avatar_default

Enlace Judío – El comisionado del gobierno para coronavirus, Najman Ash, dijo este miércoles que el declive en la transmisión del coronavirus y una “disminución significativa” en los casos nuevos apuntan a que no habrá confinamiento antes de Pésaj.

“Ayer hubo 2,870 casos nuevos y, en comparación con la semana pasada, esta es una disminución significativa”, dijo Ash a la estación 103FM, recogió The Times of Israel.

“Además, hay 650 pacientes gravemente enfermos en este momento, hemos pasado el [nivel de] cinco millones de vacunados y estimo que la tasa de transmisión ha disminuido”.

El ministro de Salud de Israel, Yuli Edelstein, publicó más tarde cifras actualizadas que muestran que, de hecho, hubo 3,055 casos nuevos el día anterior y 653 casos graves en hospitales.

Ash señaló que, aunque existía una alta probabilidad de que no hubiera otro confinamiento antes de la semana de Pésaj, “nada es seguro”.

Los comentarios de Ash fueron respaldados por el director general del Ministerio de Salud, Jezy Levy, quien dijo al sitio de noticias Ynet que “espera que podamos aligerar las restricciones sobre [la cantidad de personas] que se reúnen para que las familias puedan celebrar con más personas y celebrar Pésaj correctamente”.

Levy aclaró que no se hablaba de una cancelación total de las restricciones, pero que se debatiría la posibilidad de aumentar el número de personas autorizadas a reunirse.

El número de casos graves de COVID-19 en Israel y la tasa de transmisión continúan cayendo, según mostraron los datos de su Ministerio de Salud.

Los datos publicados el miércoles mostraron que la tasa de reproducción del virus se redujo aún más, cayendo a 0.899.

El cálculo de la cifra, que muestra a cuántas personas contagia cada paciente con virus, representa la situación 10 días antes de la fecha de publicación. Un valor por debajo de 1 indica que se está reduciendo.

La cifra, publicada casi dos semanas después del inicio de Purim, era una señal de esperanza de que las concentraciones masivas celebradas en algunas partes del país durante esa fiesta judía no aumentaron los casos de coronavirus.

Según el Ministerio de Salud el miércoles por la mañana, había 653 personas en estado grave, incluidos 215 intubados a ventilación mecánica y 250 en condición crítica.

El número de muertos llegó a 5,936 desde el inicio de la pandemia.

En total, 809,870 personas en Israel han sido diagnosticadas con coronavirus. Actualmente hay 38,577 pacientes activos.

La tasa de pruebas positivas para el virus fue del 3.3 por ciento de 94,783 realizadas el martes, con 3,055 nuevos casos diagnosticados el martes. Hace apenas un mes, el número de casos diarios de nuevas infecciones era de más de 7,000.

Hasta ahora, más de 5 millones de personas han recibido la primera dosis de su vacuna y más de 3.9 millones también han recibido la segunda, según la dependencia.

Las cifras prometedoras se producen cuando Israel transita en la siguiente fase de salida de su tercer confinamiento nacional por COVID-19 ocurrido en enero.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí