avatar_default

Enlace Judío – Irán habría atacado con un misil un buque de carga de propiedad israelí en el mar arábigo.

De acuerdo con un reporte publicado este jueves por el Canal 12 israelí, el buque se encuentra en una ruta desde Tanzania hacia la India. Se habría decidido que continuara con su viaje hasta India, donde se analizarán los daños.

La agencia de seguridad marítima Dryad Global identificó al buque como el MV LORI y precisó que habría salido de la ciudad de Dar es-Salam con destino a Mundra.

El lugar específico del incidente habría sido una zona del mar arábigo localizada entre Omán e India. El buque pertenecería a XT Management, una empresa con sede en la ciudad de Haifa y cuyo propietario es Udi Angel.

Por el momento, de acuerdo con la cadena, las autoridades de defensa de Israel estarían analizando la magnitud de este incidente y estimarían que los iraníes buscarían cometer más agresiones contra buques israelíes.

El incidente se sumaría a los recientes acontecimientos que han ocurrido en los mares de Medio Oriente que han involucrado a Israel e Irán.

En febrero pasado un barco también de propiedad israelí resultó con daños tras una explosión presuntamente ejecutada por Irán, cerca de las costas de Omán.

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyau, acusó a Irán de estar detrás de ello, pero el régimen de Teherán negó estar en absoluto involucrado.

Asimismo, la ministra de Protección Ambiental de Israel, Gila Gamliel, acusó a inicios de mes a Irán de ser el responsable de un derrame de petróleo en el mar Mediterráneo que afectó en gran medida las costas israelíes.

No obstante, funcionarios de defensa de Israel han desestimado lo que Gamliel calificó como “terrorismo ambiental” y pusieron en duda que el incidente ambiental, considerado uno de los peores en la historia del país, tuviera un nexo directo con Irán.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí