avatar_default

Enlace Judío – A un año del inicio de la pandemia en México, el Dr. Francisco Moreno Sánchez conversó con Carol Perelman sobre las vacunas, las nuevas variantes del virus y lo que podemos hacer para mantenernos a salvo en los próximos meses. 

Hace un año, cuando el Dr. Francisco Moreno Sánchez, jefe de Medicina Interna del Centro Médico ABC, y la divulgadora de la ciencia Carol Perelman conversaron por primera vez para los usuarios de Enlace Judío, el médico dijo: “El mundo cambió”.

Sin embargo, con cerca de 200 mil muertos confirmados en México y decenas de millones de infectados en el mundo, hay que admitir que “nadie esperaba que el mundo cambiara en tan poco tiempo y en tal forma.”

Así lo aseguró el ya asiduo colaborador de este medio, cuyas charlas a través de Facebook Live han sido vistas por más de 750 mil personas y cuya labor le valió el Premio Nacional de Salud 2020. 

En casi una hora de conversación, el Dr. Moreno Sánchez habló sobre lo que hemos aprendido respecto al virus y sobre lo que nos falta por aprender; sobre las vacunas y los tratamientos de los que disponemos; sobre el trabajo de los gobiernos que han enfrentado con éxito a la pandemia y sobre los que han fracasado en su intento por contenerla. 

También resolvió dudas de los usuarios respecto a la vacunación de personas que ya se han infectado, la seguridad de las vacunas y su manejo en México, entre otros muchos temas. 

Sobre qué nos depara el futuro inmediato, ahora que las cifras de contagios muestran un descenso acelerado en buena parte del mundo, incluido México, Moreno Sánchez señaló que “si en estas vacaciones volvemos a tener un repunte, quiere decir que no hemos aprendido nada.”

El infectólogo recordó que en diciembre y enero, a consecuencia de las reuniones familiares de fin de año, vivimos un escenario “terrorífico”, por lo que este nuevo periodo vacacional será “un punto de inflexión” que nos ayudará a ver si en verdad estamos aprendiendo a vivir con el virus. La misión de todos es, dijo, cuidarnos, conservar el distanciamiento social y reforzar el uso de cubrebocas.

En retrospectiva, Moreno Sánchez reconoció que se cometieron muchos errores al principio de la pandemia, pues no sabíamos tanto del virus como sabemos ahora. También reiteró su visión crítica sobre la actuación de algunos gobiernos del mundo, como el de México que, dijo, no basaron su actuación en el conocimiento científico.

“En algunos lugares, lo que era más importante era la opinión pública (…) sin escuchar a la ciencia. Y hubo países donde la ciencia fue escuchada (…). Nueva Zelanda, Islandia, Noruega, Tailandia, son gobernadas por mujeres que” le hicieron caso a la ciencia.

“Me hubiera escuchado que la ciencia estuviera mejor escuchada. Que la ciencia en México hubiera estado mejor representada que lo que hemos tenido a nivel gubernamental”, opinó.

A pregunta sobre qué hubiera cambiado en sus recomendaciones de hace un año, si hubiera sabido lo que sabe hoy en día, Moreno Sánchez dijo que “en un inicio no pensé que fuera tan importante el cubrebocas (…) No le dimos la importancia que tenía.” en cambio, “le dimos mucha importancia a los objetos inanimados”, al sobreestimar el potencial de transmisión mediante contacto con superficies.

“Lo que he aprendido este año es que nos podemos equivocar y no está mal decir ‘me equivoqué’.” Al respecto, dio el ejemplo de Alemania y su aceptación tardía de la vacuna de AstraZeneca. También lamentó que el año pasado se hubieran realizado tantos eventos sociales, como bodas, fiestas de cumpleaños y reuniones que  “causaron más tristeza al final, que la alegría que causaron en su momento.”

El reto que viene

Para Moreno Sánchez, lo que viene ahora para el mundo es “un reto enorme que se llama aprender a convivir con el virus, porque el virus no va a desaparecer.” Dijo que, pese a la vacunación masiva, el virus seguirá entre nosotros pues, al menos hasta donde sabemos, las vacunas no necesariamente previenen la transmisión, por lo que será necesario aprender a cómo coexistir con el virus. 

“Tenemos que abrir escuelas, sí, porque es necesario, porque (el cierre de escuelas) es un daño psicológico, emocional que le estamos provocando a esta generación de niños y jóvenes, pero lo tenemos que hacer con responsabilidad.” Dio el ejemplo de Israel que, con 40% de gente vacunada, se relajó y “aumentaron los contagios y aumentaron las muertes.”

Dijo que convivir con el virus implica acostumbrarnos a privilegiar los espacios abiertos, mejorar la ventilación de los espacios cerrados, usar dos cubrebocas o una mascarilla N95, además de realizarse pruebas de detección cuando se ha estado expuesto al virus.

Respecto a las nuevas variantes del SARS-CoV-2, Moreno Sánchez admitió que le preocupan, pues todavía no se conocen las implicaciones que puedan tener. Dijo que con decenas de millones de personas infectadas al mismo tiempo (algo que jamás había ocurrido en la historia de la humanidad), las probabilidades de que surjan nuevas variantes son muy altas.

“Si sigue habiendo nichos de realización virtual va a haber variantes. Las variantes son ese fantasma que nos dice ‘hay que seguirnos cuidando’.”

Qué nos falta por saber del virus

“La pregunta primordial es inmunidad, porque no sabemos cuánto dura la inmunidad natural” ni la inducida por vacunación. Eso dijo el médico respecto a lo que todavía permanece en el misterio respecto a este virus, quizás el más estudiado de la historia reciente (con más de 100 mil estudios científicos revisados por pares), al que poco a poco hemos ido conociendo.

“Solo el tiempo nos puede dar esas respuestas. Y el tiempo es lo que ha causado que la gente se desespere y rompa la protección que podemos tener con las medidas preventivas. La gente está harta pero la gente que está harta está viva. Hay gente que ya no puede estar harta porque ya no está viva.” 

Moreno Sánchez recordó que el círculo siniestro de la enfermedad se ha ido estrechando. Mientras que al principio era raro saber de alguien que se hubiera contagiado, hoy en día, dijo, todos conocemos a gente que ha muerto a causa del covid-19. Quienes seguimos aquí “somos sobrevivientes a esta pandemia. Algo hicimos bien.” 

Moreno Sánchez volvió a pedirle a la gente que se vacune tan pronto como sea posible. Y a quienes se encuentran reacios a hacerlo, les pidió no difundir información falsa que pudiera afectar la decisión de otras personas. Recordó que ya se han aplicado cientos de millones de dosis de vacunas contra el covid en el mundo, y que no ha habido un solo deceso confirmado como consecuencia de alguna reacción adversa.

Recordó que las vacunas no se hicieron de un día al otro, sino que son producto de años de investigación y desarrollo. También se refirió a la vacunación en niños, y dijo que países como Israel o Estados Unidos ya han comenzado a inmunizar a las poblaciones más jóvenes.

Las vacunas, señaló, son una de las principales responsables de que hoy en día tengamos una esperanza de vida que ronda los 80 años.

Respecto al avance de la vacunación en México, dijo que “tenemos que tener confianza (…) tenemos que tener muchos más vacunados por día que los 37 mil que hubo ayer, porque eso no nos va llevar a ningún lado.”

También hizo un llamado a los médicos a informarse, a mantenerse actualizados y a revisar los protocolos de tratamiento que las más importantes agencias sanitarias del mundo han hecho públicos, para evitar prácticas como la prescripción de antibióticos (cuando solo 3% de los enfermos de covid-19 presentan infecciones bacterianas secundarias), o el uso de corticoesteroides en fases tempranas de la enfermedad.

También dijo que “no se debe de hacer una medicina presencial con covid, tenemos que hacer telemedicina”. Esto es, recurrir a las teleconferencias para atender casos leves o iniciales de la enfermedad, pues así se evita que los pacientes infectados contagien a más personas en su tránsito hacia los consultorios.

Y aunque admitió que a veces resulta difícil cobrar una consulta de ese tipo, dijo que “no es momento de tener remuneraciones económicas. Es momento de ayudar.”

Te invitamos a ver el video con la conversación completa. 

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


1 COMENTARIO

  1. La OMS fue la que recomendó no usar cubrebocas, no México. Si usted se equivoco igual en México. Nadie conocía el virus y todavía no saben bien como curarlo. Lo que viene a parte del virus, es un gran problema económico mundial.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí