avatar_default

Enlace Judío.- Un tratamiento innovador desarrollado por un equipo israelí podría ofrecer una cura contra el mieloma múltiple, un tipo de cáncer de sangre.

ROSSELLA TERCATIN

El mieloma múltiple es un tipo de cáncer relativamente común que se dirige a los glóbulos blancos que producen anticuerpos. Como resultado de la enfermedad, esas células comienzan a multiplicarse indefinidamente en la sangre y también pueden acumularse en los huesos, publicó The Jerusalem Post.

“Las causas de este cáncer no están claras, pero puede provocar lesiones óseas, anemia, insuficiencia renal y expone a los pacientes a infecciones, ya que su sistema inmunológico está debilitado”, dijo el profesor Cyrille Cohen, jefe del laboratorio de inmunoterapia en Universidad Bar-Ilan.

Actualmente, la enfermedad se considera tratable pero no curable, con una tasa de supervivencia de aproximadamente el 50% cinco años después del diagnóstico. El tratamiento de última generación se basa en la quimioterapia, un tipo de tratamiento que suele ser oneroso para el paciente.

Cohen y sus colegas, incluidos la profesora Polina Stepensky y el Dr. Moshe Gatt del Centro Médico de la Universidad de Hadassah, desarrollaron una alternativa de base biológica que tiene como objetivo “reprogramar” las propias células sanguíneas del paciente.

“Estamos reprogramando otro tipo de células del sistema inmunológico, llamadas ‘células T‘, para enseñarles a combatir el cáncer dentro de la sangre del paciente”, explicó Cohen.

“Extraemos un poco de sangre del paciente, separamos las células T y en el laboratorio agregamos una nueva molécula que les permite reconocer las células cancerosas”, agregó. “La molécula se llama CAR, que significa ‘receptor de antígeno quimérico'”.

Para agregar la molécula a las células, los investigadores utilizan un virus modificado inocuo, que luego se inocula en las células T del paciente.

“Cuando vemos que las células T comienzan a producir la proteína relevante, las inyectamos nuevamente en el paciente”, explicó Cohen. “Por lo tanto, es el propio sistema inmunológico del paciente el que comienza a combatir el cáncer, en lugar de un elemento externo. Además, esto puede denominarse una “droga viva”. Es suficiente inyectar las células T una vez, y luego siguen multiplicándose y funcionando por sí mismas”.

El equipo ha estado trabajando en el tratamiento durante aproximadamente dos años con el apoyo de la Fundación Adelis.

“La molécula se desarrolló en Israel, y toda la tecnología de modificación genética de las células se está llevando a cabo localmente, lo que creo que es bastante único para este tipo de tratamiento”, señaló Cohen.

En el laboratorio, los científicos pudieron curar entre el 80% y el 100% de los ratones utilizando esta novedosa estrategia terapéutica.

El tratamiento se encuentra actualmente en un ensayo clínico de fase I en Hadassah y ya se ha administrado con éxito a algunos pacientes.

“Esperamos poder lograr una tasa de éxito similar a la que logramos con los ratones”, enfatizó Cohen.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí