avatar_default

Enlace Judío.- El lanzamiento inicial de la vacunación en Israel parece estar desarrollándose con éxito, con unos dos millones de ciudadanos que han recibido la primera de las dos inyecciones requeridas de Pfizer-BioNTech, un ritmo ampliamente descrito como el más rápido del mundo per cápita.

La infraestructura existente de las HMO (Organizaciones del Mantenimiento de la Salud) permite la entrega rápida y eficiente de vacunas de inoculación a la población de una manera inigualable, publicó The Times of Israel.

Mientras se sentaba con cautela en una silla tras su primera vacuna contra el coronavirus, Simcha Barlow, un judío ultraortodoxo israelí de 75 años, dijo que decidir vacunarse era simple.

“Si los rabinos lo aprueban, no hago preguntas”, dijo a la AFP el erudito de la Torá cojeando en una clínica en la ciudad de Bnei Brak, principalmente ultraortodoxa o haredí.

El primer ministro Benjamin Netanyahu, que se enfrenta a otro concurso de reelección, ha destacado su papel personal en la campaña de vacunación.

En particular, Netanyahu ha enfatizado sus discusiones con ejecutivos de Pfizer y Moderna diciendo han asegurado que Israel tenga suficiente suministro para vacunar a toda su población mayor de 16 años para fines de marzo.

El primer ministro Benjamin Netanyahu (derecha) y el ministro de Salud, Yuli Edelstein (centro), asisten a una ceremonia por la llegada de un avion que transportaba un cargamento de la vacuna contra el coronavirus Pfizer-BioNTech, en el aeropuerto Ben Gurion, cerca de la ciudad israeli de Tel Aviv, el 10 de enero, 2021. (Motti MILLROD / POOL / AFP)

Los medios de comunicación han informado que Israel pagó un precio superior al del mercado a Pfizer para garantizar un amplio suministro. El Ministerio de Salud se negó a comentar sobre esos informes.

Pero los expertos han dicho que más allá de la adquisición de vacunas, gran parte de la responsabilidad de la implementación aparentemente fluida pertenece a los fondos de salud del país, conocidos como organizaciones de mantenimiento de la salud (HMO).

Las cuatro HMO de Israel mantienen información meticulosa sobre los pacientes bajo su cuidado y pueden enviarles mensajes de salud directamente, por mensaje de texto si es necesario, dijeron los expertos.

Las estrategias para promover la vacunación se adaptan a comunidades específicas, lo que para los haredim como Barlow ha significado involucrar a los mejores rabinos desde el principio, asegurando que alentarán a los seguidores a recibir el golpe.

Basado en datos

En todo el país, se ha reconocido a las HMO por generar rápidamente listas de candidatos a vacunación, organizadas por prioridad, y contactarlos personalmente para recibir una inyección.

Y, han subrayado los expertos, una diferencia clave entre la respuesta desigual al coronavirus de Israel y el esfuerzo de vacunación es que las HMO están liderando la inoculación.

“Creo que el gobierno aprendió la lección y está dejando que las HMO hagan lo que saben hacer”, dijo Dov Chernichovsky, jefe del programa de políticas de salud en el grupo de expertos Taub Center de Israel.

El experto en economia de la salud Dov Chernichovsky habla en una conferencia organizada por el Centro Taub, en Jerusalen el 3 de noviembre de 2015. (Miriam Alster / FLASH90)

Chernichovsky acusó al gobierno de socavar su respuesta a la pandemia al no confiar lo suficiente en las HMO, especialmente en lo que respecta a las pruebas, un área en la que dijo que aislar a las HMO era “absurdo”.

“El estado decidió no usar las HMO al principio, lo cual fue un gran error”, dijo. “Alguien recuperó el sentido”.

La membresía de HMO es obligatoria para todos los ciudadanos israelíes. Las personas pueden cambiar dos veces al año si no están satisfechas con su servicio.

A diferencia de las compañías de seguros convencionales, las HMO de Israel no tienen fines de lucro y desempeñan un papel directo en la prestación de servicios médicos, empleando médicos y administrando clínicas, además de cubrir los costos de atención.

El modelo operativo fue establecido por primera vez por judíos que vivían en la Palestina de la era otomana, dijo Chernichovsky.

La directora ejecutiva de Meuhedet HMO, Sigal Regev Rosenberg, dijo que la información detallada sobre los pacientes permitió a su organización generar calendarios de vacunación rápidamente.

Sigal Regev Rosenberg, directora ejecutiva de la Organización de Mantenimiento de la Salud de Meuhedet, en Jerusalén, el 20 de diciembre de 2020 (Yonatan Sindel / Flash90).

“De inmediato, configuramos un sistema de datos que identificaba a qué personas convocar como primera prioridad, quién era la segunda prioridad y quién podía esperar. Todo tomó 10 minutos”, dijo Rosenberg.

Con los haredim, las HMO trabajaron con los principales rabinos “desde el comienzo de la operación”, dijo.

Palestinos

Sin embargo, Rosenberg señaló que aún se requería más trabajo para garantizar la vacunación generalizada entre los árabes israelíes.

Un médico de la unidad de coronavirus en Jerusalén Este, Ali al-Jibrini, dijo a la AFP que los palestinos en la zona inicialmente tenían “poco interés en vacunarse”, culpando en parte a la desinformación en las redes sociales.

“Pero ha habido algo así como un despertar y los números están empezando a aumentar”, dijo.

A pesar del éxito de Israel en la vacunación de su propia población, han surgido críticas sobre la posición del estado judío sobre la inoculación de palestinos en Judea y Samaria (Cisjordania) y Gaza.

Grupos de derechos humanos como Amnistía Internacional han citado el derecho internacional para argumentar que, como potencia militar controladora, Israel debe proporcionar vacunas a toda la población palestina.

Una mujer palestina se vacuna contra el coronavirus en Clalit Health Services en el barrio palestino de Beit Hanina, en Jerusalén Este, el 12 de enero de 2021 (AHMAD GHARABLI / AFP)

La Autoridad Palestina, que controla Cisjordania y en virtud del Acuerdo de Oslo de 1995 es responsable de la población palestina en el territorio, está buscando sus propias opciones de adquisición y el lunes anunció contratos con cuatro productores, incluidos los fabricantes de la Sputnik V.

La Autoridad Palestina no ha pedido públicamente la ayuda de Israel para asegurar el suministro, ni tampoco el grupo terrorista islamista Hamas, que controla la Franja de Gaza.

Nadav Davidovitch, director de la escuela de salud pública de la Universidad Ben-Gurion en Beersheba, dijo que apoyar las vacunas palestinas no solo era “moralmente correcto”, sino que también beneficiaba a Israel.

“Vivimos uno al lado del otro, y si queremos crear inmunidad colectiva, es importante que también se vacunen”, dijo Davidovitch, quien también participa en un panel que asesora al gobierno sobre la respuesta a la pandemia.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí