avatar_default

Enlace Judío – Una delegación médica israelí aterrizó en Guinea Ecuatorial este jueves por la mañana para ayudar al país africano después de que explosiones masivas en una base militar mataron a más de 100 personas e hirieron a cientos.

Según el general Itzik Turgeman, comandante de la Dirección de Logística y Tecnología de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI), el equipo israelí incluye a 67 personas, 50 de ellas del Cuerpo Médico y siete del Comando del Frente Doméstico, que está al mando de la delegación, de acuerdo con The Times of Israel. Las 10 personas restantes son trabajadores médicos civiles enviados por el Ministerio de Salud de Israel.

El domingo, una serie de explosiones importantes, aparentemente provocadas accidentalmente por municiones, en el campamento de Nkoa Ntoma en el centro económico del país, Bata, devastó edificios en el complejo militar y casas en los distritos circundantes.

Al menos 615 personas resultaron heridas en las explosiones y 105 murieron, según las autoridades locales.

El martes, Israel anunció que enviaría una delegación médica para ayudar al país, cuyos hospitales se abrumaron por la cantidad de heridos.

La delegación, que aterrizó este jueves por la mañana después de partir el miércoles por la noche, no realizará operaciones de búsqueda y rescate en Guinea Ecuatorial, sino que se concentrará en brindar atención médica a los heridos, dijo Turgeman.

“En este momento el objetivo es llegar a los hospitales lo más rápido posible y empezar a trabajar”, ​​dijo.

El director médico de las FDI, Alon Glasberg, dijo que el personal médico de la delegación eran en su mayoría cirujanos y personal de la unidad de cuidados intensivos.

La decisión israelí de enviar una delegación se produjo después de que España, antigua potencia colonial de Guinea Ecuatorial, dijera que un avión de ayuda saldría de Madrid el miércoles con medicamentos y equipo médico.

La embajada de EE. UU. también dijo que Washington enviaría expertos para ayudar con la evaluación de daños y la reconstrucción.

Bata es el hogar de 800,000 de los 1.4 millones de habitantes del país, la mayoría de los cuales viven en la pobreza a pesar de la riqueza del petróleo y el gas del país.

Además de la dificultad para comprender la escala completa de la tragedia, las conexiones aéreas y marítimas se han cerrado durante semanas debido a las restricciones del coronavirus. Solo aviones militares y gubernamentales han viajado allí desde las explosiones.

Israel envía rutinariamente equipos médicos y de búsqueda y rescate a países afectados por desastres naturales y provocados por el hombre.

En diciembre pasado, las FDI enviaron una delegación de este tipo a Honduras después de que dos huracanes devastaran el país centroamericano.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí