Enlace Judío – Los líderes de los partidos de derecha estarían impulsando la idea de una elección directa para primer ministro con el fin de resolver la crisis política de Israel y evitar con ello un posible gobierno liderado por Yair Lapid de Yesh Atid.

La propuesta habría sido planteada por el presidente del partido Shas, Aryeh Deri, y entregada al primer ministro Benjamín Netanyahu durante el fin de semana por el jefe de Yamina, Naftali Bennett, reportó el Canal 12 este domingo.

De acuerdo con la cadena, Netanyahu estaría convencido de respaldar la idea.

La propuesta implicaría llevar a a cabo una elección especial para que los israelíes elijan al próximo primer ministro, lo que evitaría nuevas elecciones para la Knéset, después de la votación celebrada el mes pasado.

Si bien una elección directa para primer ministro determinaría automáticamente al nuevo mandatario, no cambiaría los números en la Knéset, y el ganador aún tendría que formar una coalición con los mismos partidos elegidos en marzo.

Netanyahu ha surgido constantemente en las encuestas como el candidato más calificado para el puesto de primer ministro, a pesar de que sus números están muy por debajo del 50%.

Según el Canal 12, Netanyahu espera que con el apoyo de Bennett a la iniciativa tenga una mayoría para aprobarla en la Knéset e incluso estaría presionando para que se presente en el parlamento esta semana.

Los partidos que han respaldado a Netanyahu ocupan 52 escaños. Con el apoyo de Yamina, el proyecto de ley tendría 59 diputados votando a favor, todavía sin una mayoría en la Knéset de 120 escaños.

Israel experimentó brevemente elecciones directas para primer ministro en la década de 1990: la primera elección de Netanyahu para el cargo de primer ministro, cuando derrotó a Shimón Peres en 1996, fue también la primera elección directa de Israel para primer ministro.

Sin embargo, el país volvió a votar solo por los partidos cinco años después, en vista de que fue demasiado difícil formar una coalición basada en los resultados de las elecciones directas para el cargo de primer ministro.

La última vez que se llevaron a cabo elecciones directas en Israel para el cargo de primer ministro fue en 2001.

La propuesta de elecciones directas probablemente enfrentaría un formidable desafío legal ante la Corte Suprema de Justicia de Israel, ya que implicaría reformas radicales por parte de un gobierno provisional.

En diciembre de 2019, tras la segunda votación inconclusa del año, Netanyahu dijo que apoyaría una propuesta de elecciones directas para primer ministro en un intento por evitar una tercera ronda de elecciones nacionales. Yamina, en ese momento, respaldó la propuesta.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío