avatar_default

Enlace Judío México e Israel – El nuevo embajador de Israel ante las Naciones Unidas asegura que el gobierno israelí no ha abandonado sus planes de anexar partes de Judea y Samaria, a pesar de los acuerdos de normalización que Israel firmó con EAU y Baréin.

Gilad Erdan, exministro de Seguridad Pública y alto miembro del Likud, quien asumirá el cargo de embajador ante las Naciones Unidas, afirmó que había hablado con el primer ministro sobre el asunto.

“La anexión sigue en pie. El tema puede abordarse de nuevo después de las elecciones en EE.UU.”, dijo Erdan a la Radio del Ejército.

“La anexión no se ha anulado, pero está fuera de la lista de prioridades de los americanos”, añadió. “Sabíamos que esto no puede suceder sin la cooperación de la administración de Trump”.

Netanyahu había prometido durante meses anexar grandes partes de Judea y Samaria a partir del 1 de julio, pero los planes fueron suspendidos como parte del acuerdo de normalización con los Emiratos Árabes Unidos. Trump aseguró el mes pasado que el asunto ha sido “eliminado de la mesa”, aunque Netanyahu insiste en que sigue siendo relevante.

Durante una conferencia de prensa previo a la firma del acuerdo en la Casa Blanca, Trump dijo junto a Netanyahu: “No queremos hablar de la anexión ahora, pero esto está funcionando muy bien y muy justo y muy bueno para la gente involucrada en los acuerdos de normalización y para Israel”.

Fuentes con conocimiento directo del asunto dijeron recientemente al portal The Times of Israel que la administración de Trump prometió a los Emiratos que Washington no reconocerá una anexión israelí del Valle del Jordán y los asentamientos en Judea y Samaria hasta 2024.

El equipo de negociación encabezado por el asesor principal de la Casa Blanca Jared Kushner, acordó establecer un plazo de tiempo para la anexión que fuera coherente con el establecido para los palestinos en el marco del plan de paz de Trump, dijeron las fuentes.

El plan “Paz para la prosperidad” de la administración Trump, dado a conocer en enero de 2020, da a la Autoridad Palestina un plazo de cuatro años para involucrarse en el mismo, durante el cual se prohíbe a Israel expandirse a las zonas designadas en el plan para un futuro Estado palestino.

La administración de Trump espera poder persuadir a los palestinos, utilizando la posibilidad de que de otra manera respalde la anexión como última opción para que la Autoridad Palestina regrese a la mesa de negociaciones, dijo una fuente.

La Casa Blanca se negó a hacer comentarios, al igual que los funcionarios de EAU en Washington y Nueva York.

Reproducción autorizada con la mención: © EnlaceJudíoMéxico

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo