avatar_default

Enlace Judío – Los extranjeros que estén vacunados o recuperados de COVID-19 con familiares de primer grado en Israel podrán desde el miércoles 7 de abril ingresar al país para visitarlos, anunció este martes su Autoridad de Población e Inmigración, de acuerdo con The Times of Israel.

Los visitantes pueden ingresar con sus parejas e hijos. Los ciudadanos israelíes o los residentes permanentes y sus respectivas familias cuyo “centro de vida” se encuentra en el extranjero también pueden venir a Israel para visitar a familiares de primer grado.

Los extranjeros que deseen ingresar a Israel deben presentar una solicitud formal a la Autoridad de Población e Inmigración y recibir la aprobación antes de su vuelo, de acuerdo con las directivas actualizadas del gobierno de Israel.

También deben mostrar una prueba de vacunación o recuperación de COVID-19 y una prueba de la relación familiar con las personas a las que visitarán.

Además, los viajeros deben hacerse una prueba de coronavirus dentro de las 72 horas posteriores a su llegada a Israel y una más luego de su llegada al país.

El ingreso de los extranjeros estará sujeto a la presentación de un seguro de gastos médicos válido que incluya una clausula que cubra COVID-19.

Tras su llegada al país los ciudadanos extranjeros deberán ingresar a una cuarentena obligatoria de acuerdo con las pautas del Ministerio de Salud de Israel.

Las aplicaciones de ciudadanos extranjeros que deseen ingresar al país con este fin deberán enviar su solicitud a la Autoridad de Población e Inmigraciónesta liga, o directamente a través de un consulado israelí en el país de origen, que se puede consultar en esta liga.

Antes de esta nueva política, a los extranjeros solo se les permitía viajar a Israel bajo específicas circunstancias, como recibir tratamiento médico esencial, asistir al funeral de un familiar de primer grado o por razones humanitarias, entre otras.

El cambio de política se produce en medio de una creciente frustración de los ciudadanos israelíes que son inmigrantes recién llegados al país, llamados Olim Jadashim.

El martes, un grupo de Olim protestó en frente a la Knéset, exigiendo una mejor supervisión del proceso de toma de decisiones del gobierno con respecto a a quién permite ingresar al país.

A los manifestantes se les pidió que se vistieran con atuendos de boda o que empujaran carritos de bebé vacíos, lo que representa los diversos eventos del ciclo de vida que estaban pasando por alto los miembros de su familia fuera de Israel.

La protesta fue organizada por miembros de un grupo de Facebook, Reunite Olim with Their Families.

El grupo fue creado para que los miembros puedan compartir información y se apoyen mutuamente mientras intentaban encontrar formas para que sus familiares los visitaran para eventos familiares.

A los ciudadanos extranjeros se les ha prohibido la entrada a Israel desde el inicio de la pandemia el año pasado.

A principios de este año, la entrada de israelíes también estaba muy restringida, ya que el gobierno ordenó el cierre casi completo del Aeropuerto Ben-Gurión, como precaución para evitar el ingreso al país de nuevas variantes de coronavirus.

Posteriormente, el gobierno alivió las restricciones al Aeropuerto Ben-Gurión antes de las elecciones del 23 de marzo.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí