avatar_default

Aranza Gleason – Uno de los elementos más importantes de toda tradición religiosa son los rituales y los rezos que la componen sin ellos, ¿qué distinguiría a una religión de una mera postura moral sobre el mundo y la vida? Finalmente son la forma en que lo cotidiano se sacraliza, en que el hombre es capaz de vivir en carne propia los principios que profesa. Por eso a lo largo de la historia todas las tradiciones han creado y seguido rituales que recuerdan y dan vida a la ideología que los sostiene. Dentro de ello se encuentran los rezos que los acompañan.

Durante milenios la tradición judía y sus rituales fueron trasmitidos de forma oral, sin embargo, llegó un punto en la historia en que fue necesario reglamentarlos y escribirlos para que éstos no se perdieran. Así fue como surgieron los principales libros de rezos, le enseñaban a la gente cómo se llevaban a cabo los servicios en los días cotidianos y las festividades. Sin embargo, no fueron los únicos libros de rezos que surgieron una vez escrita la tradición oral rapidamente empezaron a surgir textos que se hicieron personales y ayudaban a cualquiera a encontrar las palabras específicas para dirigirse a D-os cuando se tiene una necesidad, un deseo o un agradecimiento. Estos libros se hicieron populares y hoy el judaísmo cuenta con más de un libro de rezos judíos a continuación hablaremos de ellos.

Libros rituales

Sidur

El libro de rezos más importante en la tradición judía es el sidur. Su nombre viene de la palabra “seder” que quiere decir “orden” pues contiene los rezos de los servicios tanto de la mañana como de la tarde y la noche, en días festivos y días normales. También incluye las bendiciones más básicas como aquellas que se dicen al despertar y vestirse; las de antes de dormir, las de los alimentos, las de un viaje y todas aquellas que son requeridas por la ley judía en momentos particulares como el primer florecimiento de los árboles, una fragancia agradable, el vislumbramiento de un arcoiris o ser testigo de un milagro. Es sin duda uno de los libros más importantes para el judaísmo y de los primeros objetos religiosos que cualquier judío observante adquiere o recibe. El contenido de este texto surgió a lo largo de milenios conforme el rezo judío fue evolucionando hasta quedar fijo en el siglo IX e.c. en que los gueonim (rabinos principales de esa época) terminaron de establecer el canon de los rezos en Babilonia. Hasta la fecha existen pequeñas diferencias entre las diferentes tradiciones judías, por eso es común que existan distintos sidurim uno para la tradición sefardita y otro para la ashkenazi; incluso hay sidurim jasídicos, marroquíes o yemenitas, sin embargo, todos siguen un canon determinado y las diferencias que los separa son mínimas.

Majzorim

La palabra majzor quiere decir “ciclo” y antes se usaba para referirse a los libros de rezos que incluían los servicios de las festividades, era el equivalente al sidur. Sin embargo, con el tiempo se fue separando los servicios específicos de Rosh Hashaná y Yom Kipur del resto de los libros para formarse un libro propio. Así fue como empezó a surgir una diferencia entre el “sidur” y el “majzor”. En pocas palabras el sidur contiene todo aquello que es esencial para la practica judía, mientras que el majzor contiene los servicios y los rezos especiales que se incluyen durante los días de Rosh Hashaná y Yom Kipur. Incluso hoy se separa entre el majzor específico de Rosh Hashaná, el majzor de Yom Kipur y los sefarditas usan un majzor especial para el mes de elul en donde recitan selijot (poemas de arrepentimiento que se dicen en preparación para Rosh Hashaná).

El majzor de Rosh Hahsaná incluye poemas especiales que se recitan en este día (piyutim), los rezos que se agregan a los servicios y la secuencia con la cual se toca del shofar. Mientras que el majzor de Yom Kipur incluye el rito de kapara (expiación) que se hace antes de comience el día, la lectura de la Torá e igualmente los rezos especiales que se agregan en Yom Kipur como el famoso Kol Nidrei. Son herramientas muy útiles si uno quiere acercarse a la sinagoga en estas épocas.

Hagadá

En la noche de Pesaj se lleva a cabo un ritual especial en el que se celebra la salida de Egipto. A este ritual se le llama el seder de Pésaj. En él se comen ciertos alimentos especiales, se leen fragmentos de la Torá, el Talmud y el Tanaj, se realizan algunas acciones particulares y se recita el Halel. El rito, los rezos, y el orden de las lecturas están todos delineados en lo que se conoce como la Hagadá de Pesaj. Éste texto aunque se basa en lecturas y tradiciones que tienen más de 2,000 años y eran orales, terminó realmente de consolidarse en la Edad Media. Su estructura está hecha para ser estudiada y analizada, comúnmente se dice que trata más sobre preguntas que respuestas pues nunca alude ni habla de la salida de Egipto directamente, pero plantea las bases para el cuestionamiento de los comensales.

Kinot

Las kinot son elegías religiosas que lamentan las tragedias ocurridas al pueblo judío en Tisha Be Av. Suelen recitarse en ese día particular y existen a lo largo de toda la historia judía. Suelen compilarse en libros del mismo nombre que muestran los poemas de distintos autores de forma cronológica. Son muy importantes para quien quiere acercarse al día de Tisha Be Av en dicha manera.

Libros personales

Tehillim

Uno de los libros de rezos más importantes en el mundo son los Salmos (Tehillim en hebreo) éstos fueron compuestos por David y se dirigen a una variedad de temas, agradecen los milagros de la naturaleza, hablan sobre el pueblo de Israel y expresan los sentimientos de David cuando éste se siente abandonado, perseguido o desamparado. Cada uno de ellos es una obra literaria de máximo valor y ayuda a quien lo reza a reforzar su fe y confianza en D-os. Es uno de los libros del Tanaj por lo cual se considera sagrado, sin embargo, también es uno de los libros a los cuales más gente dentro y fuera del ámbito judío recurren para hablar con D-os o alabarlo. Es muy común que se organicen lecturas de los salmos en público o que se realicen cadenas en donde varias personas se comprometen a terminar los rezos con determinada petición u objetivo.

Perek Shirá

Otro de los textos más usados en los círculos judíos es el “Perek Shirá” un texto medieval en donde cada una de las criaturas del mundo espirituales y materiales hacen un canto de alabanza a D-os. Se lee como los astros se postran a D-os, cómo el agua canta, los animales, las plantas y todo lo creado. Es un texto que trasmite mucha paz y alegría a quien lo lee y es muy común leerlo.

Otros

Compilaciones de plegarias

Finalmente a lo largo de todas las épocas han surgido libros que traen plegarias de la tradición en momentos especiales o peticiones particulares, por ejemplo pedir por el bienestar de los hijos, del marido, o cuando un familiar se encuentra en problema, situaciones por el estilo. Cada editor hace su propia selección y varía de época en época, algunas de las más famosas actualmente son las que saca Artscroll como el Aneni, que contiene plegarias importantes pero poco conocidas por algunos.

Plegarias separadas

Así como existen compilaciones también es común encontrar objetos, tarjetas, trípticos o libros pequeños que contienen sólo determinadas plegarias útiles en la vida diaria. Ese es el caso de los birkonim que sólo contienen las bendiciones referentes a la comida, libros que contienen las plegarias dichas para antes de dormir o algunos adornos que tienen la bendición de la casa y tarjetas que nos recuerdan la bendición de viajero entre otras. En gran medida estos objetos surgieron por su practicidad y por el deseo de difundir su recitación entre la población judía, sin embargo la gran mayoría de ellas se encuentran en el sidur, se separan únicamente para resaltarlas.

Libros de canciones

En Shabat y días festivos es muy común que se canten canciones de alabanza a D-os. Generalmente dichas canciones suelen ser versículos o fragmentos de otros rezos que se musicalizan. Es común encontrar libros de canciones que las compilan.

avatar_default

Aranza Gleason se define a sí misma como una judía en el exilio. Nació con una raíz divida como su poeta favorita; busca y ama al judaísmo, pero como a los personajes que lee, éste, también se le escapa de las manos como el agua. Para hablar de Torá y mitzvot se basa en textos de rabinos ortodoxos, experiencias personales y clases a las que asistió. En cambio, para hablar de historia y cultura judaica trata de observar todo lo que hay; desde lo más hereje hasta lo más sagrado. Sabe que judaísmo encuentra en todos los rincones de la Tierra y se vive con todos los colores de la luz. Cuando escribe busca compartir y busca encontrarse. Espera profundamente que sus textos sirvan para que una persona descubra algo que le era desconocido y lo disfrute.

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí