avatar_default

Enlace Judío México e Israel.- Por segundo día consecutivo, se registran cerca de 7,000 nuevos casos de virus con más de 1 de cada 8 pruebas positivas, ante de que el gobierno decidiera el endurecimiento del bloqueo nacional existente, según publica The Times of Israel.

667 pacientes están en estado grave, 164 de ellos conectados a ventiladores. Las cifras se van actualizando mientras la nación se dirige hacia un bloqueo más estricto.

El Ministerio de Salud dijo el jueves por la mañana que el día anterior se diagnosticaron 6.808 nuevos casos de virus, luego de que los ministros acordaran en una votación nocturna endurecer drásticamente el bloqueo nacional.

Fue el segundo día consecutivo en que el número de nuevos casos se acercó a los 7.000.

El ministerio dijo que de las 54.364 pruebas realizadas, un 12,9 por ciento de ellas regresaron el miércoles como positivas.

El número total de casos desde el inicio de la pandemia es de 206,332 con 1,335 muertes.

De los 56.901 casos activos, 667 se encuentran en estado grave, 164 de ellos en ventiladores, dijo el ministerio. Otros 248 están en condición moderada, y el resto presenta síntomas leves o nulos.

Miembros del equipo del hospital trabajan en la sala de coronavirus del hospital Shaare Zedek en Jerusalen el 23 de septiembre de 2020 (Nati Shohat / Flash90)

El anuncio se produjo después de que los ministros votaran para endurecer drásticamente el bloqueo del coronavirus existente en el país en medio de temores de que la tasa de infección se esté saliendo de control.

A partir del viernes a las 2 p.m., casi todos los negocios estarán cerrados, con la excepción de empresas y fábricas específicas designadas como “vitales” por la Autoridad Nacional de Emergencias del Ministerio de Defensa. La decisión de endurecer el bloqueo, redactada el miércoles por el gabinete del coronavirus y aprobada por el gabinete en pleno el jueves por la mañana, eximió a los supermercados y farmacias del cierre y permitió que los restaurantes trabajaran solo con entrega a domicilio.

Las oraciones de Yom Kipur que comienzan el domingo se llevarán a cabo casi en su totalidad al aire libre, con grupos de hasta 10 fieles autorizados a orar dentro de las sinagogas, según la decisión. El cierre también cubrirá la totalidad de las vacaciones de Sucot.

La temporada de fiestas es parte de la razón por la que el gobierno impone el bloqueo ahora, dijo el miércoles el primer ministro Benjamin Netanyahu. Dado que la mayoría de los israelíes en cualquier caso no trabaja durante las vacaciones, el daño económico del cierre se reduciría ya que se perderían menos días laborales.

Ultraortodoxos, con mascaras durante las oraciones matutinas en una sinagoga separada por particiones de plastico, siguen las nuevas medidas del gobierno para ayudar a detener la propagacion del coronavirus, en Bnei Brak, el 18 de septiembre de 2020 (AP Photo / Oded Balilty).

Casi todo el transporte público estará cerrado, al igual que las últimas instituciones educativas aún abiertas, principalmente programas de educación especial y preescolares privados.

No se permitirá viajar a más de un kilómetro (0,6 millas) de sus hogares. Se desplegará policía en las carreteras y en las entradas de las ciudades y pueblos para garantizar que los ciudadanos no intenten viajar durante el cierre.

La decisión del gabinete dijo que funcionarios del Ministerio de Finanzas, la Oficina del Primer Ministro y el Consejo de Seguridad Nacional se reunirán para establecer las reglas básicas sobre qué agencias gubernamentales cerrarán, cuáles permanecerán operativas y en qué capacidades.

Según los informes, el gabinete también está considerando cerrar el aeropuerto Ben Gurion a los vuelos salientes, pero la decisión no se incluyó en la votación del gabinete del miércoles.

Manifestantes contra el primer ministro Benjamin Netanyahu, frente a su residencia oficial en Jerusalen el 20 de septiembre de 2020 (Yonatan Sindel / Flash90).

Las nuevas reglas se producen después de un día de enconados debates en el gabinete sobre si permitir las protestas anti-Netanyahu durante el cierre, con el partido Kajol Laván insistiendo en que un gobierno no puede ordenar la disolución de las protestas en su contra. Los ministros también discutieron sobre cuánto restringir las reuniones de oración, con los partidos jaredi Shas y Judaísmo de la Torá Unidos presionando para dejar las sinagogas abiertas, incluso si se imponen nuevos límites en el número de fieles.

Bajo un compromiso final alcanzado el miércoles por la noche, las sinagogas cerrarán a partir del viernes, abrirán en una capacidad limitada y con los fieles divididos en pequeños grupos durante las 25 horas del feriado de Yom Kipur, y luego cerrarán nuevamente el lunes por la noche. Se llegó a un compromiso similar sobre las protestas, según el cual los manifestantes pueden reunirse a menos de un kilómetro (0,6 millas) de sus hogares. En ambos casos, las reuniones pueden incluir no más de 20 personas a la vez que deben permanecer separadas por dos metros.

Se alcanzó un compromiso especial que permitió la continuación de las protestas frente a la residencia del primer ministro en la calle Balfour en Jerusalén, donde los manifestantes se han reunido regularmente durante meses para pedir la renuncia de Netanyahu.

Reproducción autorizada con la mención: ©EnlaceJudío

 

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo