domingo 25 de febrero de 2024

Histórica y crucial audiencia de reforma hoy en la Corte Suprema de Israel

Los israelíes se preparan para un día tenso el martes, ya que los 15 magistrados de la Corte Suprema se reúnen en Jerusalén para una audiencia de alto riesgo a fin de considerar peticiones contra la ley de razonabilidad contenciosa que limita el poder del tribunal superior para ejercer una revisión judicial sobre las decisiones y nombramientos gubernamentales, informó The Times of Israel.

La audiencia del martes, parte de un choque sin precedentes entre el tribunal y el gobierno del primer ministro Benjamín Netanyahu sobre su planeada reforma del poder judicial, programada para comenzar a las 9 a.m. y que probablemente se extenderá hasta bien entrada la tarde. No se espera ningún fallo hasta dentro de varias semanas o posiblemente meses, pero la sesión será seguida de cerca en Israel, y las preguntas de los jueces ofrecerán una pista de hacia qué dirección podrían estar inclinándose.

La crucial audiencia se produce después de más de nueve meses de protestas masivas y sostenidas de feroz oposición al intento de la coalición de Netanyahu de reformar radicalmente el poder judicial de Israel, comenzando con la aprobación de la ley de razonabilidad, que el gobierno impulsó en la Knéset en julio.

La divisiva ley cancela la capacidad del tribunal para bloquear acciones y nombramientos gubernamentales utilizando el concepto legal de razonabilidad. Significativamente, la ley es una enmienda a una de las Leyes Básicas cuasi constitucionales de Israel y los defensores de la legislación argumentan que el tribunal no tiene derecho de revisión judicial sobre tales leyes.

Los peticionarios, una serie de organizaciones de vigilancia gubernamental y de la sociedad civil, argumentan que la enmienda de la Ley Básica daña gravemente la democracia de Israel.

Las tensiones políticas han estallado antes de la audiencia judicial, en la que, por primera vez, el panel completo de 15 jueces escuchará las peticiones. Según los informes, la justicia recibió protección adicional en medio de temores de disturbios y protestas.

Protestas contra los planes del gobierno del primer ministro Benjamin Netanyahu de reformar el sistema judicial y en apoyo de la Corte Suprema, en Jerusalen, el 11 de septiembre de 2023. (AP/Ohad Zwigenberg)

Según informes, la policía de Israel aumentó la seguridad en base a información de inteligencia de que los manifestantes podrían intentar impedir que los jueces viajen a Jerusalén para la sesión del tribunal, dijo el lunes el canal de noticias 13. Algunos jueces pasaron la noche fuera de casa como medida de precaución ante las dificultades previstas para llegar el martes al edificio del Tribunal Supremo en la capital.

También habrá estrictas medidas de seguridad en el edificio del tribunal el martes como precaución contra posibles interrupciones, informó el Canal 13.

Según Canal 12, los partidarios de la reforma judicial planearon manifestarse frente a las casas de los jueces el martes por la mañana temprano.

La policía también se preparó para posibles manifestaciones espontáneas frente a la Corte Suprema y la residencia oficial del Primer Ministro en Jerusalén durante la audiencia.

Preocupa a las autoridades que se produzcan enfrentamientos entre manifestantes de bandos opuestos en la capital durante el transcurso del martes.

El lunes por la noche, miles de manifestantes se manifestaron contra los planes del gobierno en apoyo al sistema judicial frente a la Corte Suprema en Jerusalén.

El pasado jueves, miles de partidarios del gobierno de Benjamín Netanyahu se manifestaron frente a la Corte Suprema de Justicia en Jerusalén, alentando a la administración a aprobar sin demoras la reforma judicial.

El martes por la mañana, los dos principales canales de noticias de Israel comenzaron a transmitir en vivo la audiencia a las 6 a.m., si bien durante las primeras horas abordaron principalmente otras noticias.

El tribunal enfrenta una presión pública masiva para derogar la ley de razonabilidad y tiene un interés inherente en preservar sus poderes e independencia. Si lo hace, el gobierno de Netanyahu podría ignorar el fallo, preparando el terreno para una crisis constitucional sobre quién tiene la máxima autoridad.

Netanyahu y otros miembros de su gobierno no se han comprometido a respetar un fallo del Tribunal Superior contrario a la ley, y varios sugirieron que no lo harían, mientras que tres ministros dijeron el domingo que las decisiones del tribunal se deben respetar.

La ley es el único componente del programa de reforma judicial de la coalición aprobado por la Knéset hasta ahora. Prohíbe a los tribunales revisar la acción del gobierno utilizando el estándar judicial de razonabilidad, mediante el cual pueden invalidar una decisión por considerar que se tomó sin evaluar adecuadamente consideraciones clave o utilizando consideraciones inadecuadas.

Al igual que otras partes de la agenda radical, se ha enfrentado a una oposición masiva de grupos de protesta y partidos de oposición.

Quienes se oponen a la ley argumentan que podría socavar la independencia de los altos organismos encargados de hacer cumplir la ley, ya que sin el estándar de razonabilidad, será difícil impugnar los despidos arbitrarios de funcionarios.

Los partidarios de la reforma han argumentado que la ley es necesaria para impedir que el Tribunal Superior haga valer su propia visión del mundo sobre las decisiones y acciones gubernamentales, y respecto al despido de altos funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, dijeron que seguirá estando sujeto a otras herramientas del derecho administrativo.

Reproducción autorizada con la mención: ©EnlaceJudío

Relacionadas

Lo más leído
Lo más reciente
Obituarios

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. Política de privacidad