avatar_default

Enlace Judío – La rápida y exitosa conclusión del trato para devolver a la joven israelí que cruzó a Siria se empañó durante el fin de semana cuando la cláusula secreta incluida en él se informó en los medios extranjeros: Israel habría transferido una millonaria cifra en dólares a un fondo ruso y estos lo transformaran en vacunas contra COVID-19 para Siria, enemigo jurado de Israel, que no puede pagarlas.

En situaciones de cautiverio anteriores, Israel se abstenía de pagar dinero que no esté directamente relacionado con la negociación en sí. El argumento era que esto abriría una laguna peligrosa para reclamos diferentes y extraños de la otra parte en el futuro, desde el dinero, pasando por las armas, hasta las concesiones políticas. Por lo tanto, la Comisión Shamgar (cuyas conclusiones nunca se adoptaron oficialmente) también recomendó reducir las transacciones al valor real. Un soldado por un prisionero, un ciudadano por un ciudadano, un cuerpo por un cuerpo.

Es legítimo que el gobierno israelí haya decidido desviarse de su costumbre y pagar también en otra moneda, pero el ocultamiento del asunto es desconcertante y preocupante. Está claro que alguien se sintió muy incómodo con la publicación del asunto, ciertamente, en el momento político actual: la víspera de las elecciones israelíes. Esto podría haber oscurecido el logro y dejar la impresión de sucumbir a los dictados o de negociaciones fallidas (cuando al mismo tiempo Israel se abstiene de dejar pasar vacunas a los palestinos en Judea y Samaria y Gaza).

El uso de la censura militar para bloquear la publicación de la “cláusula secreta” fue innecesario. En 2021, será imposible bloquear información que se distribuye tan rápidamente y en tal medida. Intentar hacerlo erosiona una herramienta importante y, lo que es peor, socava la credibilidad de la censura y la credibilidad del gobierno.

Al igual que en el acuerdo del F-35 con los Emiratos Árabes Unidos, hubiera sido mejor publicar todos los detalles con anticipación y dejar que el público juzgue si el acuerdo es razonable o no. Parece que en ambos casos, a pesar del precio y las críticas, la respuesta fue sí.

La “cláusula secreta” plantea preguntas por otras razones. Se ha argumentado que la propia Rusia ha insistido en el secreto, e incluso le ha condicionado cualquier ayuda futura sobre cuestiones similares. Con la posibilidad de una posible dependencia de Rusia en la continuación de los esfuerzos para devolver los cuerpos de Zvi Feldman y Yehuda Katz, las víctimas de la batalla del Sultán Yaakov (Líbano 1982), o del hombre del Mossad, Eli Cohen, está claro por qué Israel estaba aparentemente interesado en cumplir con la demanda rusa. Sin embargo, la sospecha se infiltra en el corazón de que el interés ruso se ha cruzado con el interés israelí y, en cualquier caso, Israel no es Rusia y la democracia tiene reglas y leyes distintas de las de Rusia.

A primera vista, Rusia no tenía motivos para insistir en la financiación israelí para las vacunas que transfiere a Siria. Esta es una pequeña cantidad de dinero que no afecta su economía. Solo para ilustrar: todos los meses, Rusia transfiere decenas de millones de dólares en baterías antiaéreas a Siria en lugar de las destruidas o dañadas en los ataques aéreos.

Aunque se supone que Siria debe pagar a cambio, en la práctica le falta financiación para las armas y lo recibe “a cuenta”. Por lo tanto, parece que Rusia principalmente quería mostrarle a Israel quién es la verdadera fuerza dominante en el escenario.  Esto es lamentable en muchos aspectos y principalmente porque Israel podría haber aprovechado las vacunas (contra Siria y contra los palestinos) para lograr logros significativos para sí mismo y no para otros.

Evitar esto, y con ello aceptar el dictado ruso, podría enviar un triste mensaje a la región, según el cual Israel solo entiende el poder.

 

*El autor es director de Comunidades Plus y corresponsal en Argentina de Enlace Judío


Las opiniones, creencias y puntos de vista expresados por el autor o la autora en los artículos de opinión, y los comentarios en los mismos, no reflejan necesariamente la postura o línea editorial de Enlace Judío.

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí