avatar_default

El nuevo comisionado del gobierno de Israel para coronavirus, Najman Ash, anunció este jueves que las autoridades sanitarias comenzarán pronto a otorgar un “pasaporte verde” para quienes hayan librado un contagio de COVID-19.

En la que fue su primera aparición pública desde que asumió el cargo, Ash dijo que la documentación se entregaría a los israelíes que tienen menos probabilidades de infectarse o transmitir el virus, incluidos aquellos que se han recuperado de la enfermedad, recogió The Times of Israel.

Dijo que las organizaciones sanitarias del país comenzarán a realizar un millón de pruebas de anticuerpos, y quienes reciban la confirmación de los anticuerpos recibirán la documentación.

Ash no dio más detalles sobre los beneficios que tendrán aquellos con un “pasaporte verde”, pero según la emisora ​​pública Kan, aquellos que reciban la autorización podrían estar exentos de la cuarentena después de visitar países con altas tasas de contagio o después de entrar en contacto con un contagiado.

Según las regulaciones actuales, en ambos casos las personas en esa situación requieren 12 días de aislamiento obligatorio y dos pruebas negativas de coronavirus.

Además, el “pasaporte verde” podría permitir a los israelíes visitar Eilat y la zona hotelera del mar Muerto, designadas recientemente como regiones turísticas especiales exentas de ciertas restricciones de coronavirus.

El reporte de Kan dijo que los primeros a los que se les haría la prueba con la esperanza de recibir el “pasaporte verde” serían los residentes y el personal de casas de retiro de ancianos y sus familiares, así como los familiares de las personas que se confirmó que tuvieron coronavirus.

Según un reporte publicado esta semana, el personal y residentes de las casas de retiro serían un sector de la población que recibirían la vacuna contra COVID-19 antes que la población en general, conforme a un plan preliminar de la distribución futura de la vacunación.

Ash aseguró que podría tomar un año completo hasta que termine la pandemia de coronavirus, y advirtió que no dudaría en recomendar un tercer cierre nacional si fuera necesario.

“Tomará tiempo. Se avecinan días difíciles. No será fácil, no será corto. Mi suposición de trabajo es que el coronavirus permanecerá con nosotros durante el próximo año ”, dijo Ash, quien reemplazó en el cargo al profesor Ronni Gamzu.

Una campaña de vacunación eficaz de la población podría, con optimismo, finalizar a mediados de 2021, dijo. Sin embargo, es posible que solo se complete “hacia fines del próximo año”, dijo.

Ash instó a los israelíes a prepararse para otro año completo de vida bajo las restricciones pandémicas, diciendo que las cifras actuales del virus eran “preocupantes”.

“Con la reapertura del comercio y los estudios se requiere más responsabilidad personal antes de que ocurra un rápido deterioro”, dijo Ash.

“¿Habrá un tercer confinamiento y cuándo será? Esto definitivamente está en la agenda”, dijo. “No dudaré en el futuro en recomendar un confinamiento nacional si es necesario”.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí