avatar_default

Más de 300 miembros de la comunidad judía de Etiopía llegaron al Estado judío este jueves en un puente aéreo especial desde la ciudad etíope de Gondar encabezado por la ministra de Absorción e Inmigración de Israel, Pnina Tamano-Shata.

La recepción de los judíos etíopes acompañada por una ceremonia, a la que asistieron varios de los líderes de Israel, marcó la fase inicial de un plan para traer a unos 2,000 miembros de la comunidad judía de Etiopía a Israel en lo que se ha denominado la Operación Tzur Yisrael.

El primero de los 316 inmigrantes que emergió del jet de Ethiopian Airlines condujo a una joven con una mano y con la otra hizo sonar un Shofar, de acuerdo con The Times of Israel.

Algunos de los pasajeros besaron el suelo tras bajar del avión, otra tradición para quienes llegan por primera vez a Israel. Muchos vestían túnicas tradicionales etíopes y muchas mujeres sostenían bebés en brazos.

Los recién llegados, algunos de los cuales han esperado 15 años o más para inmigrar y muchos de los cuales tienen familiares en Israel, no podrán reunirse con ellos de inmediato, debido a las pautas del coronavirus que requieren que todos los recién llegados se aíslen durante dos semanas.

Está previsto que pasen sus primeros meses en Israel en un centro de absorción en el norte, donde aprenderán hebreo. Está previsto que llegue otro avión el viernes, lo que elevará el número de nuevos inmigrantes a 500. Se espera que el resto llegue a finales de enero.

Los recién llegados fueron recibidos en el Aeropuerto Ben-Gurión por el primer ministro Benjamín Netanyahu, el ministro de Asuntos Exteriores Gabi Ashkenazi, el ministro de Defensa Benny Gantz y otras figuras gubernamentales de alto nivel.

“No recuerdo haber estado tan conmovido durante muchos años ante una imagen tan clara del sionismo”, dijo Netanyahu. “Tenía lágrimas en los ojos. Este es el propósito de la historia sionista, la historia judía”, dijo.

La historia de la inmigración etíope a Israel, con todos sus peligros y dificultades letales, se enseñará a todos los escolares israelíes, prometió Netanyahu, refiriéndose a los viajes realizados por algunos inmigrantes a pie a través de Sudán y Egipto para llegar a Israel.

La determinación de Israel de traer a casa a toda la comunidad etíope también se extiende a Avera Avraham Mengistu, un ciudadano israelí que se cree que está cautivo por el grupo terrorista Hamás después de cruzar a la Franja de Gaza, dijo Netanyahu.

“Me conmueve estar aquí”, dijo Gantz, quien recordó que como oficial de las Fuerzas de Defensa de Israel participó en la Operación Salomón de 1991, un puente aéreo que llevó a más de 14,000 judíos etíopes al país en el espacio de un día y medio.

Israel, dijo, está comprometido a cumplir los sueños y esperanzas de la comunidad etíope de llegar y vivir en Israel.

En octubre, Netanyahu anunció planes para llevar a 2,000 miembros de la comunidad judía etíope a Israel. La propuesta destinó 109 millones de dólares para la inmigración masiva, dijo la Oficina del Primer Ministro en ese momento.

“El Estado de Israel fue creado para ser un hogar para el pueblo judío”, dijo Gantz. “Bienvenidos a Israel, bienvenidos a los que regresan a casa”.

Tamano-Shata, quien llegó a Israel cuando era una niña en el puente aéreo Operación Moisés, un puente aéreo de 1984 que trajo al país a 6,000 judíos etíopes desde Sudán, elogió al gobierno por tomar las medidas necesarias para autorizar la incorporación de más miembros de la comunidad al país, a pesar del desmoronamiento actual de la administración.

“No se pueden imaginar lo peligrosa que es la situación ahora en Etiopía“, dijo, refiriéndose a un conflicto interno en curso en la región norte del país. “Los judíos de Etiopía no serán olvidados”, prometió.

Tamano-Shata, la primer israelí de ascendencia etíope que se convirtió en ministra del gobierno, voló a Etiopía el sábado por la noche para supervisar la etapa final del puente aéreo, incluida una reunión con el presidente etíope Sahle-Work Zewde.

Después de años de sueños y temores, “aquí están ahora en el Estado judío“, dijo a los recién llegados el presidente de la Agencia Judía para Israel, Isaac Herzog.

La ceremonia terminó con una interpretación del himno nacional de Israel.

Aproximadamente 140,000 judíos etíopes viven en Israel hoy, la mayoría de ellos de la comunidad Beta Israel, y muchos están integrados en todos los estratos de la sociedad, aunque persisten las acusaciones de racismo en su contra.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí