avatar_default

Enlace Judío México e Israel / Aranza Gleason – Cuando se habla de pintores judíos inmediatamente uno piensa en Modigliani, Chagall y Pisarro, sin embargo, la participación de los judíos en el arte ha sido amplísima desde el siglo XIX que en Europa tuvieron acceso a las grandes academias. A continuación mostramos la obra de 5 pintores judíos que son tan conocidos y sin embargo, tuvieron gran impacto en su época. Artistas como Max Libermann, Jozef Israëls o Aleksander Gierymski fueron básicos para el desarrollo del arte en Europa, pues con su estilo trajeron innovaciones a los lugares donde vivían. Sin ellos la pintura de otros autores como Van Gog no se entiende, mientras que Openheim y Kaufmann son básicos para el desarrollo de un arte propiamente judío. Cada pintor tiene un estilo propio y una trayectoria, a continuación mostramos algunas de sus pinturas más conocidas.

Moritz Daniel Openheim (1800 – 1882)

Nació en Hanau Alemania y estudió pintura en la Academia de Artes de Munich. Fue aprendiz de grandes pintores como Jean-Baptiste Regnault y compañero de Overbeck. Muchos lo consideran el primer pintor judío que destacó en el mundo moderno, pues fue de los primeros en retratar la vida judía y las tradiciones en un lienzo. Fue muy conocido en su época, figuras como Goethe y el duque de Weimar reconocieron su talento y lo nombraron profesor. Los temas que escogía eran bastante diversos: pasó un tiempo en el gueto judío de Roma, mientras vivió en esa ciudad y retrató las imágenes que veía. También tiene temas bíblicos y pinturas que reflejan la vida alemana y fue contratado por familias importantes del momento para hacer sus retratos, entre ellas la dinastía Rothschild, la casa de los Mendelssohn y algunos duques. Fueron estos retratos quienes lo hicieron verdaderamente famoso. Entre sus pinturas más conocidas se encuentran David tocando ante Saúl, El regreso del voluntario judío  y el retrato que hizo de Ludwig Börne, los cuales se muestran a continuación.

David tocando ante Saul. Pintor judío OpenheimEl regreso del voluntario judío. Pintor judío OpenheimRetrato Ludwig Börne. Pintor judío OppenheimBendición del rabino. Pintor judío Openheim

Jozef Israëls (1824 – 1911)

Fue uno de los pintores más importantes de la escuela de La Haya, y el artista holandés más conocido en su época; su obra influyó e inspiró profundamente a Van Gog. Estudió en Amsterdam y Paris en las mejores academias del momento y viajó a Alemania para estudiar a los artistas románticos. Aunque tuvo una formación enfocada hacia la pintura histórica, Israëls prefirió pintar escenas de la vida cotidiana. Sus primeras obras conocidas fueron aquellas que hizo en una aldea de pescadores donde retrata a los hombres en los botes o con las redes, más adelante pintaría interiores de casas con familias y algunas obras de tradiciones judías. Sus pinturas son muy bellas trasmiten un ambiente a la vez sobrio y hogareño. Los críticos de arte hablan sobre la maestría con la que maneja el claro oscuro.

Boda judía. Pintor judío Jozef Isräel Pequeña costurera. Pintor judío Isräel

Isidor Kaufmann (1853 – 1921)

La carrera de Kaufmann como pintor empezó tarde pues sus padres querían que persiguiera una carrera comercial. A los 23 años fue rechazado de varias academias y decidió perseguir su pasión por su cuenta acercándose como aprendiz a distintos maestros. Hoy sus obras se exponen en varios museos y es un artista húngaro ampliamente conocido. Ha sido de los pocos pintores que se han dedicado a retratar la forma de vida jasídica en Polonia y ése fue siempre el tema primordial de sus pinturas, aunque también tenga obras reconocidas con otros temas. Entre sus obras más apreciadas se encuentran La visita del rabino, El jugador de ajedrez y El escéptico. Sin embargo, sus retratos igualmente han adquirido amplia fama. Fue la inspiración y maestro de otros pintores judíos que también quisieron retratar ambientes tradicionales como Lazar Kestrin.

El jugador de ajedrez. Pintor judío Isidor Kaufman

Max Libermann (1847 – 1935)

Es conocido como el principal exponente del impresionismo en Alemania y Europa del Este. Aparte de pintor también fue un coleccionista reconocido. Durante su vida tuvo amplio reconocimiento y honor, dirigió la Academia de Artes de Prusia, el movimiento de secesión en Alemania y fue honrado con numerosas exposiciones en el mundo, se le dieron medallas y se le llamó ciudadano honorario de Berlín. Sin embargo, le tocó presenciar el ascenso de Hitler al poder y sufrir el rechazo de la gente por su origen judío. Tras su muerte y la de su esposa, su colección de arte fue confiscada por los nazis y muchas de las obras se perdieron para siempre. Fue un hombre que contribuyó fuertemente al movimeinto artístico de Europa.

Su estilo es marcadamente naturalista, recibió mucha influencia de pintores impresionistas y disfrutaba enormemente experimentar con luz y colores. En cuanto a los temas que escogía son muy variados, sus obras incluyen paisajes, escenas de la vida burguesa, del campo, de talleres y escenas familiares; también obtuvo amplio reconocimiento por sus retratos.

Autorretrato de pintor judío Max Libermann

Aleksander Gierymski (1850 – 1901)

Fue uno de los representantes del realismo más aclamado en Polonia. Se le reconoce como de los primeros que empezó a experimentar con la luz y los colores en la pintura polaca. Estudió en academias renombradas de Munich y Roma. Sin embargo, desarrollo su arte en Varsovia, ciudad de la que era natal. De su obra se le reconoce el uso de la luz, la fidelidad de los retratos y el carácter duro de sus pinturas. Entre sus piezas más reconocidas se encuentran Judía con naranjas, El ataúd de los campesinos, La fiesta de las trompetas y La noche en el Louvre.

Noche en el Louvre de pintor judío Aleksander Gierymski

 

avatar_default

Aranza Gleason se define a sí misma como una judía en el exilio. Nació con una raíz divida como su poeta favorita; busca y ama al judaísmo, pero como a los personajes que lee, éste, también se le escapa de las manos como el agua. Para hablar de Torá y mitzvot se basa en textos de rabinos ortodoxos, experiencias personales y clases a las que asistió. En cambio, para hablar de historia y cultura judaica trata de observar todo lo que hay; desde lo más hereje hasta lo más sagrado. Sabe que judaísmo encuentra en todos los rincones de la Tierra y se vive con todos los colores de la luz. Cuando escribe busca compartir y busca encontrarse. Espera profundamente que sus textos sirvan para que una persona descubra algo que le era desconocido y lo disfrute.

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí