avatar_default

Enlace Judío México e Israel-El judaísmo contiene mucha sabiduría sobre la riqueza, especialmente sobre cómo usar nuestros recursos. No se trata de una obsesión por los recursos, sino más bien de un profundo entendimiento de la importancia de ellos.

Toda persona está en búsqueda de recursos, tanto materiales como de cualquier otro tipo, pues se vuelve evidente que todos tienen necesidades que tienen cumplir.

1. Crea un plan de gasto o presupuesto.

Generalmente, se cree que la historia de Yosef se trata solamente de ideas místicas. De cómo un hombre usó sus facultades extrasensoriales para lograr posicionarse al lado del Faraón, el hombre más poderoso del mundo de su tiempo. Sin embargo, es común pasar de largo una de las partes más importantes de este increíble personaje bíblico: su ingenio en logística.

Yosef no fue únicamente aquél que pudo decirle al rey el significado de su sueño, sino que también desempeñó el papel de administrador real de los recursos que primero abundaron en Egipto y después escasearon. Se sabe que sin su ayuda, los recursos que parecían abundar se hubieran gastado y más tarde, escasearían.

Lo que hay que aprender de Yosef no se trata de interpretación de sueños, sino de aprovechamiento de recursos. Una vez que logremos distribuirlos bien, podremos vivir en paz.

2. Ahorra

El pueblo judío se ha visto en peligro varias veces. Los diversos gobiernos incluso llegaron decretaron leyes para poder limitar sus posibilidades económicas y a lo largo del tiempo, se volvió evidente que su suerte no podía estar en manos del azar. Esta es una de las diversas funciones que ha permeado el comportamiento de los judíos, el saber cuando guardar sus recursos, para evitar caer en la precariedad.

3. Paga tus deudas

El judaísmo es muy claro con su concepto de Tikún Olam. Cada quien tiene una responsabilidad con su prójimo para aportar lo que pueda para completar el mundo, eso también implica respetar los recursos de tu prójimo cuando recaen sobre uno.

4. Invierte

Abraham Abinu, el primer patriarca tenía una forma muy particular de entender los recursos monetarios. Cuando se vio devastado por la muerte de su esposa, entendió la necesidad de invertir en un cementerio personal. ¿Sus razones? – sabía que si rentaba un lote como tal, llegaría el momento en que el cuerpo de su esposa y el de él estarían perdidos.

5. Entiende el sustento

Para poder generar dinero es necesario entender cómo funciona su adquisición y el Talmud aborda de la forma más extensa cómo uno puede ubicar los recursos que son necesarios para vivir.

6. La perseverancia es clave.

Así como Yaakov (Jacob) el patriarca luchó por el amor de su vida, Rajel, uno debe de ser perseverante sobre lo que uno está buscando. A veces materializar aquello que uno quiere puede requerir unos meses o hasta catorce años y la mayoría de las veces no logramos conseguir lo que queremos; los sueños cambian con el tiempo, el camino nunca será fácil – pero seguro que valdrá la pena.


Contenido original de Enlace Judío. Las opiniones, creencias y puntos de vista expresados por el autor o la autora en los artículos de opinión, y los comentarios en los mismos, no reflejan necesariamente la postura o línea editorial de Enlace Judío. 

Reproducción autorizada con la mención: ©EnlaceJudíoMéxico

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí