemente dijo que 10 activistas muertos que se enfrentaron con las FDI no eran un número de víctimas lo suficientemente alto como para merecer la atención de su oficina, que se ocupa principalmente de genocidio o asesinatos en masa.

Sin embargo, la isla de Comoras, que actuaba en nombre de los palestinos, siguió presionando a Bensouda para que analizara el caso con mayor profundidad.

En retrospectiva, probablemente desearían no haber presionado tanto.

Los elogios a las FDI fueron todos indirectos, pero inconfundibles para cualquiera que siga de cerca este escenario, especialmente porque los foros internacionales de derechos humanos con frecuencia condenan a Israel.

Una de las razones que dio Bensouda para no continuar con una investigación penal fue que el caso había sido investigado por la división legal de las FDI.

Aunque esto no fuera una aprobación total de todas las investigaciones por parte de la división legal de las FDI y solo en el contexto de la “responsabilidad del mando”, Bensouda podría haber llegado a la misma conclusión sin mencionar la división legal de las FDI.

Bensouda explicó además que si la investigación de la división jurídica de un país hubiera sido una farsa, la CPI no le habría brindado ninguna protección. Esto, en efecto, significa que Bensouda estuvo de acuerdo en que la investigación no fue una farsa.

En la misma línea, señaló que España, el Reino Unido, Suecia y Alemania habían desestimado todas las acusaciones de crímenes de guerra contra las FDI por el incidente. Algunos de los países desestimaron las acusaciones sobre la base de que reconocen que el sistema de justicia de Israel es legítimo y de haber investigado el tema adecuadamente.

A continuación, la Sala de Cuestiones Preliminares de la CPI había ordenado previamente a Bensouda que actuara como si las fuerzas de las FDI hubieran comenzado a disparar antes de abordar el Mavi Marmara, a pesar de que esta afirmación fue fuertemente disputada.

Bensouda dijo que aunque la afirmación fuera cierta, las FDI habían intentado tomar el control del Mavi Marmara por sorpresa para evitar un altercado y que intentaron utilizar otros medios no letales para evitar herir a los pasajeros.

Además, la Fiscalía de la CPI escribió que solo una de las 10 personas que murieron pudo haber muerto en el tiroteo inicial.

Incluso después del altercado, la Fiscalía de la CPI dijo que las FDI intentaron brindar atención médica rápida a los pasajeros que habían resultado heridos.

Esta narrativa hizo que pareciera que Bensouda consideraba muchas, aunque no todas, las acciones de las FDI de manera positiva y que era un ejército que se preocupaba por el estado de derecho.

Bensouda distinguió entre amplias acusaciones hechas por pasajeros de que se sintieron incómodos y ligeramente violentados, frente a acusaciones muy limitadas de posible trato inhumano real.

Esto fue notable, ya que a menudo los críticos de Israel simplemente catalogan cualquier trato incómodo por parte de Israel a las personas arrestadas como una “tortura” en toda regla.

Aún más sorprendentes fueron los comentarios de la Fiscalía de la CPI hechos directamente contra la posición de Palestina-isla Comoras.

Mientras que los críticos de Israel retrataron a los pasajeros del Mavi Marmara como si tuvieran prácticamente el estatus de pacificadores de la ONU, Bensouda declaró que su objetivo era político.

También desestimó cualquier intento de la Sala de Cuestiones Preliminares de la CPI de considerar el bloqueo de Gaza por parte de Israel como parte del escenario de crímenes de guerra, y dijo que analizar esta cuestión era inherentemente subjetivo.

A pesar del fallo, aún queda una pregunta importante sobre lo que decidirá la Sala de Cuestiones Preliminares de la CPI con respecto a los crímenes de guerra en la Guerra de Gaza de 2014 y la empresa de construcción de asentamientos de Israel.

Reproducción autorizada con la mención: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo