avatar_default

Enlace Judío.- El comisionado del coronavirus dice que la cepa de la variante británica es ahora la causante de la mitad de los casos, puede causar enfermedades graves con una frecuencia un 30% mayor; jefe de salud pública: el 40% de los casos son niños; Israel debe mantener cerrado el aeropuerto durante semanas, informó The Times of Israel.

STUART WINER

El comisionado del coronavirus del gobierno dijo el lunes que las cepas mutadas de COVID-19 traídas al país por los viajeros que regresan están obstaculizando los esfuerzos para contener el brote de la enfermedad.

Nachman Ash dijo a Radio 103FM que durante los últimos días, la información del Reino Unido, donde se detectó por primera vez la llamada variante británica, indicó que la cepa causa síntomas graves a una tasa un 30 por ciento más alta.

El gobierno británico ha dicho que hay indicios preliminares de que la cepa puede causar un 30% más de mortalidad.

Ash dijo que los funcionarios estiman que entre el 40 y el 50 por ciento de los nuevos casos diarios son causados ​​por la variante británica.

También se han detectado en Israel otras dos variantes del virus, de Sudáfrica y California.

Las mutaciones “nos están retrasando para lidiar con la enfermedad”, dijo Ash, lo que obligó al país a un bloqueo más prolongado y provocó un próximo cierre del aeropuerto Ben Gurion.

Mientras tanto, Sharon Alroy-Preis, jefa de salud pública del Ministerio de Salud, dijo a la Knéset que el cierre planificado de una semana del aeropuerto Ben Gurion no sería suficientemente largo.

“Los seis días que hemos decidido cerrar el aeropuerto Ben Gurion no serán suficientes. Tendremos que extender el cierre durante al menos unas semanas para ganar tiempo para la campaña de vacunación”, dijo Alroy-Preis.

Dra. Sharon Alroy-Preis (archivo)

La funcionaria también dijo que un porcentaje más alto que el promedio de casos en la comunidad ultraortodoxa fueron causados ​​por la cepa británica altamente contagiosa del virus, y que aunque la mutación no se observó generalmente en las comunidades árabes, se cree que se propagará allí también.

Además, la cepa estaba causando niveles preocupantes de infección en niños y jóvenes, así como enfermedades graves en varias mujeres embarazadas.

Dijo que “el 40% de las enfermedades son en los niños, un porcentaje más alto que su parte en la población … Vemos un aumento en las infecciones en las edades de 6-9, que es exactamente el grupo de edad que se supone que debe regresar a la escuela” cuando el bloqueo estricto finaliza a fin de mes. “Lo estamos monitoreando”.

Añadió que “la vacuna funciona contra la mutación británica, pero la tasa de infección del virus es mucho más rápida que la tasa de la vacuna”.

Mientras tanto, “estamos en un número récord de personas con ventiladores, no tiene precedentes”.

El Ministerio de Salud publicó cifras el lunes que muestran que el domingo se diagnosticaron 4.868 nuevos casos de virus y que la tasa de pruebas positivas que confirman la infección había aumentado a 9.3%, su segundo nivel más alto en un mes.

Sin muertes durante la noche, el número de víctimas se situó en 4.419. De los 70.836 casos activos, 1.140 se encontraban en estado grave, 416 considerados críticos y 369 en ventiladores.

Sin embargo, Ash rechazó las sugerencias de que el brote del virus estaba fuera de control y admitió que contener la pandemia se había vuelto más complicado debido a las mutaciones.

El comisionado del coronavirus, el profesor Nachman Ash, visita el hospital Ziv en Safed, el 24 de diciembre de 2020 (David Cohen / Flash90- Archivo)

“Estamos tomando las medidas adecuadas para hacer frente a la enfermedad”, insistió.

Más de 1.000 personas han muerto de COVID-19 desde principios de enero.

“Hemos tenido un mes difícil, y la morbilidad todavía está en su punto máximo, tenemos un gran número de pacientes en estado grave en los hospitales y, en consecuencia, el número de muertes diarias es alto”, dijo Ash.

“Pero el número de [casos] verificados ha ido disminuyendo en los últimos días, el número básico de reproducción de la infección ha caído por debajo de 1, lo que indica que la enfermedad está en remisión”, dijo.

Los cambios en el número de enfermos graves “siempre se retrasan unos días, y todos los días esperamos una disminución [en esos números]”, dijo Ash.

Según Ash, hay una probabilidad muy alta de que la vacuna Pfizer / BioNTech que Israel está usando para su campaña de inmunización masiva también funcione en la variante británica, pero aún no está claro qué tan efectiva es contra otras variantes.

No obstante, señaló, se debe esperar que la vacuna tenga al menos cierta efectividad contra las mutaciones, aunque no sea tan alta como su efectividad contra las cepas más comunes.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí