avatar_default

Enlace Judío – Son muchas las películas, pero pocas las obras musicales que se han dedicado al Holocausto contra el pueblo judío, el mayor crimen de la historia.

PEDRO BELTRÁN GÁMIR

La partitura más sobresaliente de todas es el oratorio A child of our time del británico Michael Tippett (1905-1998). Estamos ante una de las mejores obras de la historia de la música. Tippett decidió escribir esta genial partitura tras la noche de los cristales rotos en 1938. El detonante final fue el estallido de la Segunda Guerra Mundial. Dos días después de iniciarse la guerra, Tippett inició la composición. Tuvo que interrumpirla porque ingreso en prisión como objetor de conciencia. Tippett era miembro del Partido Comunista británico y pacifista convencido. Tras salir de la cárcel completo su obra maestra que fue estrenada en marzo de 1944 en Londres en plena Segunda Guerra Mundial. La mejor grabación disponible es la del propio Tippett dirigiendo con 86 años edad.

La segunda obra genial es la Sinfonía nº 13 Babi Yar de Dmitri Shostakóvich (1906-1975). Babi Yar es el nombre de un barranco en Kiev, capital de Ucrania. En ese lugar fueron ejecutados 150,000 judíos. La temática de la sinfonía es judía y recoge la muerte de Ana Frank y el caso Dreyfus. Este último fue uno de los asuntos judiciales más famosos de la historia. El oficial francés judío Alfred Dreyfus fue condenado en una sentencia injusta de 1898. La sentencia estuvo condicionada por  el judaísmo de Dreyfus y se inició una gran polémica política y periodística en Francia. Doce años después tras varios juicios Dreyfus fue absuelto. Sobre el tema trata la reciente película de Roman Polanski El oficial y el espía. La sinfonía de Shostakóvich fue estrenada en 1963. El ciclo de quince sinfonías de Shostakóvich alcanza la genialidad con las números 4, 8, 10, 13, 14 y 15 que son obras maestras.

En el terreno estrictamente operístico, la ópera más destacada es La pasajera del compositor soviético de origen judío polaco Mieczysław Weinberg (1919-1996). Nació en Varsovia y perdió a sus padres y a su hermana en el Holocausto.  Fue encarcelado por Stalin. Shostakóvich era un entusiasta admirador de esta ópera escrita en 1968 y estrenada en 2010. La primera representación en España estaba prevista en marzo de este año en el Teatro Real y tuvo que ser cancelada por el COVID-19. Es una obra sobrecogedora e impactante y una de las pocas óperas en las que se canta en varios idiomas. Hay una versión memorable del Festival de Bregenz con la Sinfónica de Viena en DVD. El propio Weinberg tiene una sinfonía sobre el Holocausto. Es la número 22, la última que escribió (1991).

La ópera Der Kaiser von Atlantis es una parodia de Hitler del judío austríaco Viktor Ullmann (1898-1944). Tiene la originalidad de haber sido escrita en el campo de concentración de Theresienstadt. La ópera fue estrenada en 1975. Brundibar del judío checo Hans Krasa (1899-1944) es una ópera infantil escrita en 1938 y estrenada en el mismo campo de concentración en una representación que fue filmada por los nazis para el falso documental de propaganda nazi Theresienstadt que presenta el campo como un lugar idílico de veraneo. Ullmann y Krasa fueron ejecutados en Auschwitz en Octubre de 1944 casualmente con solo un día de diferencia.

Otra de las óperas sobre el Holocausto es Push del compositor inglés Howard Moody. La ópera fue estrenada en 2016. Narra la historia de un niño de 1 año que fue empujado por su madre del tren que lo conducía a Auschwitz. Esta disponible en la plataforma Opera vision de la Unión Europea.

A survivor from Warsaw es una cantata del compositor judío austríaco Arnold Schönberg (1874-1951). Emigró a EE. UU. en 1933 huyendo de las persecuciones nazis. Esta breve cantata de ocho minutos de duración fue estrenada en 1947. Narra la historia de una superviviente del gueto de Varsovia.

El Réquiem polaco de Penderecki (1933-2020) trata en parte del Holocausto. El Recordare fue escrito en 1982 para la beatificación de un franciscano que había muerto en el campo de concentración de Auschwitz. El Dies irae fue escrito en memoria del levantamiento de Varsovia de agosto y septiembre de 1944. Libera me, Domine fue escrito en conmemoración de las víctimas de la masacre de Katyn de 1940. El Réquiem fue estrenado en 1984. Penderecki es uno de los compositores más destacados de los siglos XX y XXI. Acaba de fallecer el 29 de marzo de este año.

Otra destacada obra sinfónica sobre el holocausto es la maravillosa Sexta sinfonía de Vaughan Williams (1872-1958). Fue iniciada durante la Segunda Guerra Mundial en 1944 y estrenada en 1948.

Terminamos con un estreno mundial en un campo de prisioneros alemán. El Cuarteto para el fin del tiempo es una composición camerística de otro de los grandes del siglo XX, Olivier Messiaen (1908-1992). Messiaen, con 31 años, participó como soldado francés en la Segunda Guerra Mundial. Fue capturado por el ejército alemán en junio de 1940 y preso en  el campamento de Görlitz en Sajonia. La obra fue escrita en este campo de prisioneros y se estrenó el 15 de enero de 1941 ante 400 reclusos. Encanto y misterio de una obra imprescindible.

 

*El autor es presidente de la Asociación Europea de Abogados


Las opiniones, creencias y puntos de vista expresados por el autor o la autora en los artículos de opinión, y los comentarios en los mismos, no reflejan necesariamente la postura o línea editorial de Enlace Judío.

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí